La Columna de Dante

Economía planificada

Reactivar y fortalecer la economía es el desafío más grande que enfrentamos este año y sin duda les digo que podemos lograrlo. Pero para hacerlo y atender efectivamente las necesidades de los venezolanos, debemos poner en práctica cuanto antes un conjunto de lineamientos y políticas que se basen en las enormes potencialidades de la economía nacional y enfrentar directamente las causas de los problemas que las están afectando. Así podremos desarrollarlas en plazos inmediatos.

Atendiendo el llamado presidencial a presentar propuestas para consolidar ese despegue económico que todos exigen hoy, hay varios elementos que queremos plantear a modo de aporte al trabajo que viene haciendo el Consejo Nacional de Economía Productiva, diseñando estrategias que permitirán apalancar el desarrollo e impulso del nuevo sistema económico -productivo y diversificado- que nuestros ciudadanos necesitan.

Nuestro modelo económico debe construirse sobre las bases del Socialismo del Siglo 21, no sobre las del capitalismo, del comunismo o del socialismo tradicional. Debemos construir nuestro propio modelo. Uno que cuente con la participación de las empresas públicas y privadas, de todas las organizaciones que representan los sectores productivos del país, incluyendo -y dándole especial participación- a las que están lideradas por el Poder Popular, y por supuesto, a las autoridades nacionales.

Es necesario crear una política de asignación selectiva de las divisas disponibles, priorizando los sectores de alimentos, medicinas y productos para la higiene personal; y que esta se estructure siguiendo un efectivo esquema de planificación. Una política dirigida a la inversión en materia prima, equipos e infraestructura para reimpulsar la producción, con el apoyo de las entidades financieras del Estado.

Por otra parte, en todo el sector laboral deben aplicarse las 3 R: revisión, rectificación y reimpulso. Se requieren tanto incentivos como normas claras para los trabajadores y empleadores. Las Inspectorías del Trabajo tienen que hacer todo a su alcance para garantizar la eficiencia del proceso productivo, haciendo hincapié en los mecanismos regulatorios y sancionatorios para ambas partes.

En las próximas columnas seguiremos presentando nuestras propuestas, pero desde ya les digo que en tiempos de crisis hace falta el apoyo y la unión de todo el pueblo. Somos fuertes y muy capaces. Tenemos todo para ganar la batalla económica. Un abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor