La Columna de Dante

Gerenciar para triunfar

Cuando analizamos las causas de muchas de las situaciones que enfrentamos hoy, encontramos un elemento que necesariamente debe ser analizado, comprendido y finalmente reforzado: la gerencia.

Comúnmente vemos cómo las máximas autoridades de las instituciones -alcaldes, gobernadores, ministros, viceministros, directores generales, presidentes de institutos- cometen el error de llenarse de tareas que los desvían del cumplimiento de su mayor responsabilidad que es gerenciar, dirigir, construir políticas, tomar decisiones.

Imagínense que Gustavo Dudamel, como director de la Orquesta Sinfónica, en vez de dirigir se ponga a tocar un instrumento. El director es tan importante como lo es cada uno de los músicos, pero cuando este descuida su responsabilidad para asumir otra se convierte en un mal director, dejando a la deriva al equipo musical.

La Real Academia Española define gerenciar como gestionar o administrar algo. Y de eso se trata, de ocuparse del funcionamiento de una empresa, actividad u organismo. Quienes estudian la gerencia como disciplina académica afirman que debe considerársele como un proceso, con varias funciones que pueden abordarse individualmente, aunque en la práctica deben ejecutarse simultáneamente: planear, organizar, dirigir, controlar y decidir las mejores acciones para lograr la máxima efectividad y la consecución del objetivo propuesto.

En la gerencia, y en la administración pública que es lo que nos atañe, hay dos premisas que deben tomarse en cuenta. Una es la determinación del propósito para el cual trabajamos y la otra es el liderazgo que requieren quienes ocupan cargos de gerencia.

Nosotros debemos hacer todo a nuestro alcance para atender y servir a nuestro pueblo para brindarle servicios de calidad, eficientes, transparentes y seguros. Para que puedan satisfacer sus necesidades, en los diferentes ámbitos, y alcanzar la mayor suma de felicidad. Ese es nuestro objetivo, nuestra meta y propósito.

En los organismos que conforman la administración pública necesitamos autoridades que gocen de liderazgo, definido como las habilidades gerenciales y políticas que un individuo debe tener para influir en la forma de ser de personas o grupos, haciendo que estos trabajen con entusiasmo para el logro de metas comunes. Este debe saber delegar y también tomar la iniciativa cuando sea necesario.

Venezuela tiene todo para triunfar. Formemos gerentes y líderes capaces. Juntos lo lograremos. Reciban un fuerte abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor