El truco monetario financiero de "la delincuencia comercial e industrial"

Empresarios: suben precios, congelan salarios, aumenta el salario el Gobierno. Suben precios y aumentan el salario el Gobierno, ellos disparan los precios

En verdad es un truco artificial, un truco económico, una truculencia de los capitalistas para enriquecerse aún más, ellos siempre aumentan los precios para aumentar sus ganancias, manteniendo contante el precio de la mano de obra, es decir el salario, pagando solamente el salario mínimo, ni más ni menos, creen que eso es lo justo, pueden ver aumentos generalizados de precios, y ellos sin mover un dedo para aumentar el salario, ni siquiera se inmutan, no siente escrúpulos que el trabajador padezcan de hambre, se quiebre su salud, diezme su fuerzas productivas, solo le interesa que produzca como sea. Cuando la situación llega a niveles críticos, niveles hiperinflacionarios, si fuera por él, los capitalistas seguirían haciendo lo mismo, exprimiendo a la masa obrera, es entonces que actúa el Estado, desbaratando ese truquito, al menos paliando, tratando de aumentar el poder adquisitivo, pero tan pronto el gobierno lo aumentan, perversamente vuelven aumentar el salario, diríamos que se resisten a bajar su "tasa de ganancia extraordinaria", ahora encontraron el medio idóneo, fijar los precios no en correspondencia los costos de producción y el gasto, sino como ajustarse al mercado, y esto es desgraciadamente, por culpa de las especulaciones del Dólar Cúcuta, del dólar today, quienes fijando los precios, pulverizan el salario.

El truco monetario financiero

Ese truquito financiero-monetario consiste en que "Los aumentos que el gobierno les hace a los trabajadores, con la finalidad de proteger el salario. Más allá de generar un alivio produce preocupación en el sector laboral ya que es un caldo de cultivo para que la delincuencia comercial e industrial acentué la guerra económica se ensañe contra el pueblo saliendo favorecido los grandes capos, …. Un aumento de salario es la excusa ideal para que la delincuencia comercial aumente sus ganancias a costa del consumidor, el aumento alegra al comerciante usurero porque cree que es el momento habitual para el remarcaje de los precios para todos sus productos en el andén. Nuestra realidad es tan rara y la impunidad es tan abrumadora que cuando suben los salarios nos sentimos más pobre" (1) y hasta más desamparados.

Así pues; si suben los precios esos cínicos empresarios, inmediatamente inducen a cierta parte de la población, culpar "al gobierno", indicando que "no controla nada, que hay falta de gobierno, no hay controles, faltan de fiscales honestos", que paren la especulación, ellos, señalan el robo descarado de las empresas capitalistas, de los industriales, de los comerciantes, hasta de los mismos pequeños comerciantes que tratan de seguir a sus competidores en franca complicidad mafiosas. ¿En qué quedamos, debemos tener más controles, más estado interviniendo la economía?, o bien; si aumentan el salario, pese a que de inmediato el capitalista vuelve aumentar los precios alegremente, entonces se piensa como Juan Veroes "…que vamos por mal camino en lo económico y que el gobierno no puede estar pensando con mentalidad de sindicalista que obtiene reivindicaciones para sus afiliados…" (2), que es mejor dejar las cosas como están, no hacer nada, dejar pasar, el liberalismo clásico.

Defender el salario frente a las arremetidas de los precios, de la hiperinflación no es rebajar la lucha al "economicismo", es decir, solo al plano "reinvidicativista" es simplemente defender la vida d ela familia del trabajador. ¿y qué hay del socialismo, de la solidaridad en las relaciones sociales, en lo económico, en lo político, en lo ecológico en todo el modo de vida en que la revolución bolivariana se ha desplegado a través de las Misiones?. Por otra parte; hay quienes niega "La intervención del Estado" en la economía asumiendo el paradigma de la economía liberal, socialdemócrata o populista, sin embargo omite el contexto histórico, las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, piensan que sus modelos teóricos están por encima del ordenamiento constitucional, de allí que cuestionan el más reciente aumento del Presidente de la República, Nicolás Maduro, el aumento del salario integral en 40%. A partir del 1 de noviembre, el salario mínimo nominal será 27.091 bolívares y el bono de alimentación aumenta a 63.720 bolívares. Ambos montos suman 90.811 bolívares.

Cuando vamos a cualquier sitio, el tema es "el aumento del salario", luego escuchamos voces de alarma, temores reales, otra vez, "aumentaron los precios", nadie escapa a este juego infernal, a este truco perverso y es que a cada aumento de salario, los empresarios aumentan más todavía los precios de manera desproporcionada, pulverizando los aumentos, castigando al gobierno, desacreditándolo, y al mismo tiempo, chantajeando al pueblo, de allí el miedo del pueblo, a los aumentos al salario, y esto ocurre sencillamente porque "los empresarios privados que tienen en sus manos el 78% de la Producción de los bienes de primera necesidad y son responsables del 80% de su distribución, fijan los precios de sus mercancías, tomando como referencia la cotización diaria del dólar en Cúcuta, también deberían fijar los salarios de sus trabajadores con el mismo criterio", (3) añade Juan Veroes. ¿Porque no lo hacen, aumentar el salario a la par de los precios con referencia a la cotización diaria del dólar en Cúcuta, del dólar paralelo, del dólar negro?. Sencillamente para sostener tasas extraordinarias de ganancias, por eso tenemos que romper el espinazo del capitalismo, el monopolio de la producción y la distribución.

¿De dónde vienen esos temores con respecto al aumento del salario? Sencillamente del mercado, de la conducta de los capitalistas. Por ejemplo; Asdrúbal Olivero señala "Venezuela vive una crisis económica severa y quienes se ven más afectados son los venezolanos, a causa de una fuerte caída en su poder de compra. Estimábamos que la caída promedio del poder adquisitivo de los venezolanos para 2016 sería de 9,4%, pero, al cierre del primer semestre del año, la caída de la capacidad de compra ya había alcanzado 27,2% (4). Porque cae más el poder de compra, el poder adquisitivo mientras que los precios siguen aumentando?. Esto es, a causa de que la magnitud en que aumenta los precios es superior a las veces que aumenta los salarios de allí que por mucho esfuerzo que haga el gobierno de Maduro, los empresarios capitalistas aniquilan el poder de compra, inculpando al gobierno cuando es realmente el empresario quien distorsiona los precios, tomando en cuenta el dólar en sus transacciones.

Baptista señala que "Han aumentado fuertemente el salario, pero ha sido para palear la inflación que, para el cierre de septiembre estimamos que era de 420% interanual. En otras palabras, el gobierno se ha visto en la necesidad de aumentar el salario para contrarrestar la subida de precios en el mercado venezolano" (5). ¿Usted se imagina, que los empresarios capitalista han acumulado una inflación interanual del 420%?. ¿A quien perjudica y a quién beneficia dichos aumentos?. No hay duda que quien fija los precios del mercado es la empresa privada, por tanto es responsable de la inflación, sin embargo; lamentablemente Asdrúbal Baptista señala "Venezuela no se encuentra en hiperinflación" (6), que me diría nada más y nada menos que ¡420%!, acumulado al cierra del mes de septiembre del 2016, una explosión de precios en el mercado, a la par de una recesión productiva, es decir de escasez de producción de bienes lo cual benéfica aún más a los negocios, especulando con los precios.

La incertidumbre de la tragedia del aumento del salario

Al igual que Veroes, Baptista señala que "Los aumentos salariales no resuelven el problema de fondo de un modelo económico agotado. Por el contrario, estos aumentos generan mayores presiones inflacionarias y convierten el salario en prácticamente nada…. impacto que éste tiene en los pequeños comercios. Hay comercios que no podrán palear el aumento salarial debido a la contracción en ventas, y por tanto tendrán que cerrar sus puertas. En conclusión, este aumento salarial puede cerrar empresas, aumentar el desempleo y generar mayor inflación. Urge que quienes deciden las políticas enfoquen sus esfuerzos en implementar políticas antinflacionarias." (7). ¿Cómo pueden cerrar empresas, si todo aumento salarial se lo cargan a los precios inmediatamente, y por el contrario abarata la mano de obra, aumenta las ganancias?

Y la productividad para disminuir costos y precios ¿cuando?

Nos replanteamos las cosas de otro modo; ¿Por qué los empresarios lejos de bajar los precios los aumentan, serán que no son productivos, no disminuyen los costos de producción, de las materia prima, del uso de equipos tecnológicos, uso de aplicaciones e innovaciones, de tecnificación de procesos, disminución de consumo de energía, en todo caso, porque los empresarios no aumenta la productividad del trabajo, del capital?. Si fuera así, no viviéramos con inflación, sabemos que la elevación de la productividad contribuye a la disminución de los costos, si es así debiera disminuir el precio, pero por el contrario aumentan, esto es causa de las perturbaciones del dólar, de la inflación importada, aparte de la especulación implícita.

Una política antinflacionaria debiera ser en el capitalismo venezolano, la de elevar "la productividad del capital" y no a expensa de la disminución del costo de la mano de obra, del congelamiento del salario, del freno a los aumentos de los mismos, por el contrario, el sostenimiento e incremento sucesivo del salario debiera aumentar la productividad del trabajo, siempre que el estado contribuya a elevar su calidad de vida, a sostener un salario suficiente, un poder adquisitivo que le permita mantenerse en el mercado y su familia, pero es dado las características rentista de las economía venezolana pasa por incentivar al capital, estimular su producción, dependiendo de las divisas en dólares y esto renueva el problema no resuelto del agotamiento del modelo rentista.

Sin embargo; si el gobierno no aumentara el salario, lo dejara a las fuerzas del mercado, los precios los consumirían, diezmarían la fuerza de trabajo, la empobrecerían, pero a despecho de los neoliberales, el gobierno de Maduro pese a que lo acusen de "reinvidicativista", al aumentar el salario está ejerciendo un deber constitucional como Presidente. Por ejemplo, "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales, según el artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). Además; según el artículo 111 de la LOTTT, se señala que el Ejecutivo Nacional podrá decretar los aumentos de salario y medidas que estime necesarios para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras" (8).

Asimismo; "En este contexto, nuestra Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, LOTTT, en su Art. 104, refiere que el salario es "la remuneración, provecho o ventaja, cualquiera fuere su denominación o método de cálculo, siempre que pueda evaluarse en moneda de curso legal que corresponda al trabajador o trabajadora por la prestación de su servicio y, entre otros, comprende comisiones, primas, gratificaciones, utilidades, sobresueldos, bono vacacional, recargos por días feriados, horas extraordinarias o trabajo nocturno, alimentación y vivienda (..)" (9). ¿Si no fuera así, el aumento del salario que pasaría? "(….) el alto margen de ganancia, más del 200% y hasta 1000%, por parte de comerciantes inescrupulosos que conciben las necesidades básicas como mercancía", (10), empobrecerían a la clase trabajadora.

Cuando serán culpa de los empresarios, el aumento de los precios, de la especulación, de los distribuidores, de los productores, de los bachaqueros, de los contrabandistas, en una palabra, cuando la hiperinflación será asumida por quienes tienen en sus manos el control de la producción y la distribución de los bienes del mercado? Veroes se pregunta: ¿Hay alguna racionalidad que justifique tan desiguales ingresos, cuando la cotización de nuestra moneda oficial, no llega a los Bs. 700 por dólar y el peso colombiano cotiza la compra en 2.650 pesos por un dólar. ¿No está allí la singular inflación que convierte en sal y agua todos los aumentos salariales que ha hecho y en futuro haga el gobierno venezolano? (11).

No hay racionalidad económica, el sistema capitalista y su mecanismo de asignación de precios y salarios son desproporcionados, no hay equilibrio entre oferta y demanda, verbigracia, siempre la demanda es mayor, es creciente, está frenada, mientras que la producción es frenada la oferta, o en su defecto los excedentes son exportados, hacia otros mercados, son drenados al mercado negro, procurando la realización del producto al más alto precio ¿Pero cómo se propone hoy cumplir dicha meta?, Veroes cree que "no es que estemos restando importancia al esfuerzo que hace El Gobierno Venezolano, aumentando los ingresos de la clase trabajadora y llevando el salario mínimo a casi Bs. 80.000 al mes, pero eso es tan insignificante, ante la tragedia inflacionaria que hemos estado viviendo durante los últimos dos años, que pensamos que eso más bien agrava las condiciones económicas paupérrimas de los que sólo vivimos de un salario o una pensión" (12). ¿Debemos o no aumentar el salario, será una tragedia inflacionaria fatal?.

La economía paralela, más productiva

La respuesta que da Veroes es "Es haciendo, lo que hizo Chávez con Las Misiones, como vamos a construir una nueva economía paralela, más eficiente que la de ellos, más productiva, más incluyente, más solidaria; la cual dará al traste con la ya vieja economía capitalista que está sufriendo una de sus crisis cíclicas" (13), el asunto es que Chávez creo las bases para el desarrollo de una "economía productiva" la cual no se le hizo seguimiento y control, no se evaluaron las empresas, no se monitorearon debidamente, requerían un gerencia de nuevo tipo, una gerencia con criterio socialista, con participación de los trabajadores, vigilancia de la misma, control obrero, contraloría social, las empresas del estado son empresas del pueblo, por eso el resultado esperado no fue más socialismo, sino distorsiones que llevaron al traste con las empresas expropiadas.

Las relaciones socialistas en estas empresas no se sembraron, mal podríamos hablar de socialismo, por eso se nos acusa de "fracaso del socialismo", y es la verdad, necesitamos el control del pueblo, el control económico y político del pueblo, asumir la producción social conjuntamente con el Estado, aplicarse a sentar las bases de la primera premisa de la existencia humana, la producción de los medios indispensable de vida, a valorar el papel del trabajo productivo, del trabajo social, cooperativo y asociativo, puesto que sin comer, sin salud, sin vivienda, sin vestido, sin suplir las necesidades, no es viable ni la existencia humana ni la existencia social, en pocas palabras no es factible el desarrollo.

Levantando el vuelo del aguila

Más que el aumento del salario, de lo que se trata es de crear "condiciones sociales de vida", y las Misiones contribuyeron a ello, puesto que, bien lo explica César Alejandro González Castellano, que "Lo estamos viviendo con gran crudeza. Al pueblo llano le es difícil convencerlo del "socialismo del siglo XXI" o del capitalismo, de las IV o V repúblicas, mientras siga haciendo colas para comprar "lo que se consiga", mientras no encuentre medicinas o siga muriendo a manos de la delincuencia, independientemente de la forma que adquiera el problema: acaparamiento, especulación, falta programada de producción, contrabando, delincuencia. Es una de las razones esenciales de la derrota electoral. A la oposición sólo le bastó sistematizar mediáticamente esa realidad para alcanzar su objetivo electoral; no fue necesario que hiciera campaña (14).

Ahora bien esa "economía paralela", no debe ser sustenta en "el rentísmo socialista", en la redistribución de la renta, en las reformas socialdemócratas ni en el populismo, sino en crear de verdad las bases materiales de la economía socialista, el trabajo socialista, y esto se logra con las comunidades, con las comunas, donde los trabajadores se organicen, ya sea en empresas de servicios, industriales, incluso en agricultura urbana entre otras formas de trabajo productivo. Debemos apuntar más que al aumento del salario y su defensa, a organizar "El núcleo de todo ese nuevo proceso político creador está en las comunas, en los consejos comunales, en los consejos de trabajadores de las industrias y del campo, en los consejos estudiantiles, en fin en la nueva estructura política de base que se ha venido configurando, pero que aún no ha desarrollado todo su potencial creador y transformador" (15).

Todavía el socialismo del siglo XXI no ha desplegado sus alas, su vuelo de águila, eso solo será posible si y solo si, se discuta "la problemática de los trabajadores donde se concluya en definitiva la verdadera defensa de la seguridad social del sector laboral, donde de una vez por toda se le dé un parao a esa endemoniada guerra económica, que la propuesta de la fuerza obrera, productiva, explotada participe como medio de producción para que no siga pagando los platos rotos la familia de este sector" (16).

Fuentes consultadas:

1.- Rivero, Denis "¡Ese aumento de salario es una fantasía tropical!", Aporrea, , 29/10/2016

2.-Veores, Juan "El salario mínimo actual en Venezuela no debe ser menor a los 300 mil", Aporrea, 29/10/2016

3.-Idem.

4.-Entrevista: ¿Qué pasará ahora? Asdrúbal Oliveros analiza el impacto económico que tendrá el aumento de salario, #MonitorProDaVinci, 28 de octubre, 2016.

5.-Idem.

6.- Ídem.

7.-Idem.

8.-Equipo de prensa de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), "JUSTICIA Y CONSTITUCIÓN: Salario suficiente es un derecho constitucional", Ago 22, 2016

9.-Idem.

10.-Idem.

11.- Veores, Juan. Ob. Cit.

12.-Idem.

13.-Idem.

14.-González castellano, Cesar A. "¿Y en todo este peo dónde está el socialismo y el partido revolucionario?" Aporrea, 29/10/2016

15.- Equipo de prensa de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM). Ob. Cit.

16.- Rivero Denis, Ob. Cit.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a236395.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO