El salario mínimo actual en Venezuela no debe ser menor a los 300 mil

Esto es muy fácil de explicar: Si los empresarios privados que tienen en sus manos el 78% de la Producción de los bienes de primera necesidad y son responsables del 80% de su distribución, fijan los precios de sus mercancías, tomando como referencia la cotización diaria del dólar en Cúcuta, también deberían fijar los salarios de sus trabajadores con el mismo criterio.

¿Hay alguna racionalidad que justifique tan desiguales ingresos, cuando la cotización de nuestra moneda oficial, no llega a los Bs. 700 por dólar y el peso colombiano cotiza la compra en 2.650 pesos por un dólar. ¿No está allí la singular inflación que convierte en sal y agua todos los aumentos salariales que ha hecho y en futuro haga el gobierno venezolano?.

SI LOS EMPRESARIOS VENEZOLANOS PAGARAN BS. 300.000 DE SALARIO MINIMOS A SUS TRABAJADORES, TODAVIA OBTENDRIAN MAS GANANCIAS QUE LOS EMPRESARIOS COLOMBIANOS QUE PAGAN $ 644.350.

Dolar en Colombia

Un trabajador colombiano necesita 2.650,00 pesos para comprar un dólar y el venezolano (en el mercado paralelo o negro como les gusta llamarlo a algunos), sólo tendría que pagar un máximo de Bs. 1.400,00-

Si sabemos que en Cúcuta casi se produce la paridad: PESO/BOLIVAR y un trabajador colombiano tiene un salario mínimo de 644.300 pesos; el salario mínimo del trabajador venezolano debería estar en el orden de los Bs. 300.000 y aun así ganaríamos menos que los colombianos al momento de intercambiar monedas para comprar y vender con el vecino país.

Efectivo: Compra: 1,70 Peso$/Bs – Venta: 1,93 Peso$/Bs

¿Cuáles serían las razones por las cuales el cambio oficial del bolívar fuerte es de 297.06 pesos por un bolívar , se transforme en Cúcuta de 1,70 pesos por un bolívar?

(Si el venezolano va a la frontera colombiana y hace un cambio de su salario mínimo por pesos colombianos, hoy recibiría $56.440 (menos del 10% del salario mínimo colombiano equivalente a $644.350).

¿Cómo se explica que con su salario mínimo de un día, un trabajador colombiano pueda adquirir $8 DÓLARES y el venezolano solamente pueda adquirir $1,4 DOLARES? . Todavía subiéndoles el salario mínimo a Bs. 300.000, no llegaría el venezolano a poder comprar sino $ 7 DOLARES con el valor de un día de salario. (Divida Bs. 10.000 entre Bs. 1.400).

No es que estemos restando importancia al esfuerzo que hace El Gobierno Venezolano, aumentando los ingresos de la clase trabajadora y llevando el salario mínimo a casi Bs. 80.000 al mes, pero eso es tan insignificante, ante la tragedia inflacionaria que hemos estado viviendo durante los últimos dos años, que pensamos que eso más bien agrava las condiciones económicas paupérrimas de los que sólo vivimos de un salario o una pensión.

Pienso, luego existo o existo, luego pienso. Me voy por la segunda: EXISTO, LUEGO PIENSO y esta situación me hace pensar que vamos por mal camino en lo económico y que el gobierno no puede estar pensando con mentalidad de sindicalista que obtiene reivindicaciones para sus afiliados. Al Capitalismo se le ataca en la raíz o se le deja tranquilo funcionando con su lógica de maximizar sus ganancias con la mínima inversión. El Capitalismo no sabe lo que es la Justicia, ni la equidad y odia todo lo que huela a igualdad. No es dándole concesiones y dialogando con ellos como vamos a salir de esta crisis estructural.

Es haciendo, lo que hizo Chávez con Las Misiones, como vamos a construir una nueva economía paralela, más eficiente que la de ellos, más productiva, más incluyente, más solidaria; la cual dará al traste con la ya vieja economía capitalista que está sufriendo una de sus crisis cíclicas.

Los primeros pasos ya están dados con los 15 motores productivos y los CLAPS, sólo hace falta que todo el Estado Venezolano (dije todo) se dedique en cuerpo y en alma a trabajar por erradicar el rentismo petrolero exportador de crudos y se fije la meta en 5 años, de no exportar ni un barril de petróleo, ni un gramo de mineral, sin que antes no haya pasado por (por lo menos uno) un proceso de elaboración por parte de nuestros trabajadores. No es sencillo, ni fácil, pero no es imposible. Otros países lo hacen y lo han logrado con el aporte de sus pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4193 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: