Ante la propuesta de Maduro. Contra la Guerra Económica y por la Soberanía Alimentaria

Plan nacional campesino de producción y distribución e intercambio de alimentos 2018-2019

Aportes para el debate.

El Presidente Maduro el 9 de Abril del presente año, reactivó la guerra contra el latifundio en Venezuela, para procurar incrementar la producción para garantizar la alimentación de nuestro pueblo, en medio de una atroz guerra económica sin precedente alguno en la historia del país.

En torno a ello, el portal de Aporrea informa: "Este 18 de abril llegaremos a 6 millones de hectáreas entregadas legalmente con su certificado a lo largo y ancho del país (...) la tierra comenzó a legalizarse con la llegada de la Revolución Bolivariana",

Igualmente Aporrea Informa "El jefe de estado, de igual forma convocó para el venidero 25 de abril a una reunión de alto nivel con el Estado Mayor del Movimiento de Campesinos, y les pidió que le llevasen una propuesta de Plan Nacional Agrícola para precisar qué rubros se están sembrando en el país, cuáles se van a sembrar en las hectáreas entregadas, las necesidades del sector, para proceder a realizar la entrega de los recursos en bolívares y petros para poner a trabajar las 6 millones de hectáreas en el marco del Plan Productivo y así potenciar la producción agrícola nacional"

En este orden de ideas, con el ánimo de plantear propuestas a la iniciativa del Presidente, proponemos para el debate. la construcción del PLAN NACIONAL CAMPESINO DE PRODUCCION Y DISTRIBUCION E INTERCAMBIO DE ALIMENTOS 2018-2019, el cual tendrá la particularidad que se desarrollará en plena guerra económica la cual azota día a día a nuestro pueblo, al aumentar constantemente y astronómicamente, los precios de los alimentos.

Esta circunstancia debe ser tomada en cuenta, sin embargo, partimos de la premisa que, lo urgente no descuide lo necesario, razón por la cual exponemos algunos elementos estructurantes que deben ser tomadas en cuenta en la implementación y desarrollo del Plan .Veamos:

PREMISAS FUNDAMENTALES DEL PLAN

-El reconocimiento a la clase campesina, como fuerza productiva fundamental en la producción de alimentos en el país. Los campesinos y campesinas, a través de su trabajo y esfuerzo y su relacionamiento con el medio de producción tierra, independientemente de su relación económica con ella (tierra propia, arrendada, colono, aparcero, entre otros), son quienes producen los alimentos para la vida y para la sociedad.

- La propiedad privada capitalista en el campo domina el 80% del proceso de producción y distribución alimentos en el país. En razón de ello, como tarea central de la revolución es imperativo cambiar la actual correlación de propiedad en el campo venezolano para minimizar la privada capitalista y aumentar la propiedad social, estatal, comunal, entre otras formas pro-socialistas. Mientras no volteemos esa correlación, la "sacrosanta" propiedad privada del burgués en el campo, explotador y parasito, nos seguirá sometiendo a sus designios.

-Es la agricultura campesina, familiar guiados por principios agroecológicos en perfecta armonía producción-naturaleza, respetuoso de los acervos culturales y alimentarios de los pueblos y con el fin de satisfacer necesidades reales humanas y no demandas del agronegocio , la garante de la alimentación para nuestro pueblo .Debemos desmontar la falsa creencia o mito fortalecida por los medios de comunicación y otros poderes facticos, interesados en promover y vender la idea de que la agricultura corporativa, la agricultura de las transnacionales, el agronegocio de los terratenientes, es la vía para garantizar la alimentación a la población

- El campesinado definitivamente debe empoderarse de todas las fases del proceso productivo tales como producción (siembra -cosecha), distribución e intercambio-transformación y procesamiento-abastecimiento -consumo y dejar de ser solo un proveedor de materia prima (alimento) para la agroindustria privada, como actualmente sucede.

-Impulsar la Ley de Semillas Popular aprobada en 2015, en todo el ámbito nacional, como instrumento para la soberanía alimentaria al proteger, conservar y desarrollar las semillas autóctonas campesinas, afrodescendiente e indígenas, como herencia cultural y de resistencia de nuestros pueblos

-Fortalecer experiencias que procuran la sostenibilidad de proyectos productivos agrícolas tales como: banco de semillas autóctonas, banco de abonos orgánicos, centro de elaboración de insumos biológicos, finca de semillas para alimentación animal, entre otros, que contribuyan a establecer sistemas de producción agroecológica

-Potenciar tradiciones y costumbres productivas –alimentarias heredadas de nuestros ancestros, de nuestros abuelos y abuelas, presentes en las comunidades del país, (Cayapa, convite, mano vuelta, trueque) como expresión clara que la producción y consumo de alimentos no es solo un hecho económico, sino eminentemente cultural, basados en principios de solidaridad, complementariedad y hermandad.

-Reconocimiento y valoración a todas las formas de producción campesina –familiar y las diferentes economías de escala que ella genera, como elemento necesario para el combate a la guerra económica y construcción de soberanía alimentaria (Conuco, patios productivos, tierras familiares independientes, tierras rescatadas de latifundio, fundos zamoranos, etc.)

-Establecimiento de Red Campesina de Producción y Distribución e Intercambio de alimentos, que permita garantizar la provisión de alimentos tanto de origen animal y vegetal ( cereales, leguminosas, raíces y tubérculos, bovino, porcino, caprino, etc. ), en las localidades y territorios donde está asentado el hecho productivo, atendiendo a las necesidades, realidades y costumbres culturales de su población (desarrollo endógeno, punto y circulo) .Esto a la par de establecer la vinculación campo –ciudad que permita la distribución e intercambio y consumo de alimentos a todo nivel territorial de esta Red Campesina.

- El Plan Nacional Campesino de Producción y Distribución e Intercambio de alimentos 2018-2019, debe construirse con campesinos y campesinas, con sus realidades, con sus esperanzas, con sus sueños, no con voceros asesores ni planificadores de oficina. Para ello, en dicha construcción deben participar todas las expresiones campesinas desde sus bases productivas, sin exclusión de ningún tipo. El veguero, el conuquero, el campesino en tierras rescatadas del latifundio, la familia campesina productora, deben tener espacios para exponer sus planteamientos y construir el Plan en colectivo.

-Consolidar alianza estratégica entre el Estado y Movimiento Campesino que permita potenciar al pequeño y mediano productor, fortaleciendo los planes de financiamiento, apoyo en insumos, en maquinarias y transporte, detectando y resolviendo los cuellos de botella en el proceso productivo y todo el acompañamiento necesario por parte del Estado a la dinámica productiva y la defensa y seguridad territorial en donde se asientan las familias campesinas

-Creacion de Escuelas de Producción y Saber Campesino, donde se reconozca y se valore la vigencia del Maestro(a) Pueblo, que permita la transmisión a las nuevas generaciones y colectivo en general, de todos los saberes, conocimientos, cultura y cosmovisión productiva, que históricamente hemos acumulado como pueblo campesino para enfrentar y vencer las actuales amenazas de quienes utilizan los alimentos como arma de dominación.

En razón de ello, sugerimos el siguiente Plan de Acción, con las características de un Plan de Contingencia, debido a la Guerra Económica:

- Decisión colectiva e integrada entre Gobierno y Movimiento Campesino, para definir tenencia y uso de tierras, rubros a producir, en las nuevas 44.000 Has que la Revolución Bolivariana rescatará del latifundio y entregará a los campesinos y campesinas de Venezuela.

- Realizar Inventario y Diagnostico situacional de las 6 millones de Has de tierras entregadas por la Revolución a campesinos y campesinas, en todo el territorio nacional. Debe ser abordado todo espacio o experiencia productivo agrícola (agricultura campesina, familiar, comunal, indígena, agricultura urbana, periurbana, entre otros), identificando su situación actual, logros y avances y señalando sus objetivos y metas productivas 2018-2019. Esto permitirá sistematizar indicadores o estimados de producción de los rubros a desarrollar en cada experiencia agroproductiva y permitirá identificar necesidades a ser atendidas ,además de la construcción de un Plan único integrado y vinculado desde su elaboración y sujeto al control y seguimiento de sus participantes.

- Convocar a Encuentros Nacionales, Regionales y Locales a todas estas expresiones productivas agrícolas diagnosticadas e inventariadas, para la construcción y puesta en marcha del Plan Nacional Campesino de Producción y Distribución e Intercambio de Alimentos 2018-2019, incorporando Instituciones del Gobierno Revolucionario (Ministerios, Alcaldías, Gobernaciones) , encuentros que permitirán realizar un balance de logros y avances, errores, desaciertos cometidos, reflexiones del camino recorrido y la planificación en conjunto de nuevas luchas.

-Entre las organizaciones a convocar estarían:

Comunas y Consejos Comunales (con alguna experiencia agroproductiva en desarrollo o por desarrollar)

-Fundos Zamoranos

-Consejos Campesinos o Agrarios

-Cooperativas campesinas

-REPLAS

-UPSAS

-Asociaciones Campesinas

-Cualquier otra expresión campesina o comunal que exista, individual o colectiva, con alguna experiencia agroproductiva en desarrollo, que desee participar.

Entre algunas Propuestas que podrían ser incorporadas al Plan, planteamos las siguientes, la gran mayoría sustentadas en el Plan de la Patria 2013-2019:

-Fortalecer los programas de mantenimiento y construcción de vialidad y electrificación rural, con la creación de brigadas y unidades de mecanización vial por parte de la Milicia Nacional Bolivariana, los Consejos Comunales y Campesinos, organizaciones y colectivos campesinos e instituciones del Estado

-Incrementar la producción y protección nacional de las semillas de rubros estratégicos, a fin de satisfacer los requerimientos de los planes nacionales de siembra para consumo, protegiendo a la población del cultivo y consumo de productos transgénicos y otros perjudiciales a la salud.

-Destinar las tierras rescatadas prioritariamente a la producción de semillas de acuerdo con sus respectivas características climáticas, considerando las técnicas tradicionales y costumbres de cultivo de la región

- Crear, culminar y consolidar fábricas de plantas y máquinas para el procesamiento agroindustrial (tractores, cosechadoras), centros genéticos de producción pecuaria y acuícolas, entre otros.

-Establecer redes de transporte comunal, financiadas y administradas por el Estado, con el fin de minimizar costos al productor en el traslado de insumos y cosecha

-Consolidar las redes de producción y distribución de productos de consumo directo y del sistema de procesamiento agroindustrial bajo empoderamiento del sector campesino

- Crear centros de acopio y redes de distribución comunal, y fortalecer los mercados comunales para garantizar la venta a precio justo de alimentos sin intermediarios.

-Establecer una red nacional de centros de distribución de hortalizas y frutales con sus respectivas redes de transporte, bajo empoderamiento del sector campesino

-Fortalecer el sistema de transporte de carga que facilite el flujo desde los centros de producción a los centros de acopio y distribución

-Fortalecer el sistema de distribución directa de los insumos y productos, atacando la especulación propia del capitalismo, para garantizar la satisfacción de las necesidades del pueblo

- Generar y fortalecer las cadenas de distribución, estatales, comunales y mixtas que representen alternativas en la distribución y ahorro directo a la población de los productos intermedios y de consumo final.

- Propiciar sistemas de transporte y distribución que tiendan al flujo de mercancías directo desde las unidades de producción al consumidor, centros de acopio o unidades de producción intermedias.

-Activar formas de organización popular, partiendo de las bases campesinas e incluyendo las milicias bolivarianas, con el fin de ser incorporadas a los procesos de diseño, ejecución y seguimiento de políticas agrícolas del Gobierno Bolivariano

- Establecer mecanismos para ejercer la nueva institucionalidad revolucionaria que garantice la participación de los pequeños y medianos productores en las decisiones en materia agropecuaria, a través de los consejos campesinos y las redes de productores y productoras libres y asociados

El comandante Eterno nos orienta:

"Yo soy campesino, nací en el campo y me crié en el campo entre maizales, entre algodonales, entre topochales…Uno vivió el campo y uno vio como engañaron a los campesinos con la supuesta Reforma Agraria, que fue totalmente ineficiente, todo lo contrario contribuyó a fortalecer el latifundio y el modelo de explotación sobre las mayorías. La concentración de la tierra en pocas manos. Nosotros no estamos haciendo ninguna reforma agraria, nosotros estamos haciendo y tenemos que hacer una revolución agraria, una transformación de las estructuras socio-económicas en el campo venezolano. Es una revolución agraria lo que se impone…La guerra contra el latifundio es esencia de la revolución bolivariana, hay que poner orden a la propiedad de la tierra, tierra para los campesinos, para el que la trabaje"

CHAVEZ VIVE…LA LUCHA SIGUE

jesuslperezq@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1535 veces.



Jesús Pérez Q


Visite el perfil de Jesús Pérez Q para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a262209.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO