La tortura en España y Venezuela

Dos pájaros de un tiro o corrientazo en dos pezones con el mismo electrodo. Pero primero la puta madre patria peninsular del cerdo Iñaki Anagasasti, cómplice de los torturadores del pueblo vasco, cómplice del juez Garzón, record mundial en desestimar denuncias de tortura, y del neo-franquismo con sus 150 mil desaparecidos que SI sabemos donde están y a quienes el Estado español no permite exhumar y dar cristiana sepultura so pretexto de concordia entre víctimas y victimarios.

El cerdo Iñaki Anasagasti quien, con el voto mayoritario de una piara de 132 senadores neo-franquistas, cocinó una moción contra el Gobierno Bolivariano en defensa de diez asesinos y ladrones, y una periodista felona de la CIA, condenados o prófugos de la justicia ordinaria y a quienes adorna con el título de “presos políticos”.

El Reino aun franquista de España sea ejemplo y escarmiento de lo poco confiable del sistema judicial a la hora de las torturas. En la Península quienes denuncian haber sido torturados, con su propio cuerpo martirizado como prueba, son acusados penalmente de “auto-lesionarse” y de difamar a los cuerpos policiales, entre los cuales destaca “La Benemérita” Guardia Civil, tan “benemérita” como lo era el tirano Juan Vicente Gómez.

Sírvanos de ejemplo el País Vasco donde opinión es rebelión y rebelión es terrorismo, y la tortura psicológica permanente del Estado español de los presos políticos que y de sus familiares y allegados.

ANASAGASTI: ¡TRÁGALA PERRO!

Cerremos esta visita al Museo del Horror de la bellaquería parlamentaria española, y al cerdo Anasagasti, mal nacido en Venezuela, que se desentiende del crónico maltrato racista a los viajeros venezolanos en el aeropuerto de Madrid, mientras pide protección, entre otros, para un “preso político” venezolano cuyo único delito de opinión fue plantar y detonar una bomba en la Embajada de España en Caracas.

VENEZUELA: REGLA DE LAS EXCEPCIONES

La libertad y sobreseimiento de la joven compatriota Mairin Delgado, torturada en la DISIP, donde la (de)tuvieron en situación irregular durante más de dos semanas, es el inicio de confesión de los culpables y una dura lección para los voceros del alto gobierno que se apresuraron a brindar solidaridad automática a los esbirros. Beneficiarios son hoy los DISIP presuntamente implicados en presuntas torturas a una presunta delincuente presuntamente implicada en un atraco y presuntamente capturada luego de un presunto enfrentamiento. Digo enfrentamiento porque, si no, ¿cómo explican el herido de bala en el incidente?

VOLUNTAD POLÍTICA

Está fuera de discusión la voluntad política del Gobierno Venezolano de respetar los derechos humanos, individuales y colectivos. Es el primer gobierno de nuestra historia que castiga a los policías que asesinan a ciudadanos inermes.

SIN EMBARGO

La voluntad existe, pero la práctica se desarrolla en el terreno de la realidad y con hombres reales, llenos de vicios del pasado, con las herramientas oxidadas de la burocracia y enmarcado en uno de los peores sistemas judiciales del planeta. Hay fallas permanentes y se cometen errores catastróficos.

Lo complican mucho más algunos altos funcionarios que tratan de evitar que esa voluntad política gubernamental sea puesta en duda, vista la campaña de guerra psicológica, externa de los halcones imperiales y los cerdos peninsulares, e interna de los pitiyanquis criollos, para desacreditar al Gobierno Bolivariano. De esta manera, tratando de evitar una matriz de desprestigio contribuyen con ella y la agravan. Y la tendencia general es a callar, dejar pasar, para no ser mal visto…hasta que llega el Comandante y manda a parar. Interviene el Presidente Chávez con un llamado a la razón, los principios y el sentido común.

NI EXPLICACIÓN NI JUSTIFICACIÓN

No hay explicación ni justificación para que policías de civil, desde un vehículo sin marcas, abran fuego contra cuatro ciudadanos que no los estaban atacando. Eso es “disparar primero y averiguar después”.

NI EXPLICACION NI JUSTIFICACION

No hay explicación ni justificación para que un detenido entre a un recinto policial y sea mantenido aislado y sin asistencia de un Fiscal del Ministerio Público. No hay razón ni justificación para que un representante de la Fiscalía entreviste a un detenido en la presencia intimidante de sus custodios.

Un documento firmado por un torturado donde afirma no haber sido torturado, carece de valor probatorio, si no estamos seguros que lo firmó en condiciones en las cuales no pueda volver a ser torturado y esté libre de amenazas contra su integridad o la de sus familiares y allegados.

En casos de abusos de autoridad o tortura, los altos funcionarios del Estado deben abstenerse de hablar por los involucrados y de dar credibilidad absoluta a sus subordinados. Cuando la alta jerarquía es complaciente y tolerante con los policías “para no desmoralizarlos”, lo único que logra es desmoralizar al pueblo.

SILENCIO DE LOS VALIENTES

En su permanente ataque difamatorio contra la Revolución, los medios internacionales y nacionales del Imperio dejan pasar, a veces y por accidente, una verdad. Y nuestros medios oficiales, a fuerza de negar mentiras, terminan por negar una verdad o “simplemente” callarla, en una de esas ocasiones en las cuales callar es mentir.

Así fue como nuestros medios oficiales mintieron por omisión en el caso de Mairin Delgado, cuando más necesitábamos la verdad. Peor aún fueron las declaraciones de la Fiscal General, hoy pesadamente desmentidas por la libertad y sobreseimiento de Mairin Delgado. Ni la Fiscal ni el Ministro del Interior y Justicia sabían lo sucedido: les hubiera sido más fácil y honesto confesarlo, decir que investigarían y hacerlo.

SILENCIO DE LOS CORRECTOS

Si hubiera sido por nuestros medios oficiales, la injusticia hubiera triunfado. Injusticia con las víctimas, injusticia con Chávez que se desloma empujando por todos lados a la vez y explicándolo todo, y no merece que traicionen (por maldad, cobardía, burocratismo o errada concepción política) los principios fundamentales de su lucha y de la República Bolivariana que fundó y dirige con el apoyo del pueblo. Revísense, rectifíquense y reimpúlsense, queridos camaradas que dirigen medios públicos, en especial los que se ocupan de la información. No amparen con su silencio al enemigo interno de chapa y arma. Cuando se tortura a una persona se tortura a nuestros camaradas, nuestros padres, nuestros hermanos y nuestros hijos.

Fue sólo gracias a los medios alternativos que el caso de Mairin trascendió y comenzó a resolverse. Los medios alternativos son a la información lo que el poder popular es a la construcción del socialismo.

MEDIDAS

Ahora es necesario, absolutamente indispensable, que se investigue a los implicados y se tomen medidas (más allá de las sanciones) para evitar que se repita la nota cómica. La Fiscal General nos dice: “Ratifico, lo voy a ratificar hasta el último día en que esté en el Ministerio Público: estamos frente a un Estado garantista y respetuoso de los derechos humanos”. ¿Quién le dijo a la Fiscal General que su deber es “ratificar” hasta su último día o después, que el Estado es “garantista”? Su deber es hacer que el Estado garantice efectivamente esos derechos.

EXORTACIÓN

No vamos a ocuparnos hoy de las prácticas delictuosas tradicionales de algunos policías, como la extorsión permanente de delincuentes menores. No es un secreto que el juego clandestino, el hurto, la prostitución, el tráfico de drogas al detal, etc. tienen tarifas de impunidad o “prote” que conforman un negocio mil millonario. En casos más graves de extorsión los delincuentes pagan con servicios de sicariato. Tampoco hablaremos aquí de la vieja y bárbara costumbre de asesinar delincuentes heridos. Todo eso forma parte de la difícil tarea que el Ministro del Interior y la Fiscal General deben realizar, y están realizando. No la de andar “ratificando” nada.

Hemos avanzado mucho en materia de Derechos Humanos. Ahora lo que falta es que el pueblo bolivariano sea tratado con la misma corrección con que se trata a los opositores golpistas, a los ricos y famosos y a los estudiantes burgueses.


rotheeduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2848 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad