Esto es para con "The Daily Planet" y sus reporteros Lois Lane y Clark Kent

Bienvenidos a Venezuela todos los reporteros del mundo e inclusive aquellos como la señorita Lois Lane y Clark Kent de quienes sé que tienen la cabeza en otra parte; y, valga aclarar que Clark y Lois no son los únicos ganapanes que alquilan sus cabezas.

Bienvenidos no obstante todos sin excepción a presenciar el proceso electoral venezolano del 20 de mayo en cierne fecha en la que los venezolanos nos daremos un presidente de la república y las respectivas asambleas legislativas estatales.

Y ya que hablo especialmente de dos superestrellas del periodismo sedicente y, sin que me supongan chismoso, permítanme una vanal digresión, ¿por fin Lois Lane le echó pichón de frente a su flirt o romance o amorío o pasatiempo o jujú con Clark Kent o acaso ella prosigue su asunto con otro al que llaman Superman?; acá eso se llama cacho pero no sé cómo se le dice en su país de origen. Supongo que si la señorita Lois no se cuida pudiese engendrar una criatura mitad burro y mitad elefante porque no hay que obviar que Clark es demócrata y en consecuencia guarda un burro en sus genes; mientras que Superman es republicano y en consecuencia es un derivado del elefante (valga aclarar que esas son sendas razones o viceversa por las cuales el símbolo de Partido Demócrata es un burro, mientras que el Partido republicano ostenta orondo un elefante, y sí así no es, que me corrijan).

Al hueso, para el periodismo corporativo, en sentido lato y salvo la debida excepción, la realidad, la verdad de la información tiene que adaptarse a la descripción que de antemano ellos, sus reporteros, tienen preelaborada puesto que dichos periodistas son fanáticos de sus propias mentiras; es decir, que no en contrario, valga que sus descripciones se adapten lo más humanamente posible a la realidad; que esto ocurra es ilusiorio y un ejemplo patético es lo que la prensa corporativa internacional expone sobre Venezuela.

La lectura no puede llevarse a cabo en la oscuridad, si los periodistas que vinieron a Venezuela a reportar el contexto y los resultados de nuestro proceso electoral no procuran o no saben ubicarse en la claridad, les dejo reflexiones simples, la revolución bolivariana no sólo propone la unidad del pueblo venezolano sino la unidad del mundo y eso está plasmado en el "Plan de la Patria 2025" y el cual será la bitácora de Maduro para el nuevo período, en virtud de su triunfo resonante del 20 de Mayo en cierne.

Tengo convicción de que no todo lo que nace antes de tiempo es prematuro, Maduro no ha ganado todavía -hoy es 17 de Mayo- pero no abrigo duda alguna de que ganará y por escachapamiento con una avalancha de votos populares porque quienes se le oponen son bates quebrados.

Nosotros hemos vivido entre la gente que más sufre y la hemos acompañado, hemos escuchado todos sus lamentos y presenciado sus alegrías y sus agonías, hemos estado ahí en el diálogo comunitario en una discusión abierta, no tutelada y de la cual emerge la inquebrantable solidaridad, ahí el pueblo puede examinar, comprobar, rectificar y proponer, de eso se trata el diálogo comunitario tan vital y al que me refiero; sabemos de la extrema complejidad del hombre pero, particularmente en el momento crítico; hemos aprendido durante casi 20 años de revolución que es necesario seguir el hilo, procurar no dar saltos sobre la secuencia de lo que le ocurre al pueblo y todo esto lo aprendimos del Comandante Chávez quien insistía una y otra vez al respecto, incansablemente.

De manera que cuando la información se utiliza como una herramienta mellada contra esa realidad, entonces produce atraso en la interpretación de esa realidad y se convierte en un obstáculo para el debido progreso, precisamente lo que busca el por antonomasia editor corporativo; la información sesgada solapa datos que deben estar en claro.

Además de resolver las actuales necesidades del pueblo venezolano la revolución bolivariana dispone adelantarse a saber cuales serían las necesidades más acuciantes dentro de pocos años, para tomar las debidas previsiones, pero el imperialismo que merodea con su bocota abierta pretende sabotear nuestra gran labor y a esa guerra nos enfrentamos y venceremos.

El conocimiento debido es determinante, así que ocultarlo y hacer de ello una mercancía, deliberado propósito de la prensa sedicente, es funesto.

Desfigurar la realidad, deliberadamente, es irreparable para quien lo hace porque tarde o temprano eso va a pesar sobre cualquier reminiscencia de consciencia del periodista que no tenga la cabeza sobre sus hombros sino sobre el escritorio de su editor.

Venezuela se respeta, nosotros los venezolanos patriotas estamos determinados a defender la soberanía y la independencia, nuestra autodeterminación y si tenemos que llevarnos en los cachos a cualquier comemierda que, aún cuando haya nacido en suelo patrio, se ponga por delante de nosotros y al lado del enemigo imperialista, su suerte estaría echada, lamentablemente, pero nosotros no seremos nunca más, colonia gringa.

Todo esto es para con "The Daily Planet" y sus reporteros estrellas, Lois Lane y Clark Kent, pero extensivo a cualesquiera a quien pueda interesar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1836 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a263319.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO