Entre gallos y medianoche

El no haber echo las cosas correctamente cuando había tiempo para hacerlas y no a trocha y mocha han dado como resultado el tener que tomar esta decisión de espalda a la Revolución Bolivariana, cuyas consecuencias traerán más penurias y tristezas tanto a un bando como a otro. Con inmensa impunidad hemos constatado como se han traspasado los límites de la ley Constitucional saltándose las leyes, a conveniencia para destruir el estado, el poder ciudadano, La Asamblea Nacional, el TSJ, El Poder Moral, y hasta la Constitución interpretando las Leyes con artigucias y tracalerias de leguleyos taimados.

Siendo un gobierno incapaz e irresponsable como este, tal parece que trataron de arreglar la situación coyuntural del momento sin medir las consecuencias como siempre, pensando que con ello la violencia desatada por el Imperio iba a cesar, cuando a este no le importa quien gobierne ni sistema político exista en nuestro país, sino echar mano del botín apetecido, por lo que no le importa el pueblo de ninguno de los dos bandos, ¿Se da cuenta el gobierno de la enorme irresponsabilidad de haber negociado sin contar con la revolución Bolivariana y por ende a espaldas del Pueblo Revolucionario Chavista,? a pesar de tratar de lavarse la cara aduciendo cualquier cantidad de excusas por parte de los voceros de este gobierno pero además lo mas terrible son las declaraciones escurriendo el bulto "ese preso no era mío sino de La Fiscal", siendo el Presidente de La Republica y Comandante en jefe de la FANB, responsable de los actos que cometan los organismos de seguridad y sus componentes, y la Fiscal la representante del pueblo ante los tribunales y la acusadora por parte del pueblo agraviado.

¿Será que se les olvido entre pachanga y pachanga, analizar la situación de nuestro país en el contexto global y a la crisis ocasionada por los EEUU de Norteamérica y sus aliados Europeos, siendo nuestro país un objetivo primordial del Imperio, más la amenazas que se han intensificado, las mentiras que se ha fabricado en contra de nuestro pueblo, la violencia desatada por los terroristas y Mercenarios, las bandas de Paramilitares infiltradas desde la época del Comandante Chávez hacia nuestro territorio que entraron por las fronteras con Colombia y ahora también por Brasil, una y mil veces el gobierno fue advertido, una y mil veces se le solicito al Presidente Maduro contener la violencia y a los terroristas que día a día azotan nuestro país, convirtiéndolo en una nación atrasada sin ley ni gobierno.

El presidente Maduro tiene las pruebas y los nombres de los comprometidos con el terrorismo y la violencia, tiene las pruebas del partido cuya actuación a llenado de dolor y desastre a nuestro pueblo, lo que nunca podremos entender es la razón del Presidente para no permitir a la Fanb actuar en contra de esta Sedición, sus autores intelectuales, sus conexiones con el Exterior y dentro del país y quienes los amparan sean quienes sean. En la Constitución hay suficientes leyes para actuar en contra de esto.

Ahora llegamos al llegadero, lamentablemente de lo que suceda en el Medio Oriente depende que el Imperio Criminal nos arrase, oigase bien, somos objetivo como toda Suramérica, cuya necesidad imperiosa de recuperar su hegemonía y bienestar de vida es lo primordial para el presidente Norteamericano aunque para eso tengan que llevarse por los cachos a nuestros pueblos.

¿Y no hubiese sido lo correcto el hablarle al pueblo desde el principio con la verdad por delante y no agarrar atajos, decir mentiras, inventar y saltarse las leyes de la Constitución que es la que tenemos y la que ha impedido mayores males por los oportunistas que rodean al presidente Maduro? No existe ante el Pueblo Revolucionario con la ultima desgraciada actuación del gobierno, un interlocutor valido que pueda pararse ante el pueblo revolucionario Chavista de Chávez en el que se pueda creer por las constantes maniobras, trampas, mentiras para apartar al pueblo de su verdadero rol, mientras se lo ha utilizado, mentido descaradamente, engañado impunemente, para lograr sus objetivos, tapar la corrupción galopante, la desidia presidencial y la incitación a la violencia durante los 365 días del año para que el pueblo se enfrente con el otro pueblo quienes también están llenos de odio y se produzca una guerra civil en una abierta confrontación de pueblo contra pueblo.

La oportunidad más preciosa de convocar al PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO y preguntarle si quiere o no quiere ir a una Constituyente hubiese sido lo más acertado, lo más lógico y lo más legal, pero también ahí este gobierno quiso hacer trampa para colocar a sus fichas impidiendo "como sea" que el Pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela, ejerza su rol participativo y protagónico que es su derecho, su principio y su fin, pero también se deshaga de sus malos hijos que nos han mantenido en esta zozobra e inmensa violencia por sacar adelante "La Constituyente arregla todo" cuyas bases comisiales son una trampa caza bobos. Se ve lo poco que le importamos como pueblo a esta gente con tal de lograr su permanencia "como sea". Tal para cual.

Aun la inmensa masa de pueblo, esa que esta ahí padeciendo la mayor suma de sufrimientos y desgracias posibles, estirando lo que el sueldito pueda adquirir para su familia cuando se consiguen los alimentos, familias enteras rebuscando comida en los desechos de la basura, trabajadores desempleados pidiendo de puerta en puerta algo que le puedan dar porque no consigue trabajo, aun esa inmensa mayoría temible que esta a punto de arrecharse sin retorno, no ha hablado, deseamos que no ocurra pero todo apunta que para allá vamos, y el presidente Maduro cual Nerón seguramente tocara su tambor y bailara, mientras Venezuela arde.

Siempre es bueno contar con el pueblo, hoy más que nunca somos Chavistas de Chávez ¿Y que?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1503 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor