Cínicos

La vanguardia política (de Derecha) que hoy promueve y justifica la ola de violencia que trastorna al país, tiene todas las atribuciones para ser llamada: Cínica. Entendiendo el cinismo como aquella actitud que se caracteriza por la falta de vergüenza a la hora de mentir o defender acciones que son condenables, como por ejemplo, los hechos infames que en sesenta días han llevado a la tumba a más de ochenta y un víctimas.

Esa vanguardia es cínica porque" miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación. Se atreven a decir que ellos no suscriben la violencia mientras por debajo de la mesa, reciben dólares del gobierno norteamericano y pagan bolívares a los instructores paramilitares foráneos y locales y a muchachos que ,dolorosamente, terminan presos o asesinados por sus propios compinches.

Recientemente dos Alcaldes, de un par de municipios ubicados al este de Caracas, es decir, donde se fraguan y ejecutan las guarimbas, acusaron al gobierno de quemar unos autobuses de origen chino, traídos para mejorar el servicio de transporte público. Semejante cinismo alcanza la dimensión exacta de una dirigencia derechista peregrina, desalmada y tarifada. Embustera.

Para ellos el discurso no se acopla con la conducta. La palabra puede ser usada sin conmiseración y desechada cinco minutos después de haber sido pronunciada. Son cínicos las veinticuatro horas del día y en cualquier escenario, fuera o dentro del país. Aparte de no tener moral para hablar de paz, solidaridad y patria, tampoco tienen valor para sostener lo que verdaderamente traman tras bastidores.

Estos cínicos, obligados por la codicia a estar juntos pero no revueltos en la MUD, montan escenarios con la misma frialdad como cuando jugaban crash o urdían una traición contra aquel compañero de clases que no les aceptaba una "noche loca" ni un "viaje de polvo mágico". Logran tal grado de mitomanía que, asumen como un hecho irreversible, la victoria (retoma del Poder –Miraflores) a medida que sus actitudes cínicas alcancen mayor impacto mediático y confianza de los financistas que, probablemente, no están satisfechos con los resultados. Recuérdese que el capital no tiene sentimientos ni arriesga en falso ni pacta a ciegas.

No vale la pena nombrarlos porque son iguales los que visten con la camiseta amarilla, anaranjada, blanca, verde y cuántos colores les pueda servir para cromar el cinismo con el debido despliegue mediático-cibernético, como dice el manual.. La diferencia entre ellos es de matices, porque mientras unos quieren ríos de sangre por las calles, otros prefieren disparos de francotiradores y, los menos, se engolosinan con la cantidad de veces que salen en instagram, facebook, whatsap y twitter.

¿Cuántas acciones del mismo tenor y en los mismos espacios nacionales harán falta para que estos cínicos (dirigentes de la derecha venezolana), sean neutralizados y reducidos? ¿Por qué tanto cálculo político oficial al momento de enfrentarlos en los sitios donde asesinan a sus compinches, destruyen comercios, paralizan calles y se apertrechan con vestimenta desafiante?

Cuesta encontrar explicaciones convincentes cada vez que las voces del gobierno bolivariano hablan de respetar la institucionalidad, promover el diálogo y la paz, profundizar la democracia, realizar elecciones regionales y ahora convocar a la ANC mientras los cínicos y sus secuaces internacionales arremeten sin piedad. Construyendo matrices de opinión, falsas. Creando sensaciones de impotencia y acumulándose rabia colectiva.

Desde el 06 de diciembre de 1.998 hasta hoy la historia nos ha enseñado demasiado. Cada latigazo que los cínicos (de la derecha) han lanzado es cruento, de allí que aun cuando no han podido desarticular del todo el proceso pre-revolucionario, el acecho no cesa ni cesará porque la misión que tienen es pública y notoria: Los gringos quieren nuestro petróleo sin dilación y ellos (los cínicos) garantizan entregarlo con bombos y platillos.

El discurso cínico no es un enemigo pequeño. Al igual que la termita, va destruyendo por dentro de manera devastadora y puntual. Pasan los días. Los meses. Los años y, cuando debíamos estar mucho más cerca de aquel sueño liberador, revolucionario, hoy la crisis (provocada y estructural), tiene un peligroso "tufito" a derrota anunciada.

A la derecha cínica y guarimbera se le vence con la verdad abierta y total, con un gobierno eficiente, llevando a la cárcel a los corruptos de cuello blanco y mangas rojas. Desburocratizando la administración pública. Convocando permanentemente a las comunidades para que digan lo que sienten y construir juntos soluciones puntuales y estratégicas. Expulsando a los funcionarios (civiles y militares) ineptos, nepotistas y ladrones. Utilizando los medios identificados con la época de cambios para masificar el mensaje ideológico, cultural, político, soberano.

Pareciera que el tiempo histórico de la patria, lo está marcando una legión de cínicos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1181 veces.



Elmer Niño


Visite el perfil de Elmer Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas