La oposición destruye. La Revolución construye

El Gobierno Revolucionario dirigido por el Presidente Nicolás Maduro, un hombre que ha sabido demostrar los más altos niveles de humanismo y la más ferviente lealtad al legado de nuestro Gigante el Comandante Hugo Chávez Frías y; en su espíritu preeminentemente Bolivariano ha venido atendiendo el llamado de auxilio de los comerciantes que sufrieron la barbarie de ser saqueados por grupos radicales liderados por la más rancia ultra derecha venezolana y que de venezolanos sólo tienen los papeles porque en todos los años de su existencia como dirigentes políticos no han dado muestra de tener ni un ápice de amor por la tierra que les ha dado abrigo y sustento.

Sedes de Instituciones Públicas, entidades bancarias, estadios, mercales, casillas de la Policía, el mismo Centro de Policía Barinas Sur fueron objeto de saqueos y destrozos: Unidades de transporte público de Bus Barinas donde muy probablemente miembros de estos grupos se trasladan a diario, fueron incendiadas en una clara demostración del odio de clases que los mueve, porque arremeter contra el medio gracias al cual cientos de miles de personas se movilizan hacia sus destinos, no es otra cosa que odio hacia el hombre y la mujer humilde. Pérdidas cuantiosas que superan los cien millardos de bolívares son apenas uno de los saldos que dejaron estos actos terroristas e incluso como mencione en el artículo anterior el “incendio que hicieron a los consultorios populares (Mi Jardín, Rosa Inés) y el Deposito del Barrio Adentro”.

En medio de una situación que no categorizaré como “autolisis comercial”, pero que bien pudiera confundirse con esta, quienes hace pocas semanas eran enaltecidos como “héroes” por trancar vías principales y destruir sedes de instituciones públicas, hoy son minimizados con el término “vándalos” por incluso los mismos seguidores de los líderes de oposición que fueron víctimas de saqueos y destrozos en sus establecimientos comerciales. Vemos pues, como defensores de los intereses de la burguesía atentan contra los sectores que se han esforzado durante años para consolidar sus negocios y aportar a los procesos productivos.

Solamente un Estado con alto sentido humanista que reconoce el crecimiento económico con garantías sociales, políticas y económicas y; con concretas políticas humanistas, es capaz de sensibilizarse ante lo ocurrido sin colocar trabas ni interponer interés partidario alguno acudiendo a tender la mano amiga para socorrer financieramente y proponer las vías de la esperanza financiera a quienes fueron víctimas de la barbarie burguesa.

El Presidente Nicolás Maduro Moros manifestó su respaldo a esos productores, empresarios y comerciantes cuyos establecimientos fueron objeto de violencia, saqueos y en una magnánima demostración de sabiduría y de amor, ordenó expresamente les sea brindado apoyo y acompañamiento para que logren emprender nuevamente. Nuestra Gobernadora, mujer valiente, luchadora, soldada de esta Revolución, Profesora Zenaida Gallardo no ha escatimado en su voluntad por atender este llamado. Por ello los pasados días 28, 29 y 30 de mayo se realizó junto a la Banca Pública Regional un registro de más doscientos comerciantes a quienes se les garantizará, a través del Banco de Venezuela, Banco del Tesoro y el Banco Bicentenario del Pueblo, ése tan necesitado reimpulso financiero.

Es imposible no recordar aquella injuria que profería la oposición contra nuestro amado y Líder Eterno de la Revolución Bolivariana Comandante Hugo Chávez, cuando lo acusaban de pretender “quitarle sus negocios” a la “clase media” nada más lejano de la realidad. Son ellos quienes hoy les han quitado sus negocios, han quemado sus establecimientos y los han saqueado. Vemos, pues, que esa dirigencia opositora no hacía más que atribuirle a nuestro Comandante los deseos que ellos guardaban en sus entrañas hacia ese sector de la población, sector éste último al que históricamente han manipulado a través del miedo, pero que también se ha dejado manipular (la clase media) al no sentirse ellos identificados con el hombre y la mujer humilde que gracias a Chávez fueron visibilizados.
Ante estos actos de terrorismo vemos al Estado venezolano presentarse no como reparador sino como una alternativa de absoluta inclusión y trato humanitario que no discrimina sino que llama a la unión y a la participación con equidad lo cual sólo es posible en un Estado Social de Justicia y de Derecho. Es hora de que ese “sector medio” de nuestro país se dé cuenta y aumente su fe y su capacidad de creer en las políticas del Estado que no busca otra cosa sino hacer crecer y avanzar a la Patria de Bolívar y de Chávez.

Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América latina y el Caribe que garanticen la conformación de una zona de Paz en nuestra América, constituye el III Gran Objetivo Histórico del Plan de la Patria testamento político de nuestro Gigante Chávez; Desarrollar nuestro poderío económico será determinante y sólo lo lograremos a través de la unión de nuestro Pueblo, de los trabajadores y las trabajadoras, de los pequeños y medianos productores y productoras del campo y la ciudad y de los demás sectores del pueblo.

El odio de clases no puede ni podrá seguir siendo bandera de ningún grupo ni partido político. El Amor, en cambio, debe perpetrarse en nuestro ideario y continuar siendo lo que guíe nuestros corazones y nuestras acciones para tributar al crecimiento de nuestra nación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1509 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor