¿O somos Ecosocialistas o somos Ecocidas?

En los últimos días hemos vivido algo muy lamentable para nuestro Ecosistema y aún más, violando e irrespetando el Quinto objetivo del plan nacional Simón Bolívar 2013-2019 y exigimos de manera apremiante que se ordene una averiguación y sanciones administrativas para los responsables de la deforestación irracional que ha generado un sentimiento de impotencia y un gran malestar que limita en la frontera con la decepción. Se trata de talas de árboles de diferentes especies, Apamates, Samanes, Cedros, Mangles, Araguaney y Guayacanes, entre otros, en distintos estados de nuestra patria (Bolívar, Distrito Capital, Falcón, Miranda, Zulia, Nueva Esparta) exigimos conocer los verdaderos responsables de estos desastres ecológicos, los cuales repudiamos públicamente y del mismo modo exigimos las sanciones correspondientes a los organismos que les competan. Son árboles antiguos, emblemas de nuestra ciudades, portadores de semillas muchas de ellas aprovechadas para la Misión Árbol durante los últimos 9 años. Bien es sabido que los problemas de sequía que ha vivido nuestro país y en especial durante el año 2009 y 2010, durante los cuales los ríos disminuyeron dramáticamente su caudal de estiaje o se secaron y los embalses llegaron a los niveles más bajos de su historia. No entender que los árboles tienen un lugar preponderante en el ordenamiento de nuestras ciudades, es como creer que el agua sale de las tuberías después de su proceso de potabilización sin entender que las cuencas altas y medias son los lugares donde se garantiza la generación para el abastecimiento hasta cada una de nuestras viviendas. Los efectos del calentamiento global y el aumento de las variaciones del cambio climático, se han sentido más fuertes desde hace seis meses para acá, generando como consecuencia las altas temperaturas, quienes que han llegado a registrarse temperaturas de hasta 51° grado en el estado Zulia. El arquitecto Fruto Vivas, en su pasada visita a Maracaibo señaló que “tengo más de 40 años dedicado a la necesidad de hacer verde a las ciudades y lo único que salva del calor a Maracaibo son los árboles… no los aires acondicionados”. Entonces yo digo, vamos a llenar de árboles todos nuestros estados para contrarrestar la ola de calor y cambio climático por la deforestación en el país. La deforestación es inadmisible en el área urbana de las ciudades y en ningún pueblo venezolano. Solo en el marco de las leyes bajo la supervisión profesional y técnica. Estos árboles han llegado a unas edades superiores, tratándose de individuos vegetales y además ninguno de ellos presentaba deterioros ni enfermedades ya que se encontraban completamente sanos. Estamos viviendo una situación irregular de cambio climático en el mundo y específicamente, en los países de Latinoamérica, pero este efecto es debido en general, a la falta de una cultura ambiental tanto de la población como del estado venezolano en las figuras de muchos de sus funcionarios. Esta ola de calor por la cual atraviesa nuestro país, fundamentalmente es la consecuencia de modelos de producción extractivistas a nivel global y de la falta de conciencia de quienes tienen en sus manos responsabilidades en la toma de decisiones. Hasta el momento no conocemos un pronunciamiento de las autoridades nacionales del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas. Se han violado un conjunto de leyes, que protegen la sustentabilidad ambiental, los suelos, la regulación del clima, los cuerpos de aguas y de la política de la Misión Árbol como si sembrara para que los demás puedan en el futuro, contar con los árboles para seguir talando. Nuestra pregunta es si hablamos y nos llenamos la boca pregonando la Revolución, ¿por qué no le damos la importancia real que tiene nuestro ambiente? o es que solo le importaba al Comandante Chávez y a unos pocos más! En ningún momento escuchamos el pronunciamiento de funcionarios de algún ente o personas, por estos ecocidio que se le causó al ambiente y por ende, a los seres vivos. Recordemos que no todo es materialismo, ¿qué hacemos si tenemos todo el dinero del mundo pero no tenemos un ambiente donde coexistir? Hacemos el llamado a la unificación de criterios de Ecologistas y Ambientalistas de todo el territorio nacional para conformar un Plan de Acción, para no permitir más subterfugios por parte de personas que llevan el más vil capitalismo desde sus entrañas por su notable amor a lo material (dinero) y no a la conservación de la naturaleza y la preservación de los seres vivos. Ojala que este hecho lamentable afectara nada más a los Ecocidas, pero no es así. Es un problema que nos afecta a todos y a todas, ya que seguirán aumentando de manera más acelerada, las variaciones climáticas que pondrán en peligro cada vez más, la supervivencia de las especies y la vida tal cual la conocemos sobre la Madre Tierra. Enviado a través de ralitonr99@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1705 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas