Maduro y la violencia en los medios

A propósito de la trágica muerte de Mónica Spear y su esposo, regresó al debate público el tema de los medios y la inseguridad. El actual gobierno, como tampoco ningún otro en el pasado, ha ejecutado una política comunicacional sistemática y efectiva para intentar atenuar los supuestos efectos de los mensajes violentos en el aumento de la criminalidad. Esta vez el gobierno vuelve a tomar medida importantes, pero lamentablemente efectistas con el propósito de supervisar y valorar el tipo de programación que deben ofrecer los medios de comunicación y especialmente las televisoras.

Desde hace algún tiempo, a través de la Fundación Lectura Crítica de Medios (LCM) , con sede en Valencia, estado Carabobo, hemos insistido en la importancia de desarrollar planes y proyectos educativos en las comunidades, y en otros espacios públicos, con el propósito de facilitarle a los receptores de mensajes las herramientas cognoscitivas básicas necesarias, que le permitan analizar con sentido crítico los contenidos que a diario reciben a través de los distintos medios de comunicación.

La Fundación ha insistido en que además de hacer cumplir y respetar la normativa vigente, el Estado venezolano debe esforzarse por educar a la población con el propósito de que esta aprenda a deconstruir (analizar) los miles de mensajes que le llegan a diario con diferentes estímulos y perspectivas.

La idea es que el receptor no sea un consumidor pasivo de información, sino que tenga conciencia de la intencionalidad de los mensajes. Una de las cosas más importante que debe saber el público es que la verdadera realidad no está en los medios de comunicación, que la que transmite la radio, la prensa, la televisión, o el cine, es una realidad virtual, que le llega mediatizada por interese económicos, ideológicos, religiosos o culturales.

Estamos totalmente de acuerdo con el presidente Maduro cuando informa que usará los poderes especiales que le confirió la Ley Habilitante para asegurar una nueva “cultura comunicacional”. Solo que el problema no se resuelve con acciones apresuradas para atacar contingencias, sino que es imprescindible ejecutar un plan a largo plazo que permita tener un pueblo consciente, educado y alerta, difícil de engañar y manipular.

Por supuesto que las medidas que ofrece implementar el gobierno a través de Conatel para reordenar las trasmisiones televisivas es importante, pero nada será más efectivo que enseñar a nuestro pueblo a mantener una lectura crítica de los medios de comunicación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1890 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor