El Gobierno debe indemnizar a la familias de los Yukpa asesinados

Hoy 3 de agosto de 2013 se cumplen 5 meses del asesinato de Sabino Romero Izarra uno de los principales líderes contemporáneos de la resistencia indígena del país, de la dignidad Caribe a la que tanto el Presidente Chávez hacía referencia en sus alocuciones de arengue libertario, en la defensa y recuperación de su territorio ancestral garante de derechos humanos y colectivos como pueblo indígena diferenciado, Sabino, defensor a ultranza de la identidad, la autonomía y la autodeterminación como pueblo indio ante el Estado y los distintos factores de poder amenazante que hacen presencia hoy en la Sierra de Perijá, Venezuela y el mundo. Luchó por una paz con justicia social y dignidad Caribe.

Sabino sabía que al recuperar su territorio su pueblo podía gozar de los otros derechos colectivos como pueblo indígena Yukpa, a saber: la autonomía y la libre determinación como pueblo, así como ser juzgado por la jurisdicción indígena propia y el uso de los recursos tal como hoy reza en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de Pueblos Indígenas y en el Capítulo VIII de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por citar sólo dos textos reconocedores de derechos indígenas.

Los derechos defendidos por Sabino son los derechos constitucionales de la patria

Todo lo dicho en el párrafo anterior resulta terrible, por venir de las ancestrales raíces libertarias Caribe que lleva este pueblo venezolano en sus genes y en su imaginario colectivo. También resulta odioso ante los oídos de los descendientes canarios pobres que vinieron a Perijá a buscar bienestar y prosperidad a través de la cría de vacas, pero principalmente resulta inaceptable ante el pensamiento único de los hombres blanqueados que tanto ayer como hoy dirigen la burocracia del aparato del Estado venezolano, podríamos extender esta característica de pensamiento eurocéntrico a todos los factores de poder que dirige cada uno de los Estados americanos y del caribe.

De allí nace la explicación del porque el Estado venezolano y Gadema coincidieron en oponerse y criminalizar la lucha de Sabino y de todos aquellos que como él luchan por la liberación del indio, por la defensa y recuperación de su territorio ancestral. Tanto Chávez como Sabino no son más que la expresión de todo hombre que vive el drama existencial de clase. Ambos coincidieron ante el rico opresor en tomar partida a favor del pueblo pobre Yukpa: “tierra pal indio, tierra pa los Yukpa”; pero unos Yukpa blanqueados lo traicionaron como a Chávez casi todos los que andaban con él cuándo manifestó en aquel Aló Presidente del 24 de agosto de 2008:

<Allá en el Zulia se desató  un problema con nuestros hermanos los Yukpa. Yo di instrucciones anoche: al vicepresidente de la República, al ministro del Interior lo mandé para allá, debe estar en la Sierra de Perijá, al Comando Estratégico Operacional, al Comandante de la División del Zulia, bueno, les dije:

Que nadie tenga duda, entre los hacendados y los indios, este gobierno está con los indios, no hay duda de ningún tipo, no hay duda de ningún tipo. Porque vi actitudes ahí, de esas actitudes de personas que quisieran estar bien con dios y con el diablo. Los indígenas Yukpa deben ser protegidos por el gobierno, por la Fuerza Armada y por el Estado y los señores ¿cómo se llaman? los señores finqueros, bueno, tienen que reconocer que aquí hay una revolución, tienen que demostrar si esas tierras son de verdad de ellos. Ahora yo lo que sí sé es que esas tierras estuvieron ocupadas por los indios Yukpa durante mucho tiempo, produciendo ganado, carne y leche, y fueron echados de ahí. Yo no estoy hablando de la conquista de los españoles, estoy hablando de hace treinta años, a plomo limpio los echaron de ahí, con apoyo de policía, Fuerza Armada, ahora aquí hay una Revolución: La Fuerza Armada, los cuerpos de inteligencia, el gobierno, todo, apoyando a los indios, a los indios... (Aplausos)

Hay una Comisión de Demarcación, Yubirí, que tiene una deuda pendiente, tiene una deuda, debe estar allá, hay que demarcar porque eso está en la Constitución y en la Ley. Demarcar los territorios con los indígenas, y bueno, si Hugo Chávez de los Palotes tiene una finca ahí, y tal, resulta que mire compadre esta es tierra india, agarre su ganao, busque cuatro caballos y lléveselo pues, arríelo pa lla, porque esta es tierra india, o si no le pagamos el ganado, ¿cuánto valen esas vacas?, ¿cuánto vale ese ganado señor, porque usted está expropiado, esto es pa los indios y apoyamos a los indios con créditos, con maquinaria, con técnica, pa que produzcan y van a producir más que los latifundistas, tú vas a ver… ¡Justicia para los indios! ¡Tierra para los indios! (aplausos)… ¡Justicia!

Espero que no tenga yo que irme pa lla. Espero que el ministro del Interior y las autoridades que he remitido solucionen el problema, a favor del débil, ¿quién es el débil? El indio, el indio, ahí no tenemos ninguna duda. Estamos obligados a proteger al débil. Ya lo decía Bolívar, nuestro padre, en Angostura, por ahí está el discurso, léanlo, leámoslo. Bolívar dice: “los hombres nacemos desiguales en la sociedad”, es verdad, nacemos desiguales, pero luego vienen las leyes, las leyes, luego viene el Estado, luego viene la industria, el estudio, la educación, las artes y las ciencias, actúan sobre las desigualdades para generar la igualdad política y la igualdad social, un pensamiento eminentemente socialista, el de Bolívar. Esa situación de tremendas injusticias hay que irlas solucionando, no podemos retardarnos, no podemos ser timoratos en eso, y a veces somos timoratos, nombramos una comisión y pasa un año, y viajan, y vuelven a viajar, y se reúnen por aquí, se reúnen por allá, y pasan dos años, pero nunca hay solución del problema. Esos son los viejos vicios del pasado. Eso se llama: ¡burocratización!, ven, y eso tiene que acabarse. Las comisiones tienen que funcionar: señor vicepresidente, señores ministros ¡vamos! ¡a demarcar las tierras indígenas! con la participación de los consejos indígenas, de los gobiernos comunales indígenas, y donde haya que afectar una supuesta propiedad privada, que en el fondo no lo es, habría que ver los títulos, bueno señor, perico de los palotes Chávez, usted, llévese su ganado o véndamelo pues, se lo pago, para hacer unidades de producción indias, indígenas, y darle a los indios, lo que de los indios es. Como dijo Cristo, mi señor, ¡a Dios lo que es Dios, y al César lo que es del César y al indio, lo que es del indio! ¡Al indio lo que es del indio!>

http://www.youtube.com/watch?v=xLF1NvS9zDE&playnext=1&list=PLB8EA00684B85145B&feature=results_video

No se puede dejar por fuera  a quienes pusieron los muertos

El ojo del huracán no se ha mudado del espacio del territorio del Centro Originario Chaktapa, espacio donde se movía Sabino y sigue moviendo su gente, principalmente la gente de Carmen Fernández Romero, la madre de Alexander torturado y asesinado junto con su hermano por el grupo de sicarios que luego mataron a Sabino el pasado 3 de marzo por orden del mismo centro financiero perijanero.

Es bueno el método como los hombres del gobierno regional y nacional acordaron entre si comenzar por pagar las haciendas ocupadas, en especial las ubicadas en el río Yaza, y luego las que no están ocupadas, pero es recomendable que en ese intervalo de tiempo debe los hombres del gobierno volver al Yaza y reubicar a los campesinos ocupantes de los parcelamientos las Flores, la Estrella y pagar la hacienda la Materita, o Barranquita, y a los meses regresar, luego de otros pagos al Yaza y así sucesivamente hasta que se cancele el espacio solicitado por el cual murieron.  

Todo puede ocurrir, lo que no sería recomendable es que los familiares de Alexander, José Manuel, Wilfrido, Leonel y el resto de los ocho hombres asesinados que permanecieron en la línea de fuego en la lucha por el territorio Yukpa queden sin tierra para vivir sus viudas, madres e hijos. Si hace falta se volvería a la Asamblea Nacional a buscar el recurso que falta, así como el de un plan inmediato urgente de siembra y vialidad mientras se elabore el Plan Yukpa, se soliciten, se aprueben y lleguen los recursos. 

Por ahora, la parte sur del Yaza o lo que es lo mismo al norte del río Tukuko, o de otro modo llamado también espacio territorial del Centro Originario Chaktapa debe ser entendida por el Gobierno como una zona especial, allí está la palabra comprometida del presidente Chávez. De estos crímenes nace el juicio, de estos espacios saldrán los testigos contra sicarios y ganaderos. Por estas razones sigue aun rondando la muerte, la venganza sicarial y ganadera, el permanente abigeato dirigido para mantener la zozobra y el amarillismo mediático, así como la presencia policial y militar, así como los señalamientos ganadero/policiales del secuestro y la trampa. Todo para exterminar a la familia de Sabino. Esta situación de guerra está vinculada con el abandono gubernamental con esta gente Caribe que resiste. Por esto es urgente entregar ya estos espacios solicitados, dotarlos de semilla y comida para que puedan sembrar y romper el cerco impuesto arreglándoles la vía de comunicación en donde el jueves 1 de agosto se quedó varada una camioneta de la Secretaría de Desarrollo Agrario de la Gobernación del Estado Zulia, y a punto de quedarse también el rustico en el que se pretendió rescatar a los 5 funcionarios.

Se necesita que los hombres del gobierno encargados de este asunto ven las relaciones existentes entre una cosa con la otra. Entre los asesinatos, el juicio, la amenaza y la muerte de los testigos, las permanentes acusaciones a los hijos de Sabinos de abigeatos y secuestros con el abandono y el aislamiento. Se necesita no sólo entregar en esta zona una hacienda sino todas las solicitadas para ir en este espacio de muerte consolidando vida y paz. Se debe entrega las tierras de estos dos parcelamientos y haciendas pero al mismo tiempo dotarlos ya con semillas y comida para poder trabajar, pero ante todo arreglar las vías de comunicación para romper el aislamiento en el que se encuentran estas comunidades del Centro Originario Chaktapa.

Cumplamos con Sabino, el Gobierno tiene la palabra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2136 veces.



Lusbi Portillo


Visite el perfil de Lusbi Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: