Caso de la mujer yukpa, Mary Fernández: del secuestro yukpa-ganadero a la detención ilegal del CICPC de Machiques

Mary Fernández Fernández, es una mujer yukpa que vive en la comunidad Kuse de la cuenca del Río Yaza, en la Sierra de Perijá; es maestra de la comunidad Guamopamocha (antigua hacienda Kusare), madre de cuatro hijos, viuda de José Antonio González/ Turútuka (asesinado) e hija de la cacica de su comunidad, Carmen Fernández.

A Mary le han asesinado tres hermanos: Alexander Fernández, fue encarcelado con el cacique Sabino Romero en 2009, durante 19 meses, en un juicio donde se demostró su inocencia; meses después de salir de la cárcel fue asesinado junto a su hermano José Luis, a quien además le sacaron los ojos. Uno de sus sicarios era trabajador en operaciones encubiertas del Grupo Antiextorsion y Secuestro (GAES) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ese mismo sujeto llamado Ángel Bracho, apodado "Manguera", fue quien posteriormente asesinó al cacique Sabino Romero y hoy paga 30 años de cárcel gracias a la presión que se ejerció para que así fuera. El otro hermano de Mary, Cristóbal Fernández, fue asesinado por la GNB en una operación silenciada y ejecutada por mandato ganadero, en esa misma oportunidad dejaron lisiado a un cuarto hermano llamado Gabi Alberto Fernández.

A este punto cabe preguntarse, ¿por qué tanto ensañamiento?, ¿acaso se trata de una terrible banda delictiva?

Se tratará de responder brevemente. La familia de Mary Fernández, junto a la familia de Sabino Romero, fueron la punta de lanza de la lucha por la recuperación del territorio ancestralmente yukpa-caribe, proceso contemplado en la constitución de la República de 1999.

Hablemos de cómo se realizó el despojo: A inicios del siglo XX, el territorio yukpa fue despojado por familias de la Villa del Rosario y el Sur del Lago de Maracaibo a sangre y fuego para ocupar las tierras planas del pie de monte de la sierra, con el propósito de desarrollar la producción pecuaria, 100 años después esas familias constituyen una clase ganadera que domina hegemónicamente el municipio Machiques de Perijá, incluyendo las instituciones del Estado apostadas en la zona.

De qué forma se expresa todo esto en el caso de Mary: los hermanos de Mary y los hijos de Sabino Romero junto a su padre, han recibido todo el odio racista ganadero, con los recursos económicos de esa clase y las instituciones del Estado en Machiques, utilizadas como instrumento de represión y violación de todos los derechos colectivos e individuales.

El caso de Mary es quizás el más irónico y despiadado de este proceso de criminalización. En días pasados la Sra. Ganadera, María Antonieta López, "propietaria" de la hacienda Las Delicias, acusó a los hermanos de Mary del presunto robo de ganado en "su" hacienda. Ante esta acusación una cantidad de yukpas del Tokuko (sector históricamente penetrado por misiones católicas), incluidos caciques comunitarios con fuertes alianzas en el sector ganadero, decidieron bajo ese mandato capturar a Mary como medida de presión para que aparezcan sus hermanos y se presenten ante "la patrona", pero ¿quién es esta "patrona"? La Sra. López, le compró la hacienda Las Delicias a un familiar llamado Emer López, y ¿quién es este señor?, ¿qué relación guarda con la lucha yukpa por el territorio? Todo señala, según los datos contenidos en el expediente del caso, a que este señor es el asesino intelectual del cacique Sabino Romero, el mayor defensor de los derechos del pueblo yukpa por la autodeterminación de su territorio, elemento este que facilita la comprensión del interés que posee la familia López, quienes han utilizado al cura del Tokuko (involucrado en casos de pederastia), a los yukpas-ganaderos y a las instituciones de Machiques, para legitimar lo que significa un secuestro ilegal a Mary Fernández por parte de la misma comunidad y las mismas personas que asesinaron a su esposo. No conforme con lo anteriormente descrito, ayer 25 de noviembre de 2018, el CICPC de Machiques se apersonó al Tokuko para llevársela detenida de forma ilegal, tardaron tres días en montar el caso ganadero para trasladarla de un secuestro de los yukpas del Tokuko a una detención violatoria de los derechos humanos.

Al decir del proceso histórico, hay muchas probabilidades que, como en el caso de Sabino y Alexander, se forjen decenas de pruebas que inculpen a Mary en delitos gravísimos: abigeato, narcotráfico, líder de una banda delictiva, entre otros.

*Existen distintas versiones de la historia, pero más allá de pretender la verdad, ninguna de ellas puede justificar la violación de los derechos humanos de los pueblos o negar a sus sujetos de lucha, al menos no en un proyecto revolucionario.*

#JusticiaParaMary

#VivaSeLaLlevaronVivaLaQueremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 657 veces.



Lusbi Portillo


Visite el perfil de Lusbi Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Lusbi Portillo

Lusbi Portillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a272342.htmlCd0NV CAC = Y co = US