El Charrasqueo del Pájaro Libre

Apuntes en torno a la Libertad absoluta del Cantor Julián Conrado. (V)

Julián Conrado y los Compañeros

Hacen catorce años el Camarada Ever Delgado, poeta merideño puso en mis manos, un CD de pasta negra, cuya caratula tenia estampado un nombre que me remitía a alguna agrupación de música mexicana, de esas rancheras que en tiempos remotos llegaron a mi pueblo, allá en la Carora campesina de los setenta. El texto decía “Julián Conrado y los Compañeros”. Lo que más atrajo mi admiración y multiplicaba las expectativas eran los nombres de las canciones (aun no escuchadas por mi), y un sub titulo “Farc”. De estas siglas ya había leído bastante, por lo que no perdí más tiempo en mis caminos de estudiante (Letras-Historia del Arte) en la Universidad de los Andes, y me fui a la residencia estudiantil Pedro Rincón Gutiérrez, a escuchar el material. Sorpresas para mi, todos los temas (10 en total) me atraparon en su profunda calidad de composición, investigación histórica, geográfica, y sobre todo, una voz enérgica que denunciaba los atroces acontecimientos que sufría la hermana república de Colombia. El 11 de Abril del 2002, justamente esta Residencia fue allanada por estudiantes infiltrados, y llegaron a la habitación número 306, donde conviví por cuatro años. Ese día, junto al Comandante Marcos Torres, ex combatiente en las serranías de Rio Claro (Lara), tomamos las avenidas y el aeropuerto Alberto Carnevalli mientras algunos compañeros (Tarek El Aissami) y el Gobernador (Florencio Porras) estaban detenidos en guarniciones militares. En mi habitación encontraron libros de poemas y de historia, cuadros y unos platos viejos. Lo que jamás encontraron fue aquel subversivo CD, con temas de lucha revolucionaria y de Amor a la vida.

Llegué a preguntarme, cómo hizo este compañero (hasta ahora desconocido por mi), para grabar tan extraordinarias crónicas y esos versos poéticamente liricos con alma de pueblo sufrido y vivo a la vez, en esa Colombia tan peligrosa, lo pensaba mientras venia a mi mente Pablo Gallinazus, Toto la Momposina, entre otros.

Resistencia (Comisión Internacional), era el titulo de aquel mi primer disco del Compañero Julián Conrado, cantor campesino a quien hoy en día, muchos jóvenes y cantidades de movimientos políticos-sociales lo siguen, por ser en cierta forma, el Ali Primera que se levanto en el pueblo neogranadino, cantor que sin falsedades nos entrega su amistad. Amistad, así se llamaba el primer tema, donde nos expresaba su punto de vista sobre este valor social, valor humano, haciendo en él una comparación entre lo bueno de la amistad y lo malo del Capitalismo (problemas de estado).

“Siento que mi pueblo sufre y que me necesita, me llama y voy porque no puedo hacer lo contrario… el Revolucionario dijo Jacobo, lo dijo y siempre lo practicaba, es quien está dispuesto a darlo todo, a darlo todo a cambio de nada”… son las primeras palabras de la estrofa musical que Julián nos entregó en ese entonces, citando a su compañero Jacobo Arenas, así conocido el Camarada Luis Alberto Morante, líder ideológico y fundador de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, quien el 10 de agosto de 1990 cambio de paisaje. El cantor Julián Conrado deja con sencillas palabras el mensaje directo de su aprendizaje con su Camarada “nada personal nos estimula”.

No puedo dejar a un lado el infinito valor pedagógico que impartió en los más duros y dificultoso espacios, el compañero Jacobo, enseñando antropología, Legislación militar internacional y otras materias a campesinos y allegados a él, quien a su vez hablaba los idiomas ruso e inglés de forma natural. Hombre de profundo amor revolucionario, maestro ideológico, blanco de los asesinos paramilitares que hunden desde principios del siglo XX a la Colombia de Gaitán.

“Con el Movimiento Bolivariano, vamos colombiano a cambiar la historia, vamos a juntar el alma y el corazón como hermanos, vamos a luchar para conquistar la paz y la gloria, la Patria colombiana esta ofendida, bueno y ¿por qué se ofendería?”, le robaron la paz y la ladrona fue la burguesía”… Movimiento Bolivariano, canción acompañada por un fandango en el cual insta a los compatriotas a no quedarse callados ni sentados, a levantarse  en defensa de su patria para conquistar la definitiva Paz que anhela quienes de verdad aman el pueblo colombiano. Así, pues, El trovador Conrado toma su único fusil, la guitarra no sin antes cargarlo de amor, de poemas, de anécdotas, de historias de abuelos y también de mensajes y consejos en lealtad a la soberanía.

La fusión melódica del Caribe no se hizo esperar, cuando irrumpe la siguiente canción de aquel disco premonitorio en mi vida. Suena otra estrofa “dice que anda por el mar, que tal vez por la ciudad, o por el monte…pero donde está escondida, qué no se deja pillar… aseguran que es guerrillera, la acusan de rebelión” musicalmente puede ser salsa con influencia de ritmos  cubanos. El propio Julián le llama “Charamanduca”.  De nuevo le incorpora el elemento orgánico del pensamiento bolivariano, como fiel hijo de Colombia y amante de su libertad soberana, Julián asiste incólume a la canción de combate, diría Ali Primera, “contra las bestias”, en tanto son en su mayoría, los objetivos primarios y culpables de tantos males que agobian su patria.

En este disco, la cuarta canción (personalmente la que más me atrajo la atención en el momento), nos expresa detalladamente con un sentido metafórico y real, la forma de cómo se crea el ejercito campesino en Colombia, es decir, las FARC. Digamos la constitución de la gran comuna de Marquetalia (1964), sin olvidar los acontecimientos políticos del Bogotazo (1948) en el asesinato del eximio luchador Jorge Eliecer Gaitán. “moviéndose por aquí, moviéndose por allá... A los niños en la escuela cuando triunfe la justicia, en clases de historia nueva le hablaran de las delicias” y he aquí la parte endeble en el sentimiento del cantor, la presencia humana de los niños y su afán por enseñarles el sentido de la lucha. Lo ratifica con y desde el canto al anunciar “los niños en esa escuela, entonaran la canción, viva la Colombia nueva, viva la Revolución”. Con un grano de maíz, así comenzó las Farc, bollo y buñuelo para freír hoy está dando el maizal, y crecerá y crecerá se tiene que convertir, con el tiempo en libertad en dicha y paz para vivir”. No dejen de oír la Posdata en esta canción.

Sueltase de nuevo el acordeón (en manos del compañero Jaime Bernardo) padre y señor de toda la melodía en RESISTENCIA, brindándonos Julián la canción sobre el Avestruz, tema jocoso y cadencioso para quienes se creen ocultos e invisibles cuando cometen sus fechorías, sin saber que afuera del hoyo la cola la muestran públicamente.

Temas más que denunciantes e informantes, como Venceremos (al Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara) y, Manuel (al Camarada Marulanda), son reflejos de aprendizajes para impulsar y desarrollar una lucha por la Paz, inspirados en Bolívar, a quien Julián vuelve a nombrar y lo hace de manera constante, pues, es el ideólogo principal en la gran batalla por la definitiva independencia.

Desde el corazón de la montaña, los campesinos (sin una pizca de cansancio y rencor) gritan aun, después de más de medio siglo en batalla “ni un minuto de silencio, toda una vida de Combate”, entonces ¿cómo creen que el Cantor Julián Conrado se cansara de amar, de luchar, de crear, de soñar y cantar?

AUTORIDADES VENEZOLANAS, miembros del Buro del PSUV, compañero y Camarada NICOLAS MADURO, ¿qué más esperamos para otorgarle la LIBERTAD y asilo a este cantor humanista? Campesino colombiano, buscado por ser un cantor de la Paz y la Revolución. Pronúnciense, como lo hizo el Comandante Hugo Chávez, a favor del compañero Conrado.

Termina otro día, otra semana. El Cantor Conrado sigue privado de libertad. Seguimos luchando, cantando, profundizando esta Revolución.

Sin tanto perendengue, le cantaremos a la paz.

Amando Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1793 veces.



Neybis Bracho

Escritor, editor, actor y promotor cultural. Licenciado en Letras de la Universidad de Los Andes. Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural de la Universidad Simón Rodríguez. Investigador de la historia del arte contemporáneo latinoamericano y europeo. Colaborador de varias revistas culturales y políticas del país. Ha sido publicado en la Biblioteca Hispánica de España, así como en varias Antologías poéticas de Venezuela (Imaginar la Distancia, poesía larense del siglo XX de Yeo Cruz, II Antología de Poesía de la Asociación de Escritores del Estado Mérida 2006, Artesa Poética de La Patana, Mérida 2001, Antología Festival Mundial de Poesía, Venezuela 2011). Actualmente se desempeña como Docente de la Cátedra de Literatura e Historia de Venezuela en el L.B Julio Segundo Álvarez de Carora. OBRA LITERARIA: Ha publicado los poemarios Glaciales (Ediciones AEDAS 1997), Vergeles de Rosas (UCLA 1998), Clepsidras y Sombras (ULA 1999), Púlpito de Faunos (ULA 2002), Contra Silencio (Gobernación del Edo. Mérida Ediciones GITANJALI 2002), Vástago de Abril (Axawa Editores. Primera Edición 2003), Fuentes de Luces (Axawa Editores 2007. Publicación acompañada con un CD con la voz del poeta, en una selección de varios libros del autor) Oficio de Existir (Fondo Editorial CONCULTURA 2008), Memoria de Viajes (Axawa Editores 2009). Ceremonia de Fuego (Axawa Editores 2010). Cuaderno de Relámpagos (Axawa Editores-LibrOris 2011) América Espada (Axawa Editores 2012). Cuenta con una obra inédita entre las cuales se encuentran: ALI Guitarra Izada (Ensayo sobre la canción de Ali Primera), Hora Ceniza (Poesía), Versos de la Vieja Sombra (Poesía), Prosa sin Pasado (Poesía), De La Vieja Aldea (Crónicas, anécdotas y memorias de Calicanto). Artemidoro y Otros Cuentos (Narrativa).Versos Furtivos (Poesía), Versos Dispersos (Poesía).

 nevallejo@yahoo.com

Visite el perfil de Neybis Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Neybis Bracho

Neybis Bracho

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a169176.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO