¡Por mucho creer en Santos nos puede atrapar el Lobo!

Definitivamente los venezolanos, o somos muy buena gente, o somos muy de esos que todos los días sale uno a la calle y el que se lo consiga es de él. Esto puede ser que jugando metras o cazando iguanas no sea tan peligroso, pero si se trata del manejo de nuestra política internacional, de nuestra posición ante la política del imperialismo, si está en el tapete el liderazgo que debe jugar nuestro proceso revolucionario al menos en América Latina, entonces la cuestión es digna de preocupación y malestar en el ánimo de quienes pensamos que debemos ser más coherentes para que se nos respete como país soberano que somos. Y es que caemos en cada trampa y somos tan poco firmes en algunas de nuestras posiciones que a veces damos una imagen de debilidad ideológica y de poca consistencia en nuestros principios revolucionarios e integracionalistas, hasta pareciera que ignoramos lo que se está jugando en el mundo en estos momentos en torno a la geopolítica y la pretensión imperial de dominar los países capitalistas a los países pobres.

El último encuentro de los presidentes de Colombia y Venezuela corrobora una vez más algo que todo el mundo sabe, de allí que menos entendemos algunas posiciones de nuestro gobierno que debería ser el primero en estar claro cuál es el papel de Juan Manuel Santos en esta región; entender que es el peón mejor pagado de los Estados Unidos como lo fue Uribe, le pagan para que haga el trabajo sucio disfrazado de diplomacia y lo peor es que a veces tiene éxito como en el fatídico encuentro. ¿Cómo es eso que en un encuentro de mandatarios, algo que se prepara con mucho cuidado, seriedad y responsabilidad, de repente se aparece otro presidente diciendo aquí estoy yo si no me han visto?

Algo menos explicable si este presidente es alguien con mucho cuestionamiento en el mundo político, por ser producto de algo tan repudiable como un Golpe de Estado donde asesinaron, violaron y vejaron a mucha gente del valiente pueblo Hondureño, por qué no entender la necesidad de los Estados Unidos y el propio Porfirio Lobo, de lavarle la cara a los sucesos de Honduras de donde sale presidente este señor? Que es uno de sus peones y para lo cual usa al otro lacayo que de Santos no tiene nada, para el ser más lerdo la estrategia es clara, sabiendo el prestigio y peso de Chávez en América Latina, se lo meten de contrabando en una mini cumbre forzada y precisamente con el presidente venezolano quien fue uno de los más acérrimos críticos de los sucesos en Honduras que terminaron con el mandato de Zelaya, uno no sabe como funciona, estas cosas a estos niveles de presidentes, pero lo pertinente y serio es que esta reunión se hubiese suspendido dado lo improvisado y la calidad del personaje. Por todo lo que encierra este hecho, por lo descarado y tramposo de la maniobra, nuestro presidente debió haber suspendido ese encuentro, a menos que ya estemos pensando que el tipejo Lobo “no es tan malo como parece”, o que el golpe en Honduras viéndolo bien no fue tan grave como para no olvidarlo, echarle tierra y aquí no ha pasado nada. A nuestro gobierno por su propia salud no le conviene (y menos tan rápido) olvidar hechos tan graves como un golpe de Estado contra nuestra política, contra la integración, contra el ALBA y contra todo lo que representa este trabajo político que se viene haciendo donde Venezuela y más concretamente Chávez, han jugado un papel decisivo, no es posible no tener claro que no son los payasos Santos y Lobos, detrás de ellos están los Yankis que promueven invasiones, golpes de Estados, bloqueos, asesinatos y después mueven sus fichas para con la hipócrita diplomacia que les ha caracterizado históricamente, trabajar y recomponer los escenarios violados. Lamentamos nuevamente que les ha resultado a través de los años, no sabemos si por muy inteligente ellos o demasiado bolsas nosotros. ¿Qué ha cambiado desde el golpe en Honduras hasta ahorita para tener otra posición sobre el hecho?, para que después de haber pedido que saliera de la OEA ahora trabajar para su reingreso?. ¿ No quedamos como políticos poco serios cuando incurrimos en este tipo de ambigüedades y cantinfléricas posiciones?.

Si olvidamos el golpe de Honduras también podríamos olvidar el 11 y 12 de abril de 2002 en Venezuela o el sabotaje petrolero, el Caracazo etc, la imagen y el prestigio que Chávez y Venezuela tienen más allá de nuestras fronteras, es producto de la constancia e inequívoca postura asumida contra la injusticia imperial. Siempre en defensa de la Dignidad y la Soberanía de nuestros pueblos. Que triste sería que este prestigio ruede por el suelo como consecuencia de garrafales errores, errores que en la política se pagan caros.

Un elemento a no olvidar jamás es que así como el imperialismo se hace acompañar de organismos lacayos como la ONU, la OEA, UE, para intervenir, bombardear y asesinar a los pueblos que consideran sus enemigos-Irak, Libia, Afganistán etc- así también utiliza a sus peones en todo el mundo para que trabajen en función de limpiar su imagen y acomodar las piezas en el Ajedrez que a ellos les beneficia. No sé si en nuestro gobierno existe alguien que desconozca el papel rastrero de Lobo y Santos en América Latina.

El capitalismo es capitalismo, porque no retrocede en su afán de controlar el mundo. El neoliberalismo no concilia jamás su posición ideológica. El imperialismo no da tregua en su lucha hegemónica contra los sectores populares, la oligarquía no tiene ninguna duda sobre su razón de ser: amasar fortunas a expensas de los derechos del pueblo.

¿Si son ellos nuestros enemigos históricos por qué cederles espacios? Por qué no aprovechar sus prácticas para presentarlos ante el mundo como lo que realmente son?

El imperio y sus comisarios en América Latina hay que enfrentarlos con las ideas bien puestas y con las armas de la claridad ideológica y política, la solidaridad combativa y la integración de los pueblos oprimidos, y teniendo presente siempre un pensamiento del Ché Guevara:

“Al imperialismo no hay que creerle ni un tantico así”


mapavillegas@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2738 veces.



José Ramón Blasco


Visite el perfil de Ramón Blasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad