Arcadia Fugaz

Miranda traicionado en París, Venezuela entregada en Francia bajo iguales principios pragmáticos

Antonio José de Sucre, El Mariscal nunca tuvo que ir al Perú, tierra de conflicto, sino a La Guyana junto al Precursor Miranda y el General, comandante de esas tierras, Manuel Piar y jamás ser fusilado, la gran traición a una república.

La conciencia es nuestro único testigo ante la fidelidad o infidelidad de la ley, o sea, nos presenta su esencial rectitud o maldad moral, la consecuencia es nuestro único testigo. El apóstol Pablo a los Romanos fue muy claro: "Cuando los gentiles que no tienen ley, cumplen naturalmente las prescripciones de la ley, como quienes muestran tener la realidad de esa ley escrita en su corazón, atestiguándolo la conciencia con sus juicios contrapuestos que les acusan y, también lo defienden, (Romanos 2- 24/15), Es claro, lo que sucede en la intimidad de la persona esta oculto a la vista de los demás desde afuera. La conciencia dirige su testimonio solamente hacia la persona. Y, a su vez, solo la persona conoce la propia respuesta a la voz de la conciencia.

Estamos en América Latina en una continuada violación a la ley espiritual y material de los dirigentes políticos y, por ende, a la esencia del hombre. En París se fraguaron todas las traiciones hacia América Latina. En una oportunidad, hubo un murmullo en la sala congregacional y, el presidente buscaba conocer la verdad y, el general John. S. Eustace, quien era protagonista de un libelo contra Don Sebastián Francisco de Miranda y pudo mencionar, "Estoy satisfecho en no ser amigo ni seguidor del general Miranda, porque me honro detestándole. Detesto profundamente a este hombre y quiero que se sepa. Que los franceses conozcan que soy su principal enemigo

Es traición por todos lados, a Venezuela la han traicionado desde la época colonial y guardan silencio. Recientemente Enmanuel Macrón, el presidente de Francia dio su opinión hacia Venezuela en asunto del dialogo y electoral. Alguien que no atiende el problema africano, porque, muchas de sus colonias agotaron sus reservas y lo grave, fueron extorsionadas y ultrajadas al quitarle sus riquezas naturales. Para colmo, en sus cárceles hay detenidos como Ilich Ramírez, quienes con furor defendieron la causa revolucionaria, cual fuese su destino. Todo es ley de conciencia, Francia y EE. UU confiscaron a los bongueros y torreones mercancías en oros y manufactura textil para dárselo al Reino Unido. Las autoridades inglesas siempre fueron falsas y poco respetaron la ley, siempre fue un asunto de conciencia y de fe. Estos tres países se ahogaron asimismo y Bolívar nunca interpretó el papel de Miranda hacía América y una vez en nuestra republica su frente de batalla era con Sucre y Manuel Piar en lo que hoy es La Guyana Esequiba.

Es cuestión de conciencia y ley, es un tiempo, el apóstol Pablo siempre fue clave espiritual y material para el desarrollo apostólico en tres Imperios, el griego- romano, Babilónico. Mesopotámico y el otomano. Claro, sus credenciales eran muy claras y Jesús lo tenía allí para abogar por los primeros cristianos.

En consecuencia, que hace nuestro presidente haciendo pactos con hombres antibíblicos que no generan complacencia a Dios y es presidente de una tierra bendecida no solo por sus riquezas, sino por la naturaleza del corazón de sus habitantes y les complació dándole tierras agrícolas muy fértiles y, los grupos económicos hacen affaire y le venden alimentos al pueblo a un costo elevado.

Miranda, tuvo un tiempo pérfidamente retenido por los ingleses y exigía su salida de inmediato, no hacía La Cuenca del Caribe, sino a París, Francia habría virado su devenir político y Bolívar poco le apoyo por asuntos de providencia y ser un mantuano español, deseaba una entrevista con el cónsul Napoleón Bonaparte, de quién el venezolano esperaba comprensión, pero también resolución para zanjar los asuntos económicos que, hasta entonces, otoño de 1800, no había conseguido solucionar.

La conciencia espiritual y política es un heraldo de Dios y su mensajero, ella nos da testimonio de la rectitud o maldad y, da paso para que el testimonio de El, llegué a lo más profundo de nosotros mismos. Somos llamado a la obediencia, a tomar el lugar santo donde Dios habla a nuestros sentidos. Mirando fue guiado por el Espíritu absoluto de la verdad para independizar una nación, mientras otros la acorralan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 755 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: