Seguir el ejemplo que el Mariscal Sucre dio

Sucre,   le escribió al Libertador el 11 de mayo de 1826:

      “El Puerto de La Mar se abrirá pero más con bulla que con provecho; la compañía inglesa que trabaja minas en Potosí, o que va emprenderlo, ha traído un fragata cargada de maquinas, herramientas, trabajadores, azogues etc., etc., que todo es libre de derechos y este cargamento que se introducirá por ese puerto trae de factura un millón de pesos, no pagará derechos como he dicho; pero como estas máquinas fomentarán la explotación de minas dejarán con demasía derechos de los metales que no se aprovechen en la introducción. El interés de este país es proteger el trabajo  de la minería, pero una protección fuerte."

En Venezuela casi dos siglos después a los industriales que importan Bienes de Capital se les ofreció que si cumplían con los requisitos del Decreto 4.908 los cuales son entre otros, presentar un Estudio Económico de Proyectos, que la maquinaria a importar sea de primer uso (Nueva) y que hagan una obra o  donación social proporcional a la exoneración que se les otorga pero habiendo cumplido completamente con estos requisitos los empresarios tienen que esperar hasta la desesperación para que sus solicitudes sean otorgadas. Hay ciento de solicitudes que permanecen en el Despacho de Industrias ligeras que han cumplido, como he dicho,  con todos los requisitos exigidos por el Decreto 4.908 y no termina de la salir el Certificado de Exoneración, y lo que es peor aún,  les está prohibido a los funcionarios de la Dirección de Industrias ligeras que estudian dichas solicitudes dar cualquier información y si lo hacen son severamente sancionados. Los industriales piden que se les de información porque hay muchos que tienen su maquinarias en puertos venezolanos pagando almacenaje mientras esperan que les salga sus Certificados de Exoneración, mientras otros en el extranjero están en las mismas, pero en un situación que pudiese ser peor, pagando almacenaje y esperando por un barco que salga para puertos venezolanos y eso no es todos los días ni los meses.    

Me pregunto, ¿así estamos impulsando el desarrollo económico de Venezuela? Ciudadano Ministro de Industrias Ligeras y el Comercio , por favor tome carta en este asunto, la industria venezolana está siendo perjudicada enormemente, no puede expandir sus negocios ni abrir nuevos. Más aún la industria de la construcción que genera miles de empleos no puede cumplir con la demanda que se les hace, por no tener quien le suministre su materia prima, así no hay construcción ni reparación de viviendas, caminos, carreteras y autopistas.   
 


*Economista – Post Grado en Industrialización

Teléfonos 0212-987-7581 Celular 0414-219-8278



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz*

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a59453.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO