(Historia de drama y acción tomado de la vida misma)

Punto de cuenta: o cuando la burocracia nos alcanza

Encuentro cercano con la burocracia 1

Es una mañana soleada de febrero, Tibisay se dirige de la institución gubernamental, donde prestó sus servicios durante tres meses hasta diciembre del año pasado, por la módica cifra de un millón doscientos mil bolívares mensuales. Tibisay se dirigió a la caja para retirar el cheque de su liquidación, que esperaba incluyera 19 días de su sueldo que nunca le cancelaron pero que siempre le decían que no se preocupara porque al final todo salía junto.

Frente a la taquilla, Tibisay recibe dos cheques, que corresponden a los pagos de la liquidación de sus dos contratos, pues meses antes también había trabajado por tres meses bajo las mismas condiciones. Extrañada Tibisay observa que si no llega ese día no cobra, puesto que los cheques tenían fecha de noviembre y estaban a sólo dos días de vencerse. Pregunta a la cajera, porque no le habían entregado los cheques antes, si ella llamó en varias oportunidades y le decían que no estaban listos (¿?). La cajera no sabe responder, y Tibisay se marcha.

En pleno pasillo, y a punto de tomar el ascensor para retirarse, Tibisay se da cuenta que el calculo esta malo, pues faltan los 19 días prometidos y reclamados formalmente en oficio dirigido por su jefa al Gerente General en el oportuno momento que se detecta el equívoco en la fecha. Se devuelve a la oficina de recursos humanos para averiguar que pasó.

Encuentro cercano con la burocracia 2

Dentro de la oficina de recursos humanos, Tibisay investiga que pasó con la prometida compensación, y luego de revisar en su expediente la ficha donde se señala la fecha correcta de la contratación, y constata la solicitud que dirigió su jefa de rectificación de la fecha, entre otros documentos que reposan en la carpeta, una empleada le señala, la necesidad de que Tibisay solicité por escrito la rectificación de este “aparente” equivoco.

Al día siguiente, Tibisay vuelve con la carta que le solicitaron y la consigna en la oficina de recursos humanos, donde le informan que dentro de unos días le darán respuesta de la carta.

Encuentro telefónico con la burocracia 1

Cinco días después de consignada la carta, Tibisay comienza a llamar para conocer si ya se tiene respuesta de la misma. Luego de múltiples intentos de llamadas, que nadie respondía, o que en algunos casos, caían en la oficina que no era y que no podía ser transferida a la oficina de recursos humanos, logra Tibisay preguntar si ya se tenia respuesta: lamentablemente no se tenia respuesta.

Tibisay invierte cinco días mas para conocer si ya se tenía respuesta. Un empleado le informa que ya está y que puede pasar a retirarla.

Encuentro cercano con la burocracia 3

Tibisay se dirige a buscar la respuesta a la oficina de recursos humanos. En ella le entregan la carta de respuesta, donde le señalan que lamentablemente siguiendo instrucciones del Gerente General, no le pueden cancelar los 19 días en cuestión, puesto que el punto de cuenta que firmó el Presidente de la institución tiene la fecha sobre la cual se realiza el calculo, y que Tibisay objeta. Tibisay indignada pero controlada para no perder la compostura (como diría su anciana madre), le solicita al empleado se revise la fecha de la solicitud de su contratación que reposa en su expediente, al revisarla encuentran que esta solicitud tiene la fecha correcta. Esta solicitud es la que origina el punto de cuenta de la contratación. Tibisay argumenta, que quizás la persona que transcribió el punto de cuenta pudo haberse equivocado, pues a fin de cuenta somos humanos.

Llama la atención de Tibisay, que el empleado, tratando de ubicar el origen de todo el proceso que es la solicitud de su contratación, busca en el expediente en las primeras hojas que están en la carpeta. Tibisay le señala al empleado, que este papel debe estar en las últimas hojas pues es anterior al punto de cuenta, pues es el documento que lo origina. El empleado, ubica el documento en cuestión, luego de lo señalado por Tibisay, y observan que en el mismo está anotado en clara letra manuscrita, una nota donde se señala que la contratación fue acordada por la Jefa de Tibisay en conversación con el Gerente General, y en esta solicitud aparece la fecha correcta. En este punto, el empleado junto a Tibisay, se dirigen a conversar con el jefe de recursos humanos, y éste señala que el va a consultar con el Gerente General, y durante la semana le dará una respuesta a Tibisay. Tibisay se marcha con la promesa de llamar en un par de días.

Encuentro telefónico con la burocracia 2

Tibisay se instala en el teléfono una semana después, para intentar la comunicación con la oficina de recursos humanos. Esa semana no tiene éxito. Continua en su intento la semana siguiente, logrando conectarse tres días después, para enterarse vía telefónica que no procedía el reclamo porque el punto de cuenta era lo que contaba de acuerdo a lo señalado por el Gerente General. Tibisay le solicita al empleado le ponga la respuesta por escrito, pero no va a buscarla... no quiere invertir otros veinte días en el proceso.

Encuentro cercano con la burocracia 4

Tibisay se dirige a la oficina ministerial que atiende estos casos de reclamo. Lleva copia de toda la documentación que posee. Tres porteros le impiden el paso, y le informan que tiene que venir de madrugada para retirar un número, pues sólo se entregan 20 números al día. Tibisay solicita consultar a alguien de la oficina de reclamo, pues ella llamó por teléfono antes de venir y nadie le informó que debía pedir número ni nada por el estilo. Un señor muy amable, la atiende, haciendo caso omiso de los vigilantes, y procede a atender el reclamo. Registran en una planilla todos los datos, y le anexan las copias. Le dan copia a Tibisay del reclamo, y le informan que venga en quince días hábiles, para conocer si la institución ha dado alguna respuesta.

Tibisay se retira, a la espera que en esta oportunidad, no le pase como en otra institución que trabajó, donde además de que nunca le pagaron, el jefe le dijo, que el no podía hacer nada porque él pensó que ella estuvo dos meses y medios haciendo un trabajo “voluntario” en esa institución. El periplo para intentar cobrar lo trabajado la mantuvieron ocupada durante un año y medio, en los cuales realizó no menos de cincuenta diligencias, escribió no menos de veinte cartas, y camino quien sabe cuantos kilómetros, pues esta institución queda en Fuerte Tiuna. Y lo último que le asesoró una abogada, fue que se buscara un abogado o abogada para pelear este caso, y con lo que ganara le pagara al abogado... Tibisay tiene la esperanza de que algún día pueda cobrar esta vieja deuda y encontrarse cara a cara con el cínico de su contratador. Y en cuanto a los 19 días del punto de cuenta de este cuento... ESTA HISTORIA CONTINUARÁ ...

tibisaymaldonado@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 10321 veces.



Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: