¡Dos soberanos Mijito! Uno vota que vota, el otro con puro discurso y el pollo 130 mil el kilo

Sabía que los gobernadores electos muy recientemente, debían hacer acto de presencia en el salón donde funciona o se realizan las sesiones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Si el país estuviera en buenas condiciones y boyante, no tendríamos que ponerle objeciones a un capricho, que tiene sus costos, porque los gobernadores tenían que costearse la movilización y a veces, esa movilización se realiza en jet privados que implica mayores costos.

Hoy, como se dice muy coloquialmente, la masa no está para bollos y los recursos deberían cuidarse y administrarse mejor. Bueno, pero la ANC se impuso ese caprichito, se aceptó y hubo que complacerlos. No es sólo, el costo de traslado de los gobernadores con sus asistentes. A veces se llevan otras cargas para celebrar los triunfos lejos de casa. Esos viajes se aprovechan para canitas al aire que se cargan a los viáticos.

Un soberano, que es el pueblo, se expresó para que unos candidatos fueran seleccionados como gobernadores. Ese es un soberano, que ya es de dudosa reputación, porque el elegido debe pasar por el soberano mayor, representado en la ANC. El consentimiento del soberano-pueblo, no es suficiente.

Creí, que esta manifestación burocrática y del mal uso del tiempo, quedaba a nivel de los gobernadores. No es así, para el caso de la elección de los alcaldes no bastó que el pueblo votara y lo eligiera. Es necesario, que el soberano mayor (ANC) confirme con la juramentación, que el acto que realizó el soberano menor, fue legítimo. Este soberano mayor, se ha transformado en la caja de machete. Más soberano que el soberano que está en la Constitución.

En consecuencia, la ANC con bastante billetes que no hay mucho, costeara el despliegue de varias comisiones de miembros de este cuerpo para que juramenten a los nuevos alcaldes, que fueron electos por el soberano chusma, pero que ahora deben recibir la bendición del gran soberano mayor.

Mientras el soberano más soberano, está en estas menudencias de juramentar a los nuevos alcaldes, el pollo que está regulado en no más de 50 mil bolívares, está pisando los 130 mil bolívares el kilo. El otro soberano tendrá opción para comprar del pollo, sólo las paticas y únicamente de a medio kilo, porque el kilo no está muy barato o alcance de las personas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2458 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a256523.htmlCd0NV CAC = Y co = US