Seniat burlado. Precios y costos viciosos

De entrada, la tasa media de ganancia no significa que cada comerciante con varias rotaciones al año pueda obtener la misma tasa en cada rotación. Por ejemplo, si la tasa de los carniceros es de 30% anual, no puede aplicarla a sus ventas diarias o semanales que miden sus rotaciones ya que estaría obteniendo una tasa = 54xla tasa anual del caso. Hasta ahora no conocemos ningún caso de sanciones efectivas sobre esta modalidad de especulación y burla al ISR.*

Al parecer, cada comerciante aplica su tasa cada vez que compravende; si lo hace quincenalmente, la repite 23 veces al mismo nivel; si sus renovaciones de inventario son bimensuales, la aplica seis veces al año y por el mismo monto

Sobre esas bases ya inflacionarias per se, nos preocupa desde ya que muy erróneamente se está acordando los precios cuando para ello se toma en cuenta el precio actual de los variados insumos a los que no se les acuerda antes sus respectivos precios. Este argumento lo están esgrimiendo todos los productores e importadores.

De esa manera los precios acordados deben comenzar necesariamente a partir del precio acordado de los insumos. Como quiera que el Estado ha subsidiado esas imputaciones con dólares baratos, allí tiene una referencia para los acuerdos en cuestión.

Si se sigue aplicando los precios actuales sin sus previos ajustes hacia abajo porque los márgenes de ganancia son excesivos en toda la cadena de distribución y en las fábricas de materias primas y las procesadoras de estas, no se habrá acordado otra cosa que ratificar o fijar precios rectificatorios de todas las alzas alcanzadas a la fecha de esos acuerdos.

Ya oímos esta mañana que un representante de los ganaderos estima que el precio acordable para la carne roja podría rondar 60Bs.F. ¿Es eso lo que busca el gobierno para resolver el problema de unos precios que ya todo el mundo sabe que son caprichosos? Los verdaderos acuerdos deben ser de tipo penal, debe penarse al especulador y dejar a un lado unos argumentos de costos que son falsos de partida. Ningún representante empresarial puede convenir en ganar menos; se las ingeniará para justificar sus propia especulación; así es este libérrimo sistema.

---

* Infiérase que esa sobreganancia anual es escondida en los libros presentados al SENIAT. Una sana auditoría revelaría el origen especulativo de la que resulte declarada, razón por a cual el impuesto sería mayor y el comerciante-suponemos-evitaría ese sobrepago impositivo.

P. D. El nuevo billete de Bs.F 100.000 pareciera convalidar la actual alza de precios acordados. Con 1 billete de esos usted podría comprar casi 2 kg de carne roja, de queso y demás sucedáneos lácteos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 902 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía