Sobre sueldos, pizzas e inflación en Venezuela

Fuente: Pixabay

Es normal escuchar a mucha gente, incluyendo camaradas, quejarse de que los constantes aumentos de sueldos decretados por Maduro son culpables de la inflación. A veces he pensado lo mismo. Pero el sábado pasado, cuatro humildes trabajadores de un local de pizzas en un centro comercial del este de Caracas me hicieron reflexionar. Mientras pagaba un refresco, los escuché burlarse de su propia suerte.

El local vende "slices" (uno de los ocho pedazos de una pizza) a Bs. 15.800, y ellos contaban que eso es lo que les pagan a ellos por un día extra de guardia. "Lo que falta es que me paguen con un slice", bromeaba uno de los 4 trabajadores del pequeño local, quien también decía como chiste que le pagarán sus utilidades decembrinas con tres pizzas familiares.

Su sueldo es apenas mayor al salario mínimo, pero en la media hora que estuvimos por allí cerca vimos al menos a 4 o 5 personas comprando pizzas grandes a 96 mil bolívares cada una; cuatro pizzas superan el sueldo integral mensual de un trabajador, incluyendo cestatickets, que para este momento es de Bs. 325 mil.

Estoy seguro de que el dueño de ese local se queja de "lo mal que le va", a pesar del alto volumen en ventas que tiene. Y si Maduro decreta aumento de sueldo mínimo en noviembre, seguramente ese dueño gritará que lo tienen al borde de la quiebra y aumentará el costo de las pizzas en 50% o más, como ya lo han hecho en el pasado.

Pero el sueldo que él le paga a un sólo trabajador es de apenas 10 mil bolívares diarios, mucho menos de lo que cuesta un slice de pizza. Suponiendo que el local venda 20 pizzas grandes diarias, el ingreso bruto sería de casi 2 millones de bolívares diarios.

El sueldo diario de los 4 muchachos (Bs. 40 mil) sería apenas el 2 por ciento de esos ingresos. Una cantidad absolutamente insignificante.

Aún si Maduro se volviera loco y ordenara un aumento de sueldo gigantesco de sueldo, de 800 por ciento, el pago diario a uno de estos chamos seguirá siendo inferior al precio de venta de una pizza grande.

Muchos me criticarán porque estoy obviando muchas cosas, entre ellas el elevado costo de la materia prima, impuestos, alquiler, etcétera. Lo que quiero resaltar aquí es lo insignficante que es el salario de los trabajadores en comparación con todos los demás costos que tiene una pizza que se vende en un centro comercial del este de Caracas.

Maduro normalmente decreta aumentos salariales de 30 o 40 por ciento. Pero si el salario apenas representa el 2 por ciento del precio de la pizza, no debería ocurrir un aumento mayor al 1 por ciento en su precio de venta al público. Es decir: Si Maduro decreta 40 por ciento de aumento salarial, una pizza grande de 96 mil bolívares no debería aumentar su precio más de mil bolívares.

Pero lo que termina ocurriendo es que los empresarios aumentan los precios de 20 a 30 por ciento pocas horas después de que Maduro hace el anuncio, generando una ola inflacionaria que a los pocos días se ha comido el aumento y causa un malestar generalizado en la población. Me ha tocado escuchar a algunos empresarios respondiendo despóticamente a personas que les reclaman los aumentos, con la satírica frase: "¿Pero no querían Patria, pues? ¡Tomen su Patria!". Ojalá y los trabajadores pudieran aumentarse el sueldo ellos mismos, como lo hacen los empresarios con sus productos: sin consultárselo a nadie.

"¡Pero en Estados Unidos...!"

Ahora bien: todos nuestros empresarios locales alaban y envidian el modelo estadounidense, así que veamos cómo funcionan ellos para ver si nuestros empresarios hacen algún esfuerzo por imitarlos.

Hay una página que muestra cuánto gana un trabajador de la famosa cadena Pizza Hut en Estados Unidos: Entre 8 y 11 dólares la hora, dependiendo del cargo:

  • El cocinero gana 8,33 dólares la hora
  • El cajero 8,36 dólares la hora
  • El conductor de envíos gana 9,83 dólares la hora
  • El gerente del restaurant gana 11,32 dólares la hora

Fuente: https://www.indeed.com/cmp/Pizza-Hut/salaries

Ahora bien: Según la página oficial de Pizza Hut (www.pizzahut.com), puedo comprar una pizza grande en Estados Unidos por 11,76 dólares.


Esto significa que, si un trabajador quisiera comprarse una pizza grande:

  • En Estados Unidos podría hacerlo con una o dos horas de trabajo.
  • En el capitalismo venezolano del este de Caracas, el trabajador tendría que trabajar casi diez días para comprarse una pizza grande.

¿Esta desproporción tan absurda también es culpa de Maduro? No voy a negar que el costo de la materia prima es responsables del costo de la pizza en Venezuela, pero reitero: cada vez que aumenta Maduro el salario, los empresarios nos suben el precio de todos los productos de forma absurda e injustificada. ¿Tiene que venir Maduro y sentarse con cada empleador y dueño de pizzerías de Venezuela, para revisar su estructura de costos y obligarles a pagar sueldos decentes a sus trabajadores? ¿O es simple y llanamente falta de conciencia de nuestros empresarios?

Desde el empresariado se nos dice que Maduro fracasó, y que la única alternativa para arreglar el país es el capitalismo venezolano que ellos han creado: trabajar para estos empresarios, ganando diariamente menos de lo que cuesta un slice de pizza y yendo a votar por los políticos que representan sus intereses. ¿Así piensan que los apoyaremos?

Lo mismo tenemos que hacer desde nuestro lado. El gobierno de Maduro ha tenido muchas fallas en medio del sabotaje bestial que se le hace desde dentro y fuera del país, que tiene a muchísima gente molesta y pasando necesidad. Una quincena de 160 mil bolívares no alcanza absolutamente para nada, dados los aumentos desproporcionados e inconsultos que han realizado los empresarios en las últimas dos semanas, en un aparente "castigo" contra la población por haberle dado la victoria al chavismo en 18 de 23 gobernaciones.

Se acaban de anunciar elecciones de alcaldes en diciembre: ¿qué hará el gobierno para estabilizar los precios y evitar el chantaje empresarial de que, si ganan los chavistas, nuevamente nos "castigarán" a la población con aumentos impagables con el fin de arrebatarnos la alegría en el mes más feliz del año?

Tenemos que seguir trabajando en crear un nuevo modelo que permita vivir cómodamente a todos los trabajadores, solucionando los muy graves problemas que tenemos. ¡No es fácil, pero tenemos que lograrlo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2591 veces.



Luigino Bracci

Estrecho colaborador y antiguo miembro del equipo editor de Aporrea. Bracci es un celoso defensor del Software Libre y de la libertad de expresión.

 lbracci@gmail.com      @lubrio

Visite el perfil de Luigino Bracci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luigino Bracci

Luigino Bracci

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a254565.htmlCd0NV CAC = Y co = US