La Columna del Guerrillero

La opinión de un ciudadano de a pie

Para tener una idea de cómo anda la economía en Venezuela, solo basta echar una ojeada a los precios de los alimentos, allí encontrarás una muestra realmente preocupante.

Hace 3 años, un huevo costaba 10 bolívares, toda vez que el cartón de 30 unidades, estaba en 300 BS.

Ahora bien matemáticamente o con alguna lógica, ¿habrá alguien que tenga una explicación sensata, tanto en el gobierno como en la oposición, que pueda convencer a la población que se justifica el precio de 15 mil bolívares un cartón de huevos, después de costar hasta hace 3 años 300 bolívares.? NO LO CREO.

Pero vayamos al sentido común, que se puede imaginar un venezolano con o sin parcialidad política, de este disparate que estamos viviendo, con el tema de los precios de los alimentos.

Por mucho que le de vuelta, no le encontrara explicación.

Sin embargo como ciudadano común, o como se dice en el argot popular un ciudadano de a pie como lo soy yo, trataré de encontrarle respuesta a la maniobra qué están haciendo los comerciantes con los precios de los productos de mayor consumo, incluyendo la tal influencia que tiene el dólar today en el inusitado incremento de los precios.

La primera falacia es que dichos precios, no se corresponden con la compra de materia prima con dólares adquiridos en el mercado paralelo o sea dólar today, ese es el pretexto que usan para estafar a la gente.

Pero "no tiene la culpa el ciego, sino quien le da el garrote" aquí la culpa la tiene el gobierno, al permitirles a los comerciantes utilizar este argumento falaz para colocar el precio que a ellos les da la gana.

Por otro lado sería iluso de mi parte, dejar a un lado el factor político, para nadie es un secreto que buena parte de la crisis económica, que estamos viviendo, tiene su ingrediente político, ya que existe un sector empresarial y comercial, que quiere salir del Presidente Maduro como sea, acudiendo a prácticas inusual, sin importarle el daño que le están haciendo a la población.

Con esto no quiero decir que el gobierno no tenga su cuota de responsabilidad en esta crisis económica, por supuesto que la tiene, al no aplicar los correctivos a tiempo, para evitar que personeros del gobierno en complicidad con seudos empresarios, se robaran las divisas que el Estado dispone para traer materia prima, maquinaria, equipos y tecnología para desarrollar el parque industrial y la agricultura venezolana.

El otro elemento que está presente en esta estrategia política de la oposición, es cotizar la economía para que cada quien haga lo que le viene en gana, tal como está ocurriendo, para dar señales de ingobernabilidad, procurando por esta vivaque grupos anárquicos, se lancen a la temeraria acción de paralizar del país con actos terroristas, para impedir que circulen los alimentos, combustibles y materias primas para los centros manufactureros.

Algo de eso está logrando, particularmente impiden que rubros como el huevo desaparezcan del mercado, cuya escasez inducida, busca justificar el jamás visto precio de 15 mil bolívares por un cartón de huevos.

Que junto al queso, la mantequilla, las caraotas, el plátano, la mortadela, constituían los componentes básicos del plato aliviador del presupuesto familiar.

En verdad no sé, si el gobierno cayó por inocente o se está haciendo de la vista gorda, con el tema del incremento de estos productos, que en todos los tiempos, inmediatos y pasados, cuando esa misma burguesía, atacaba al pueblo, subiéndole los precios de la carne, el pescado, el pollo, el jamón y demás productos de charcutería, eran los alimentos alternativos con los que contaba el pueblo para no pasar hambre.

Pues bien por el solo interés de los sectores económicos de utilizar los alimentos como arma de guerra política, ya no se encuentra ningún producto que no haya sido tocado por la voracidad política y económica del empresariado y el sector comercial, comprometidos con el guión conspirativo de la oposición.

Visto los efectos que están causando en el ánimo de la población, cerrándole toda posibilidad de acceder a los alimentos, bien por escasez o por los altísimos precios con que amanecen todos los días, la oposición golpista, con el pretexto de expresar su rechazo a la convocatoria de la constituyente, se ha lanzado en abierto desafío al gobierno, retándolo a reprimir sus actos terroristas, partiendo del supuesto apoyo que tendrían del descontento que están generando, con la acción macabra y criminal de poner a pasar hambre a la población.

Ante tan evidentes propósitos desestabilizadores, realmente no se que pensar de la actitud asumida por el gobierno, en cuanto a la respuesta que le está dando a la población en materia alimentaria.

El gobierno ha escogido como respuesta a tan delicada situación, la propuesta de llevar a un número importante de familias una caja de alimentación casi mensualmente.

El tema es que en los sectores de la gente que hace opinión, dicha caja le deja mucha tela que cortar, en cuanto a que cuando no le falta un producto le falta otro y encima la misma, no contiene un conjunto de rubros que esa misma población tiene que buscar en el mercado tradicional, que como es del dominio público, donde se consiguen, no están al alcance de nadie, por sus altísimos precios.

De tal manera que los famosos clap, tendrán que ser acompañados con otras medidas del gobierno, pero con carácter de urgencia ,que le permitan a esa población que recibe las cajas, acceder al resto de los alimentos a precios justos, así como a la otra parte de la población , que no tiene acceso a las cajas, pero que también va al mercado, no a que le regalen, sino a buscar los alimentos y productos de uso personal, a los cuales tampoco puede acceder por lo elevado de sus precios. Este sector de la población es el más vulnerable y susceptible a cualquier cosa, toda vez que la tienen entrampada entre los abusos de los comerciantes y la inoperancia de los organismos del estado que no hacen nada por poner coto a esta situación.

Hay dos extremos que están haciendo bastante daño al país trabajador , por una parte el gobierno cree que se la está comiendo, dedicándose a satisfacer mediante el asistencialismo a una parte de la población, descuidando la tarea más importante, segura y permanente que le corresponde para superar la crisis económica, como lo es, destinar el grueso de nuestras divisas a levantar la producción nacional, atendiendo al pequeño, mediano y gran productor, todos en un gran esfuerzo nacional.

Por la otra la oposición, jura que ellos están preñados de buena voluntad, haciéndole la vida de cuadritos a sus partidarios que viven en las urbanizaciones de clase alta y media y al resto de la población impidiéndole circular libremente, pues están creídos que las guaribas son la panacea para que el pueblo se arreche y salga a tumbar a MADURO.

Sencillamente lo que han logrado es aterrorizar a una población, que tiene miedo de salir a la calle por temor a que un grupo de violentos lo confunda con alguien del gobierno y lo asesinen, se lo dice al quien de a pie que a cada rato ve el accionar de los nuevos frankenstein creados.

Por la mentes diabólicas, de los voceros de la oposición.

Que dios los agarre confesados, no sea que corran la misma suerte del que inventó al monstruo de la película.

 

 

 

 

 



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 797 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a248274.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO