El Robin Hood de Venezuela

Ahora creo que entiendo lo que Maduro está haciendo, y no me gusta nada el asunto.

Por fin, después de más de tres años de escuchar a Maduro hablar, y hablar, y hablar, sin decir gran cosa, sino más bien para aparentar y hacerse pasar por un gran emperador y orador, escuché a Maduro decir la verdad sobre lo que me parece que él está haciendo.

Era algo así:

”Hay que generar riquezas, más riquezas, muchas riquezas. Hay que crear la prosperidad. Más riquezas significa más dinero para la inversión social.”

Creo que Maduro estaba hablando del Arco Minero, de las empresas privadas, y multinacionales que participarán en ese inmenso proyecto, de que hay que apoyar a esas empresas privadas para que generen más y más dinero, porque lo más que ellos generan, lo más será el ingreso para el gobierno a través de los impuestos y las regalías, y que con esos ingresos se financiarían los servicios sociales, las misiones, etc.

En otras palabras, este es el concepto de Robin Hood, de QUITARLE al rico para DARLE al pobre, lo cual supone que el pobre es un imbécil, e incapaz de generar suficiente ingreso para cubrir sus gastos, entonces hay que quitarle al rico para regalarle al pobre.

No creo que haya nada intrínsicamente malo técnicamente (financieramente) con este concepto, pero no creo que sea sabio aplicarlo en nuestro país en este momento.

El problema, o lo negativo, se encuentra más bien del lado filosófico/practico, a largo plazo, ya que si uno quisiera quitarle al rico algo, o mucho, o mucho más, hay que permitir que el rico exista, y hay que permitir que el rico prospere, porque si no, no se le podría quitar nada.

Entonces, hay que permitir que le rico siga explotando al pobre porque para que él acumule más riquezas, y para que Robin Hood le pueda enseguida quitar más, hay que explotar al pobre.

Pero la cosa va más allá todavía, para que este ciclo vicioso siga siendo exitoso a largo plazo, hay que también asegurar que a largo plazo el pobre siga siendo ignorante, analfabeta, inculto, etc., para que el pobre no pueda, jamás, copiar al rico, o ser como él.

Si el pobre aprendiera como hacer lo que hace el rico, ¿Quién haría el trabajo físico en las fábricas, en los campos, limpiando calles, y recolectando basura?

¿Quién produciría?

¿El rico?

Nunca.

Ahora, en base a mis observaciones, este concepto de Robin Hood es un concepto que se practica actualmente en muchas partes del mundo, principalmente por los gobiernos colonialistas, o colonizadores del sur del planeta, donde los lideres todavía creen, en el año 2016, que la mayoría de las personas de piel más oscura --- la gran mayoría de la población --- son unos “monos salvajes” incapaces de comprender, ni aprender, como si fueran animalitos sin cerebros, dándole vueltas a la rueda en la jaula, como esos ratoncitos.

Esa actitud de arrogancia y prepotencia colonialista es una de las principales actitudes contra la cual he estado peleando constantemente durante por lo menos 40 años, y por eso no me gusta nada esta actitud de Maduro de presentarse como si fuera el Robin Hood de Venezuela.

Es una actitud inhumana, prepotente, y además absurda (ver más abajo por qué), donde se segrega la población principalmente en dos clases, una que puede y domina, y la otra que no puede, y es subyugada.

Cuando Chávez hablaba del PODER, él se refería precisamente al “poder comprender, poder aprender, y poder hacer,” y trataba de enseñar al pobre que sí era posible, que él sí PODIA, y que no siempre tenía que ser subyugado al colonizador y sus cuerdas de vagos prepotentes.

Un albañil PODIA pedir el precio justo y digno por su trabajo, la “cachifa” PODIA pedir un salario justo y ser tratada como mujer con dignidad, el obrero ahora PODIA exigir un sueldo y beneficios dignos de su esfuerzo, pero el concepto Robin Hood, no dejará espacio para este PODER del Pueblo.

También … dije “absurdo” más arriba al referirme a esa actitud típica de prepotencia del colonizador, o del rico, o del profesional de la clase media, porque que en mi experiencia de vida en 34 países, los colonizadores y los ricos no son en general tan inteligentes.

En base a mis observaciones, existe más gente muy inteligente dentro de los sectores pobres del mundo que dentro de las clases media, media altas, y altas … y es precisamente por esa relativamente baja inteligencia que los ricos del mundo a menudo utilizan la violencia y la prepotencia para subyugar a sus esclavos. No saben cómo, ni pueden justificar sus acciones, o sus irracionalidades, entonces utilizan palos --- verbalmente y físicamente --- para caerle a palos al “mono bobo.”

Para mí son básicamente unos cavernícolas.

(De allí surge también el extremo machismo de esa clase colonizadora.)

Bueno, para regresar al concepto de Robin Hood, en el caso de Venezuela, particularmente después de que Venezuela haya pasado unos 15 años con Chávez al frente del gobierno, donde pasó gran parte de su tiempo a enseñar al pobre que él sí puede, aprender, educarse, hacer, y producir, montando empresas sociales por ejemplo, es decir, montando empresas que no solamente beneficien al individuo, pero también al colectivo, encuentro realmente triste, y una muy mala decisión de aplicar el concepto Robin Hood ahora, ya que esto pudiera arrestar y posiblemente exterminar el proceso de aprendizaje que Chávez impulsó.

Digo esto porque no confió en que Maduro sea capaz, ni que tenga el interés de asegurar la continuación de este proceso, aun cuando fuera uno de los puntos más crítico del proceso de Chávez, y el punto principal de la liberación del pobre de las garras del colonialismo.

Bueno, no confió en Maduro para nada de todas maneras.

Pero …

Tal vez esta sea la única manera practica, por ahora, de a atravesar esta horrible situación económica que estamos viviendo desde hace más de 3 años.

Ciertamente, desde el punto de vista financiero, tiene mucho sentido, pero del lado humanista, es algo muy negativo, particularmente a largo plazo porque habituará al pobre, durante generaciones, a seguir siendo un ciudadano explotado de segunda clase, siempre al servicio esclavista del rico y de la clase media, porque eso tiene que ser así para que el rico pueda generar más ganancias.

Es un circulo vicioso del capitalismo, y no tiene nada que ver con el socialismo o con el humanismo --- soy judío entonces entiendo muy bien los asuntos de dinero ---, y aunque no me guste el asunto, me imagino que ya que Maduro ha tomado esa dirección, debe ser que Maduro y el ejecutivo, y sus miserables asesores capitalistas (obviamente), han decidido que durante los últimos 15 años el pobre no ha aprendido lo suficiente para ser considerado un ser humanos igual al rico, entonces, que siga siendo un pobre al servicio del rico.

Ciertamente existen ejemplos de los fracasos de muchas empresas sociales dirigidas por los pobres seguidores de Chávez, pero eso es normal, es una asunto de aprendizaje, poco a poco, eso se demora generaciones … hay que tener paciencia.

Pero bueno, en mi opinión, este concepto de Maduro de ser como el Robin Hood de Venezuela contribuirá a la exterminación de la Revolución humanista que Chávez impulsó con tanto amor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3233 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a235063.htmlCd0NV CAC = Y co = US