No son las mafias las que se oponen al Arco Minero del Orinoco, es al revés. Y no somos chupaflores

No amigos, es al revés, no son las grandes mafias las que se oponen al arco minero, tal vez algún mafioso por razones circunstanciales se oponga, probablemente con el único fin de negociar mejores tajadas en el reparto del nuevo botín, porque quienes no han querido defender al país del contrabando de alimentos, medicinas, combustibles, minerales y toda clase de mercancía esencial para la vida del pueblo, quienes han traicionado a la patria y nos han sumido en la crisis actual y siguen con sus negocios extractivistas (extractivismo ilegal de frontera) nunca van a garantizar que las transnacionales mineras cumplan con los convenios porque así no cobrarían las comisiones ni podrían entrar como socios. ¿Quién va a garantizar que lo que presenten en sus informes de producción es lo que realmente están extrayendo? ¿Los que cobran las comisiones? ¿Los que crearon las condiciones para servirle al AMO?

Tengo muy fundadas sospechas de que esta crisis y los sabotajes (Sí, s a b o t a j e s) a los proyectos endógenos sustentables y a la demarcación de los territorios indígenas fueron y son parte de un plan para desembocar en esta dependencia del AMO. Los que se oponen a ser esclavos del AMO no son los mineros artesanales ni las comunidades indígenas mineras, ni los paramilitares que protegen las minas ilegales de Bolívar y Amazonas, ni los militares corruptos, no son ellos, no son la mafia de funcionarios a los que les importa un carajo el Ecosocialismo y se han dedicado a enriquecerse y negar la realidad del pueblo; quienes criticamos o nos oponemos al AMO somos un grupo de personas heterogéneas ideológica y políticamente hablando, por ello no todos los que nos oponemos lo hacemos por las mismas causas, y en la misma medida, algunos solo lo hacen porque creen que ese es el papel de la oposición hoy, pero mañana tal vez sean los primeros en apoyarlo o dejarán pasar callandito el mismo plan o uno mayor y más desventajoso. Así pues, aparte de algún mafioso y de algún opositor cegado por la politiquería y el odio, los que nos oponemos a que una decisión de tal magnitud se haga sin consulta previa informada e ignorando mandatos constitucionales y dejando en la oscuridad de la falta de información las verdaderas razones y cómo se realizarán los proyectos de extracción más allá de los acostumbrados anuncios superrevolucionarios y ecologistas que al final terminan en todo lo contrario, no somos los mafiosos ni ellos me están pagando ni creo que alguien esté cobrando por mí. Los mafiosos son los que tienen las verdaderas riendas económicas del país, estén en el gobierno, en la oposición o en el cuartel, son los que por años han saboteado la demarcación de los territorios indígenas en beneficio de las transnacionales y de las mafias que han robado y despilfarrado más de 500.000.000.000 de dólares que bien utilizados nos habrían salvado de esta crisis y de caer de esta forma en manos de un AMO.

Nosotros no somos mafiosos ni nos beneficiamos de los dólares de CADIVI ni del contrabando de alimentos, gasolina ni otros combustibles, ni nos hacemos la vista gorda o nos dejamos “engañar” por narcos, no vivimos del chisme para mantener un periódico ni usamos unos chismes sí y otros no para obtener papel o no enfrentar a los verdaderos fascistas y traidores, y eso es algo que muchos de los que hacen esa afirmación (que son las mafias las que se oponen al AMO) no pueden asegurar sin que les duela la conciencia (cuando la tienen). No entiendo el interés de Miguel Salazar, por ejemplo, de insistir, aseverar, como un hecho irrefutable que son las mafias de la minería ilegal las que se oponen al arco minero y están financiando una campaña en contra, como si las transnacionales y las corporaciones mineras se hubieran transformado de la noche a la mañana en organizaciones honestas, honradas, desvinculadas de las mafias, de los minerales de sangre, de las guerras, del narcotráfico y de la venta de armas de otras partes del mundo, como si en sus países no ocasionaron y ocasionan graves daños que ahora tratan de trasladar a otras regiones. ¿Porqué se mezcla a los ambientalistas con gente pagada por la mafia? ¿Acaso Chávez fue un idiota al servicio de las mafias mineras?¿Acaso Evo es un inbécil? ¿No fueron Evo y Chávez los que afirmaron una y otra vez que primero está la Madre Tierra, que sin ella lo demás no cuenta? Miguel Salazar y los demás que hacen estas afirmaciones “porque sí” deben saber mucho más de lo que aparentan, deben tener mucha más información de quienes los datean con los ascensos militares, de quienes le pidieron que lanzase la posible candidatura de la hija de Chávez para estudiar las reacciones, o los que le pidieron el ataque a los críticos que salieron del gobierno. Miguel Salazar debe saber en qué debe participar un coronel para poder llegar a general y porqué por más generales y vice-almirantes que cambien en Amazonas, aquí nada cambia, ni el contrabando, ni la minería, ni el robo al pueblo en las alcabalas, ni el bachaqueo en la ciudad. Desde luego, si es por chismes, los que vivimos aquí, en la frontera y en los territorios mineros, tenemos muchos más y más interesantes.

El problema de la minería ilegal lo tienen hoy las transnacionales, a las que ahora les molesta la gente que ellos mismos promovieron para invadir yacimientos y crear el caos. El monstruo lo crearon ellos como al EI la OTAN, pero ahora deben limpiar el terreno con ayuda de los pranes y jefes mafiosos de mayor nivel, estos son parte de los que lo promovieron, de los que crearon las condiciones para arrodillarnos ante el AMO, si no lo logran por las “buenas” habrá sangre y hay que justificarla y para ello tienen sus voceros lanzando acusaciones a unas mafias que son ellos mismos.

Las mafias son las que han venido creando las condiciones para que se de la “apertura” a las transnacionales que poseen una supuesta tecnología más amigable con el ambiente, “sostenible” dijeron antes, ahora no se atreven, tecnología que nosotros tenemos o podemos desarrollar. Hay que vivir la realidad aquí mismo en la frontera, hay que haber sido testigo de cómo los que protegen o se benefician de la minería ilegal, las y los que usan los frasquitos de oro para lubricar decisiones políticas, han planteado en diversas oportunidades la necesidad de derogar el decreto que prohíbe la minería en Amazonas y dar apertura a la explotación abierta. ¡Hasta la madera se podría aprovechar! Claro que hay que derogar el otro decreto, el de prohibición de la explotación forestal. Sí, es verdad, Amazonas no entra en el AMO (¿no entra?) pero la política de las transnacionales y sus aliados nacionales ha sido la misma en los tres estados, Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas: el caos minero, el sabotaje al desarrollo endógeno sustentable, el desprecio por lo ambiental. Ahora tenemos en Amazonas embajadas haciendo lobby en organizaciones indígenas y comunidades ofreciendo “ayudas” para desarrollo. ¿Artillería de ablandamiento de posiciones?

Denis en su artículo http://www.aporrea.org/ideologia/a232244.html hace comentarios y varias referencias interesantes, deja entrever la relación entre los militares mafiosos y los mineros ilegales. Sí, y no se trata de una relación como la de un carnicero en la esquina y los que roban ganado, insinúa (porque seguramente lo sabe muy bien) la complicidad de los militares, y no de cualquier militar, los militares encargados de evitar precisamente ese desastre, y que se dedican a proteger a las mafias mineras cuya actividad en la cuenca del Caroní, por ejemplo, se puede ver desde el aire con el más atrasado avión militar, o en imágenes de satélite, denunciado una y otra vez por todas las vías. No hay duda ni para los menos suspicaces, hay una gran mafia militar asociada a la minería y a los negocios de la frontera que ha propiciado que la traición a la patria en este ámbito se materialice, y las preguntas son obvias: ¿Solo nosotros lo sabemos?¿Nadie sabe quienes son los militares mafiosos después de tantos años, ni siquiera porque atentaron o atentan contra la seguridad nacional o contra el Proceso? Preguntas tontas las tuyas, diría una amiga Piaroa.¿No vas a saber tú?

Denis también nos hace esta pregunta (a los que criticamos el AMO): ¿Será posible que los denunciantes averigüen en qué situación viven ciento cincuenta mil trabajadores mineros, cuatrocientos mil habitantes de comunidades, cincuenta mil indígenas, y el desastre que es hoy en día (ecológico, militar, económico, social) dentro de un territorio invadido por cuerpos paramilitares sostenidos por las mismas instituciones militares y regionales del Estado?..

Sí Denis, no necesitamos averiguarlo, vivimos aquí, lo sabemos, tenemos hasta vídeos, que también los tiene quien los tiene que tener (o debería) en el gobierno. Sabemos que no todos son trabajadores mal pagados o mineros por cuenta propia, sabemos que hay esclavos, sí, esclavos. ¿Y todo eso va a desaparecer con las transnacionales que se van a meter bajo tierra sin afectar la vegetación? Supongamos que sí, supongamos, pero todo indica que no, entonces vuelvo a preguntar: ¿Y los responsables? (http://www.aporrea.org/ddhh/a212977.html) ¿Esto es un borrón y cuenta nueva? ¿De dónde sacaron sus fortunas los militares que hacen interrogarse a Miguel Salazar si será cierto o no que hacen verdaderos derroches multimillonarios en fiestas, algunas tipo rosa? ¿Acaso los delitos de la frontera y la minería tienen menos peso y consecuencias en la vida del pueblo que un arrebatón como para que se tapen así no más? Entonces, ¿Dejamos pasar otra sin abrir la boca?¿Borrón y cuenta nueva?¿Que pague el pueblo manso, el manso pueblo, las consecuencias de la traición a la patria? Nosotros agregaríamos a esas interrogantes: ¿ Será posible que averigüen que no existe ningún ejemplo en el Planeta Tierra de minería amigable con el ambiente, que las empresas mineras son sistemáticamente acusadas de graves daños ambientales y con razón? ¿Será posible que averigüen que en Canadá, cuna de las redimidas empresas mineras, más de 10.000 minas fueron abandonadas sin programas de remediación (en su propio país)? ¿Será posible que averigüen porqué Canadá no ha firmado la Convención 169 de la OIT que garantiza los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios? ¿Será posible que averigüen qué hacen estas empresas en su país con 650 millones de toneladas anuales de desechos de sus minas?¿Será posible que averigüen porqué la minería produce grandes fortunas personales en Canadá pero contribuye poco en la generación de empleos e ingresos en su propio país?¿Será posible que averigüen porqué la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico reconoce que la corrupción se vuelve práctica común en países donde se instalan las grandes empresas mineras y porqué la industria minera no responde a normas legales internacionales y se basa en cada país en Convenios que las leyes internacionales no garantizan su cumplimiento? Bueno, esta última interrogante está de más, disculpen, porque con un Presidente que creó una Comisión Presidencial contra la Corrupción y afirmó que si era por él fusilaría a los corruptos con el daño que causan pero que las leyes de la República no se lo permitía, estamos blindados ¿Verdad?

Entiendo tu posición, tal vez desde allí ves algunas cosas diferentes, pero no somos tan ignorantes o dejados como pareciera que se desprende de la lectura de tu artículo, no somos ecologistas chupaflores ni opositores vendidos, sé de la importancia de la minería, de la necesidad de la minería, de la omnipresencia de la actividad minería en todo el ambiente construido que nos rodea, necesitamos de la minería y es una bendición que Venezuela tenga tantos recursos mineros a pesar de que algunos piensan (con argumentos) que es una tragedia.

También interrogas: ¿Será posible que dejen de verlo como un problema a futuro si entran estas compañías y no una situación que viene provocándose desde la colonia hasta ahora...

No, pienso en el futuro más que en el presente, ¡claro que sí! Algo muy mal estaríamos haciendo si lo que hacemos hoy se convierte en tragedia para mañana, para las futuras generaciones, aquí está involucrado precisamente el concepto de desarrollo sustentable, no es una simple sostenibilidad, es un compromiso con generaciones futuras. Por otra parte, Venezuela como potencia minera del oro comenzó más allá de 1820, los españoles y portugueses al no encontrar indígenas mineros en Guayana como sí encontraron en Colombia, Perú, México y otros futuros países, creyeron que no habían yacimientos importantes de este metal que junto con el diamante y el coltán son los más codiciados para transformar rápidamente en dólares con el AMO.

¿Qué hacemos? ¿Metemos la cabeza bajo tierra y nos olvidamos de la historia reciente y lejana de corrupción y traición a la patria para apoyar de manera automática algo sin resolver, precisamente sin resolver aquello que lo puede convertir en una mostruosidad? Tú mismo afirmas sobre la interferencia de una corrupción mafiosa que nadie ha querido encarar? Tengo de mi parte y muchos de los que lo critican también, más de 30 años denunciando desde Amazonas ¿Cómo más lo puedo encarar yo? ¿Creo una guerrilla para matar guardias y otros funcionarios corruptos? (http://www.aporrea.org/actualidad/a224138.html ) En San Fernando de Atabapo poco antes de una inspección que se realizó ante unas denuncias realizadas por mi persona sobre la minería en Amazonas y en el Yapacana donde por cierto la GN creyó engañarnos llevándonos a todas partes menos a donde se les indicó (algo que hacen con frecuencia con los periodistas y funcionarios de Caracas que no saben dónde están y luego se creen los cuentos cuando en realidad nunca estuvieron en el sitio), un médico se encadenó en la plaza Bolívar para presionar en contra de la minería y las actividades mafiosas relacionadas; como resultado fue destituido, Miguel Salazar seguro le reclamará si lo ve criticando al gobierno: “¿Porqué no piaste antes cuando eras funcionario, porqué lo haces ahora?”

¿Necesitamos de las transnacionales o eso es lo que le han vendido al gobierno desde la minería ilegal?¿No podemos extraer el oro nosotros, sin utilizar mercurio y empleando la tecnología menos destructiva ambientalmente?¿Dónde está la producción de las empresas mineras nacionales?¿Las transnacionales son más patriotas que nuestra FANB, ellas sí nos van a decir cuánto extraen, cuánto es para el estado y cuánto hay pa' eso?¡Qué insulto a la FANB, creer más en empresas extranjeras manchadas hasta con sangre que en nuestros militares! No, no, esas empresas las va a vigilar la FANB. ¿Y los militares responsables del desastre extractivista (petrolero y minero) actual?¿Son los que van a vigilar a las transnacionales, serán socios de ellas o cobrarán las comisiones?

Claro que estamos en capacidad de extraer oro para el estado con muy buena tecnología, y podemos financiar los técnicos y maquinarias que queramos si es necesario, el mismo oro, que casi no necesita transformación para convertirse en dólares, puede pagarlo. Denis lo argumentra claramente: “...entiendan en Venezuela se produce –solo la pequeña minería lo hace- el veinte por ciento de la producción de oro en el continente y toda ella sale por los circuitos de bandas de contrabando que lo legitiman como producción de otros países, es decir, lo perdemos todo.”

Afirmas que de Venezuela sale el 20% del oro que se produce en el Continente (¡Ná Guará!) y a partir de mineros en condiciones miserables, pero el Estado no puede explotarlo con otros criterios y desarrollar su propia tecnología de bajo impacto socioambiental. Lo que tenemos que preguntarnos es ¿Quién permite que eso ocurra? ¿A cuántos oficiales y funcionarios civiles de seguridad han, al menos, destituido por negligencia ante esa fuga de minerales?¿Porqué carajo ascienden y van a empresas básicas u otras empresas estratégicas?¿PORQUÉ COÑO, si han dejado un reguero de desastres, de delitos sin atender, los han amparado o han sido socios o “dueños” de minas ilegales o cobradores de vacuna?

Menos mal que Maduro tiene ahora al toro agarrado por los cachos. El Presidente debe tener información mucho más precisa que la nuestra, debe saber cuál es la verdadera realidad del país. Tal vez le de risa lo de los 500.000.000.000 de dólares que se robaron o malgastaron, tal vez la situación es peor. Tal vez ya nadie tiene dónde robar un puño de dólares frescos y necesitamos el oro, el diamante y el coltán para convertirlos en dólares como sea y olvidarnos de los derechos de las generaciones futuras porque por esta vía seguramente serán de oposición.

 

xnarbaiza@yahoo.es

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2482 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a232303.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO