Aventis

Cochioola y la mala ejecución de nuestra alcaldía

Cocchiola, todavía se me olvida el nombre de éste señor, representa una imagen reducida de la valencianidad y sus argumentos retratan la imagen de la típica derecha latinoamericana, hasta los momentos porque los venezolanos insistimos todavía en elegir candidatos extranjeros para direccionar nuestra patrias en cargos republicanos.

Ya no es cuestión de partidos, es de representatividad. El interior de los movimientos populares se encuentran destruidos por el Estado Delictivo y solo hay unos trazos de fronteras o basas para solventar los problemas comunes que solo le pertenecen al pueblo, que no sabe cómo asumir decisiones, porque, son pranes y luceros quienes rigen la direccionalidad del Estado Bolivariano de Venezuela.

Ya no queda capacidad de ahorro y el Estado como la Alcaldía no cancela los seguros sanitarios y funerarios de sus usuarios por incompetencia de sus respectivas administraciones, pero, sí aumentan la unidad tributaria, cobran el IVA y les descuentan a sus empleados por nómina las cuotas correspondientes por contratación colectiva.

Esta experiencia, la estoy absorbiendo por el fallecimiento de mi amada esposa y uno se cree un concepto administrativo y la realidad es otra.

Estamos, ante una improvisación forzada del Estado, obviamos que nuestra cultura es campesina e indígena, es necesario asumir éste concepto cultural, jamás podemos ir al engaño en éste siglo bolivariano porque los europeos y colonizadores españoles rompieron con ésta estructura geopolítica como territorial.

Siempre, me pregunto porque el señor Cochiola quiso ser diputado y ahora alcalde, que con su maderera le bastaba para engañar al pueblo, vendiéndole productos de mala calidad y puertas ya infectadas.

Ya basta, los venezolanos tienen que asumir un nuevo nivel de conciencia y recordar, día a día, los trazos de conciencia para proceder de otra manera, ahora son las enfermedades virulentas y las disputas entre el capital y el obrero.

Nos estamos infectando del Estado Delictivo y destruyendo entre sí, todo es cuestión de obedecer al sentido patriótico y humano, guiar a una acertivez clara.

Hombres como Cochiola, jamás deben presidir una alcaldía o un cargo representativo que solo le pertenecen al pueblo venezolano.

Los jubilados y pensionados que le cancelamos al Estado, un conjunto de conceptos administrativos estamos a la deriva por las malas política de un Estado de Derecho y debemos canalizar nuestras fuerzas al cumplimiento de esos servicios, la educación venezolana y la municipalidad están muy maltrechas y deben hacerse reuniones para la ejecución de ésos determinantes que una vez, fueron un aporte para las luchas a nivel laboral..


Esta nota ha sido leída aproximadamente 875 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a222859.htmlCd0NV CAC = Y co = US