Fotocopio, luego existo

La realidad de esta Venezuela sepultada bajo las exigencias burocráticas del “papeleo” nuestro de cada día es efectivamente impresionante cuando el ciudadano para realizar cualquier tramite ante un Organismo Publico por lo menos debe llevar una fotocopia de la cedula de identidad hasta para pedir información. Esta exagerada “copiadera” realmente no es de estos tiempos solo que ahora se multiplico esta actividad siendo todo este control risible por que en verdad no sirve para nada ya que cada vez mas se acrecienta la corrupción y la impunidad suponiendo el hombre común que estos métodos son para garantizar la pureza del tramite y guardar expedientes donde se reflejen huellas en el caso de un acto ilegal. Todo esto en verdad es puro gamelote. Se birlaron VENTICINCO MIL MILLONES DE DOLARES lo cual supone cientos de copias y expedientes para tal fin dado los requisitos exigidos por CADIVI y hasta la fecha no se sabe quienes son porque estos legajos administrativos desaparecen a gusto de tal o cual “supervisor”. Eso si las maquinas para fotocopiar no descansan estando en las cercanías de los organismos públicos y no se descarta un buen ingreso donde podría ir parte de la ganancia al bolsillo del exigente empleado que demanda copias sin justificación cierta.

Es con certeza el País donde se exigen mayores copias y formularios para el trámite de cualquier constancia o permiso. Una constancia de residencia por ejemplo involucra entes como el SENIAT (copia del RIF), la Junta Comunal o de Condominio del espacio donde habita .la tradicional copia de la cedula de identidad, la copia de la factura o recibo de un servicio del Estado (CorpoElec, CANTV, etc.) con el denominador común que todos dicen donde vives para que otro organismo corrobore esta tu ubicación geográfica. Al final cinco fotocopias por lo menos.

La “revolución” no se ocupa de reversar estas prácticas y por el contrario incrementa la situación y ahora seguimos con este mal con “furia clasista” donde Juan Pendejo es sometido a la tortura electrónica de hacer colas para lograr fotocopias. Tal como el ejemplo anterior es llover sobre mojado.Mas de lo mismo. Si se revolucionara la administración pública y se simplificaran los trámites y se redujera la fotocopiadera al mínimo se ahorrarían divisas ($) en papel, tinta y equipos, luz eléctrica, menos contaminación y mas aseo.Los desechos de los tubos o dispensadores de tinta son de alta contaminación. Además de miles de horas al año en esta operación en desmedro de la productividad.Usted manda a un mensajero a sacar copias y seguro se tarda por lo menos media hora para esto aun cuando sea en el mismo lugar del trabajo. Por todas estas cosas es hora de nuevos procedimientos, organización y sistemas para agilizar el trámite ante los organismos públicos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1430 veces.



Antonio Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor