Para el Ministro de Habitat y Vivienda, Camarada Ricardo Molina

Este 22 de mayo de 2014, tuve una experiencia, en la Supeintendencia de la Vivienda en Las Mercedes, Caracas, que explica una de las razones por las que no ganamos terreno en el mundo escuálido de la clase media Venezolana.

Estaba junto con mi esposa, quien tiene 1 año y medio tratando de recuperar un apartamento, propiedad de su hermano, que se lo alquilamos a un señor desde el 2007. El inquilino parecía, al principio, la madre Teresa de Calcuta, luego salió el monstruo que muchos conocen, que tenían como plan, quedarse con la propiedad. El muy señor, ya tiene 3 años que no paga, ni medio y no se sale. Por la lentitud e ineficientes procesos que tiene la Superintendencia, se convierte en una verdadera tortura para el que posee una propiedad y quiera recuperarla.

Para no salirme de lo que nos pasó, lo que a mi esposa, le ha pasado decenas de veces, y que se repite todos los días laborables, empezó a las 3:00 am. A esa hora empieza a llegar gente a la Superintendencia de la Vivienda. Nosotros llegamos a las 6:20 am y ya habían 100 o más ciudadanos, la mayoría, así lo asumo, escuálidos de la Clase Media Venezolana.

Esto lo asumo, porque los que estaban delante y detrás de nosotros, no hacían otra cosa sino echar pestes sobre el Gobierno. Muy difícil establecer una conversación que hable de las cosas buenas que, también hace, este Gobierno. Me movía a los lados de la cola y no dejaba de oir la misma cantaleta: ¿Cómo es posible que yo tenga no se cuantos años tratando de recuperar mi propiedad y este gobierno no hace mas que quitárnosla y entregàrsela a los Chavistas?, en Italia no pasa esto porque allá si se respetan las leyes, ya nuestra familia, que está en los EE.UU., nos dicen, todo el tiempo, cuando vamos a dejar este pais de Castro-Comunistas, etc, etc.

Por supuesto, ya, a las 8 y 30 am, la capacidad de aguante de quien esté en la cola ha llegado a un limite que no termina ahí, sino que sigue cuando entras a las instalaciones de la Superintendencia, “pa cojé palco”.

Abren el Portón y sálvese quien pueda, para poder entrar. No es que entras de una, no, hay unos señores que son los protectores de la Institución. Con la característica “amabilidad” de la mayoría de nuestros funcionarios públicos, exceptuando a los que haya que exceptuar, empiezan las preguntas ¿para dónde va Ud?. Voy a registrar una propiedad. Ah, si, déjeme decirle que el sistema está en mantenimiento y los técnicos han dicho que lo van a levantar a eso de las 10: 00 am. Debo decir que ya la propiedad estaba registrada en el Sistema y siguiendo instrucciones llevamos todos los documentos del apartamento, tanto en digital como en físico (Originales y Copias). Otra pregunta, ¿trajo la información en los cd´s?. Si, traigo dos. ¿Ah, si?, hoy recibimos solo el cd con las fotos de la propiedad. El cd con los documentos los trae después, cuando le toque de nuevo. ¿Ah, Ud ya redactó la carta nueva que hay que dirigir para que se reactive su caso?. Mi esposa preguntó y ¿donde dice eso?. No se preocupe, eso es nuevo. Como pudo, mi esposa, consiguió, no se de quien, una hoja en blanco y redactó, en manuscrito, la carta. Como pudo, consiguió que alguien, allá adentro, se la tipeara, y la entregó, a donde le indicaron. Ella me dijo, al salir, no se a donde va eso, pero bueno esperemos. Les digo que en su año y medio yendo a la Superintendencia, mi esposa, ha hecho amistades con algunos funcionarios que dependiendo como amanezcan la tratan bien o indiferente. Salimos como a las 12:00 am y le pregunto a mi esposa ¿como crees que va la cosa? y la respuesta es tenemos que venir mañana a ver si nos reciben el cd con los documentos de la propiedad. No te olvides que llevo año y medio en esto.

Una vez adentro de la sala de estar, la cual tiene 3 aparatos de aire acondicionado que congelan al mas pintao. En mi caso, no hacia mas que mudarme de un lado para otro para evitar el chorro de aire, durante las 3 horas que pasé alli adentro. Allí ves viejitas arropadas como si fueran para el polo norte con gorro, chaquetas, abrigos, etc. Con las 100 personas que les mencioné, se llena toda la sala y otro grupo queda parado, fue mi caso. La pregunta al Sr(a) de al lado, ¿a qué viene Ud?. Vengo desde hace 2 años para legalizar mi propiedad para ver si lo vendo; otro, tengo no se cuantos años que quiero sacar a una gente, pero no pierdo la esperanza; otro me dice que el quiere legalizar su condición de inquilino para pagar lo justo y tiene solo año y medio, pero como el es jubilado el tiene suficiente tiempo para arreglar su situación, y asi sigue la cosa. Pero eso no es todo alli adentro, siguen echándole plomo al gobierno. Como les dije, salí a las 12:00 am, y no vi que los puestos se desocuparan.

Finalmente, para el Camarada Ricardo Molina, Ministro de Habitat y Vivienda, por favor, recuerde lo que hizo el SAIME con los pasaportes: A través de Internet, den citas para un día y hora determinada. Así no hay necesidad de estar haciendo colas a las 3:00 am, la gente irá el día determinado con la seguridad que los van a entender, la cola se elimina y el escuálido no descargarà al gobierno y, finalmente, con la apropiada preparación del personal, resolver todos los casos. Pudiera ser que con esta vacuna, por lo menos, haríamos, que el escualidismo no crezca y, quien sabe si algunos de ellos viendo la eficiencia del Gobierno brinquen la talanquera para nuestro lado. Probemos.

Camarada Ricardo, no quiero chalequearle las felicitaciones que le dio el Presidente Maduro, hoy, en Apure.

edmundosalazar@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4165 veces.



Edmundo Salazar

Experto en petróleo y gas

 edmundosalazar@gmail.com

Visite el perfil de Edmundo Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: