¡Mosca Presidente! Especuladores bien con Dios y el diablo

Es evidente que los comerciantes –ni cortos ni perezosos- lo que hacen es clavarle a sus productos un incremento de 1000 o 1200%, para que cuando llegue el Indepabis, Sundecop y la Guardia Nacional a inspeccionarlos, bajar sin resistencia 30 o 35%, y disfrazar así la tronera que le hacen al cliente, continuar llenándose los bolsillos y quedar bien con Dios y con el diablo. No tengo otra observación al respecto. Siguen vendiendo caro, afortunadamente, el presidente obrero, Nicolás Maduro, dice estar consciente de la situación y promete seguir disminuyendo el valor de la mercancía hasta llevarlo a una estimación justa.

Ocurre que la especulación de los mercaderes estafadores en este país ha llegado a tales extremos, que mucha gente cuando ve un artículo en dos o tres millones de bolívares de los viejos, dice: “‘ta barato dame dos” e incluso, se cala colas suicidas con el reto de adquirirlo sin morir en el intento. Nos han vendido tan caro que ya ese monto no parece plata.

Pero es de analizar que si para algunos esa cifra es concha de ajo, un obrero con salario mínimo cuando se mete la mano en el bolsillo y saca esa cantidad en billeticos enrolladitos, que se ponen finiticos y arrugaditos de tanto acariciarlos y volverlos a guardar, siente desde sus entrañas que entrega julianas de su alma noble, trocitos cuadrados de su corazón palpitante y rebanadas enteras de su vida laboriosa y sobresaltada.

Luego del reconocimiento a Makro por sus “ajustes” monetarios, estuve en el que se encuentra en el municipio San Francisco, y me atrevo a decir que tal vez los precios con respecto a otras grandes comercializadoras pueden estar más bajos, pero por ejemplo, allí el microondas “barato” cuesta 2 millones 800 mil bolívares de los viejos y una arepa coriana debe caber ajustadita. Un utensilio tan sencillo como una olla de presión pasa del millón 100 mil bolívares. Y si están pensando en comprar un equipo de sonido, les digo que si contratan un “raspa canilla” por todo diciembre salen mejor. Hay un aparato con un precio que si no fuera por lo pequeño uno cree que tiene los cantantes adentro. Raya en los 20 millones. Algo sucedió en la inspección a esta tienda, pero dificulto que esté vendiendo ajustada al dólar preferencial, tal como quiere Maduro.

En la distribuidora Supercauchoslouis, antiguo Convencaucho, ubicado en la Zona Industrial de Maracaibo, un neumático de gandola cuesta 17 millones 500 mil bolívares y trae 18. Cuestión para acabar con ese tipo de transporte y hacer colapsar al país. Igual ocurre con la venta de repuestos de Mack y otras marcas de vehículos pesados, estas son definitivamente un atraco a mano armada en la tierra de La Chinita y San Francisco.

¿Los celulares? ¡Por Dios! Movistar tiene un aparato inteligente “barato”, el Galaxy Young en 6 millones 604 mil bolívares, pero sólo para clientes nuevos y postpago, es decir, el comprador tiene que afiliar el número del teléfono a su tarjeta de crédito y calarse por un año un plan que ronda en los 300 mil bolívares mensual. ¡Esta operadora nunca pierde una!

Otros equipos exhibidos por esta misma empresa de telefonía móvil increíblemente pasan corriendo los 20 millones, sin embargo, los ofrecen como precio de arrebato, como si ese poco de plata no valiera nada en la vida. ¡Creo difícil que vendan a dólar de Cadivi!


PD: CADA VEZ SON MÁS FRECUENTES LAS DENUNCIAS EN TWITTER, SEGÚN LA CUAL, EL EQUIPO REVOLUCIONARIO VA ADELANTE AJUSTANDO PRECIOS Y DETRÁS VIENEN LOS COMERCIANTES USUREROS INCREMENTANDO DE NUEVO EL VALOR DE SUS PRODUCTOS. SIENDO ASI ES TODA UNA BURLA. LA SITUACION VALDRIA LA PENA INVESTIGAR, PORQUE CUANDO EL RIO SUENA…ADEMAS NO OLVIDEMOS QUE EN ESTE PROCESO EL PUEBLO ES QUIEN MANDA. ESO NO LOS ENSEÑO EL GIGANTE.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1561 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: