Corrupción, lo viejo y lo nuevo

El debate que sobre la corrupción ocupa el escenario venezolano, no es nuevo. Llegó con la invasión, hace más de 500 años, cuando un grupo de españoles, guiados por un pirata italiano, de Génova, todos caza fortunas, pisaron estas tierras de América. Arrasaron con todo. Asesinaron a más del 90% de nuestros pueblos originarios. Quizás el holocausto mayor que la humanidad haya conocido y que curiosamente nadie del mundo "civilizado" lo comenta, como otros holocaustos.

Creo que todos deben ser citados. Por cierto que a esa banda de asesinos, ladrones, esclavistas, la oligarquía criolla, la misma que engendró al actual fascismo criollo, nos obligó a verlos como los descubridores del nuevo mundo, a venerarlos y respetarlos. ¡Cómo nos mintieron! Se imaginan Ustedes que pasaría si se realizara una especie de juicio de Núremberg a los descendientes de los criminales que acabaron con nuestros pueblos originarios? O que el llamado viejo mundo, nos resarciera de las toneladas de oro, de plata, piedras preciosas, semipreciosas que nos robaron, por citar algunas cosas gruesas. A cambio nos dejaron muertos, enfermedades, su forma de vivir, con su religión, con sus costumbres, entre las que se pueden citar, la envidia, el rumor, la avaricia, la corrupción en todos sus ámbitos, entre otras cosillas.

La historia conocida de los últimos doscientos años está plagada de hechos bochornosos y escandalosos. Prácticamente en todos los gobiernos. Nuestro Padre Bolívar embistió la corrupción del momento, en no pocas ocasiones. Hay una anécdota de Juan Vicente González, que en su periódico El Venezolano -si no me equivoco-, publicó una severa crítica al embajador de Venezuela en Londres. Afirmo que era un rolo e ‘corrupto. Un día se cruzaron en una calle caraqueña. El embajador lo quiso insultar y dijo:..."adiós come libros", a la que el escritor ripostó: ..."adiós mi hembra".

Los adecos y copeyanos se encargaron de denunciar toda la corrupción del régimen Pérez Jimenista. Incluso lograron su extradición desde los EUA (país que promovió su caída) y estuvo preso varios días, antes de irse definitivamente a Madrid.

Uno de los acuerdos de la ley del péndulo de la cuarta república era taparse mutuamente la corrupción de sus personajes. Pero basta elaborar una lista, larguísima, por cierto, de la clase política adeco-copeyana, e investigar quienes eran antes de llegar a cualquier estamento del poder y cuáles eran y son sus condiciones económicas posteriores, incluso las de sus dirigentes obreros, con casas o mansiones en Europa, o de otros partidos, con casas en lecherías, con lancha y todo. La historia da para escribir libro de muchos tomos.

¿Nuestro proceso Chavista está exento del flagelo de la corrupción? Noooo, por supuesto que no. Los bloques culturales de las viejas clases dominantes, que aún mandan en muchos sentidos, se solapan, se cobijan, se cuelan, en las debilidades de nuestros funcionarios. Negarlo o ignorarlo sería sencillamente,contrarrevolucionario.

Por el contrario debemos atacarlo con más fuerza. Y mientras la oposición fascista, cínica, amnésica, le insiste en el “debate” para mentir según el libreto del bipolar, quien disfruta que lo admiren por su bifidez lingual, el gobierno del compatriota y Presidente Chavista, Nicolás Maduro, por el contrario actúa, con firme voluntad política. Y van más de sesenta funcionarios públicos detenidos y en proceso de juicio. Mientras los payasos del circo fascista, esconden, como los gatos, su excremento, bajo tierra o bajo la colcha.

De la burla de la corrupción, de la que deliberadamente se olvidan, la vieja derecha, como el tigre Fernández, los tránsfugas de la vieja izquierda maloliente como Teodoro Petkoff y los payasos del actual fascismo criollo, de quienes realmente estamos cansados todos, los Chavistas y los que no lo son: ellos no saben que hay venezolanos honestos.

Se acuerdan Ustedes de la LEY DE SALVAGUARDA DEL PATRIMONIO PÚBLICO, y que el ex presidente San Rafael Caldera nombró una comisión presidencial, encabezada por el Prof. Adelso González Urdaneta (más bien, un pellejito de poder al MEP). Publicó para esa época, Castor Gil Rivera, encargado de vigilar la corrupción de IVSS, una nota: REFLEXIONES PARA UNA CONDUCTA, citando un conjunto de artículos, elaborados por quienes si sabían de corrupción, por ejemplo, los delitos contra el patrimonio público, peculado culposo, peculado de uso, malversación genérica, corrupción de funcionarios, uso indebido de informaciones reservadas, lucro genérico de funcionarios, lucro especifico, exacciones ilegales, abuso de funciones o de autoridad con fines económicos, concertación ilegal con contratistas, falsedad en la declaración jurada de patrimonio, certificaciones médicas falsas, ocultación, alteración, retención o destrucción de documentos, suposición de valimiento de con funcionarios, delito de enriquecimiento, proveniente del despilfarro, pagos indebidos o falsas certificaciones, delito indebido de cuentas bancarias, uso ilegal o tráfico de influencias, delito de denuncia falsa o maliciosa de funcionarios públicos. etc. Tremendo show que se montó y después, sólo quedó el humero.

Como en el basural, cero hits, cero errores, cero carreras.

Pero pudiéramos revisar un "notario"(1), de la vieja causa R, específicamente el número 18, donde aparece una listica de personajes, bancos y compañías que tenían jugosa cuentas en dólares en el extranjero. Buena parte de los que la publicaban, denunciando la corrupción, publicaban la foto de Lusinchi, al lado de Teodoro en Montevideo, ahora son compinches de esta suerte de personajes que calificaron de corruptos y tanto criticaron. Es decir, puro teatro.

Mientras ellos discuten, el gobierno del Presidente Nicolás Maduro actúa con firmeza contra la corrupción. Esta batalla sólo comienza. El legado del Comandante eterno, es sanearla, moralizarla, profundizarla y defenderla con la vida. Como diría Marulanda, la corrupción no es para debatirla, es para erradicarla, acabarla.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1821 veces.



Roger Capella Mateo

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: