(Trabajadores vs burócratas)

Revolución y delincuencia

Las revoluciones ocurridas durante el siglo pasado con el sello del marxismo leninismo y con un encendido radicalismo a favor de los trabajadores le pusieron énfasis especial a la lucha contra la delincuencia dada esencialmente la condena para los que NO producían nada y se dedicaban al robo o/y asesinato de quienes hacían lo contrario. En este orden no solo se desarrollo una estructura represiva ejemplar si no que el pueblo también se organizo para colaborar en esa lucha bajo la guía del Partido Comunista o de los trabajadores organizados. La ciudadanía así fue protegida.

En el caso especifico de la “revolución socialista” del siglo XXI, las cosas no han seguido este esquema si no por el contrario la burocracia (improductiva) está protegida al máximo de forma y manera que en forma exagerada podemos observar como ciertos ministros, dirigentes políticos, directores, funcionarios, asambleístas y afines hacen alarde de comitivas con el añadido de armas de gran potencia con lo cual se convierten en intocables para los malandros pero no ocurre así con el pueblo el cual se encuentra a la defensiva y desarmado ante el hampa criminal. Inclusive durante el último pago mensual de las pensiones a la gente de la Tercera Edad se dio el caso de un robo masivo a una parte de ellos y la tal Policía Nacional pudiendo atrapar a los atracadores se hicieron los sonzos y nada pasó que no fuera el daño a los ancianos. En este caso queda claro de cómo los cuerpos represivos ni siquiera a los hombres y mujeres de la Tercera Edad los protegen con la voluntad necesaria, pero si se trata de “políticos o funcionarios”, exageran la nota y hasta matan para mostrar fidelidad hacia los Burócratas.

En esta forma el burocratismo se apodera del Presupuesto asignado a la Seguridad Nacional sin importar la naturaleza de estos Fondos Públicos los cuales se han creado más para defender y dar tranquilidad al pueblo que para la protección total de los Burócratas ubicados en cargos de “confianza” para el Sistema. Por el contrario la oposición revolucionaria al Status en general debe ser parte activa en la persecución sin descanso hacia quienes le quitan el sueño y sus bienes al hombre dedicado a producir ayer y hoy. La conciencia revolucionaria debe actuar con prioridad no solo contra los burochorócratas lo cual es excelente, sino también hacia los malandros en general.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1343 veces.



Antonio Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor