Terror patronal, quema de carros y amenazas contra las familias

PEQUIVEN en PETROCASA utiliza métodos fascistas contra los trabajadores

Saúl Ameliach y su representante en Petrocasa, Luis Homer, realizan una política en contra de los trabajadores con métodos fascistas. Sistemáticamente han ido eliminado a los integrantes del consejo de trabajadores por un lado y a los directivos sindicales por el otro. De la dirección sindical sólo queda Geraldine Cabrera; hace unos días otra compañera en la directiva sindical, Mercedes Martín, de la Secretaría de  Calidad de Vida, se le impidió la entrada a la planta desde el 18 de Julio y todavía en la inspectoría del trabajo no se conoce ninguna notificación por parte del patrono del motivo de este atropello. Días más tarde a Turiano González y José Carrillo se les ordenó reventar los candados de la oficina sindical y sacar los muebles, no se sabe si sustrajeron algo más. Los trabajadores viven el terror del patrono porque ven cómo éste ha ido coaccionado a los directivos del sindicato, hostigándolos, para hacerlos a renunciar bajo amenazas y hasta con hechos de tipo delictivo como el daño (incendio) a un auto de uno de los compañeros del consejo de trabajadores y la posterior solicitud a que renunciará porque si no la próxima acción sería contra su familia.

Ya Ameliach fue destituido en agosto del 2009 por una serie de irregularidades pero ante la incapacidad del gobierno, con sus famosos enroques como única alternativa, lo restituyeron en octubre del 2010 para que siguiera haciendo de las suyas.

Está claro que desde un principio los ofrecimientos del proyecto Petrocasa comenzaron mal. Primero, no es autónomo pues depende de insumos extranjeros caros y nada fáciles de conseguir, segundo porque el  costo real por unidad es mucho mayor al informado desde el inicio y no es por la inflación, dieron un monto ficticio desde un principio; adicionalmente falta inversión para el mantenimiento de la planta. Las casas ofrecidas en el modelo inicial no se están fabricando, los techos propuestos no están siendo colocados ya que en su lugar están colocando acerolit.

Sobre la creación de otras plantas, el reciente arranque de la planta de Biruaca en el estado Apure lo hace con la mezcla enviada desde la sede de Guacara porque no fue diseñada para prepara allí la mezcla. La misma planta de Guacara nunca ha cumplido ni con la mitad de las unidades a fabricar diariamente pero la excusa siempre es culpar a los trabajadores, sobre todo cada vez que denuncian la incompetencia de la dirección de la planta. Habitualmente estos luchadores son despedidos o intimidados para que renuncien. La dirección nunca ha aceptado discutir un convenio colectivo. Los métodos son traer nuevos trabajadores que no conocen la política antiobrera del patrono mientras otros son hombres de su confianza para contrarrestar la lucha de los trabajadores por sus derechos laborales. La retaliación contra Mercedes Martin provino de una diferencia con los directivos de producción y RR II (Recursos Inhumanos) ante una situación insegura producto de las lluvias en las aéreas de trabajo. Estos sitios estaban inundados y aún así el patrono quería que se iniciara la producción de inmediato. Esta situación esta descrita en un acta de un delegado de seguridad y salud laboral. Casos como este donde se violan las condiciones mínimas para ejecutar las operaciones, tampoco son reconocidos por el patrono. Sólo lo hacen con una delegada de seguridad laboral que representa precisamente a RRII y apoya toda la actividad arbitraria de los patronos.

Toda la estrategia de Ameliach es doblegar a los trabajadores combativos y montar una directiva sindical patronal, vale decir, vendida a la política antiobrera de Petrocasa, o mejor aún, con un consejo de trabajadores escogido a dedo por parte de Ameliach y Homer. Luego seguirán encubriendo su incapacidad para alcanzar las metas de producción que han ofrecido responsabilizando y culpando a los trabajadores de la misma. Los derechos laborales son pisoteados diariamente. Además, los directivos de Petrocasa son privilegiados de la nómina de Pequiven, mientras los trabajadores siguen su condición como contratados donde ni la ley del trabajo se cumple.

virmontry@gmail.com

POR EL REENGANCHE INMEDIATO DE MERCEDES MARTIN POR RESPETO AL FUERO SINDICAL

POR EL RECONOCIIENTO DE LA DIRECTIVA SINDICAL ACTUAL CLASISTA Y AUTÓNOMA DE LAS IMPOSICIONES PATRONALES.

POR LA APROBACION DE UN CONVENIO COLECTIVO.

SÓLO EL CONTROL OBRERO AUTENTICO HARÁ PRODUCIR LA PLANTA Y RESPONDER ASÍ A LOS VENEZOLANOS SIN VIVIENDA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3307 veces.



Roberto Yépez (*)


Visite el perfil de Roberto Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: