Propuesta para reducir drásticamente la inflación en Venezuela

Cuando se manifestó la crisis financiera en EEUU en 2008, comenzaba la crisis financiera internacional por irradiación de la caída de dólar estadounidense. Pero los acuerdos comerciales entre las divisas comerciales mundiales han obligado a que esa caída del dólar estadounidense se extienda a todas las economías fuertes del planeta.  En 2001 la onza troy de oro costaba US $ 256,60; hoy en Abril de 2011 la onza troy de oro cuesta US $ 1498,00 o sea 484% más.  Vemos así que a pesar de la caída del 484% dólar desde 2001 hasta hoy, el cambio dólar euro, dólar yuan, dólar yen, mantienen casi los mismos valores salvo pequeñas variaciones nunca proporcionales a la verdadera caída de casi el 500% de la divisa estadounidense.  Venezuela para enfrentar crisis financiera mundial por la caída del dólar estadounidense ha migrado buena parte de sus reservas internacionales a otras divisas para así compartir prudentemente los riesgos. Pero esta situación no ha resuelto el efecto de la verdadera caída del dólar estadounidense porque las demás divisas han acompañado esa caída del dólar para no desequilibrar sus balanzas comerciales entre Europa, China y EEUU.

Venezuela ha implementado el control de cambio desde 2003 para evitar la fuga de capitales en dólares para proteger nuestras finanzas. De esta manera mantuvo el cambio estable a 2,15 Bs por dólar desde Febrero 2005 hasta Enero 2010 cuando ocurrió una devaluación del 100% y la paridad cambiaria oficial de 2,15 a 4,30 Bs. por dólar.  Esta devaluación del 100% de nuestra moneda  en 2010 es la principal causa de la inflación, que aunado al control de cambio ha llevado nuestra moneda al cambio paralelo e ilegal de 9 Bs por dólar estadounidense.  Esta paradoja de devaluación de nuestro bolívar frente a un dólar devaluado en el 484% en 10 años explica lo absurdo de nuestras políticas cambiarias.  La causa es sencilla de verla: mientras más se devalúa nuestro bolívar, incrementa la liquidez y a su vez incrementan los precios.  El cambio controlado necesario, fomenta la especulación que a su vez incide en la inflación especulativa que nos agobia a todos los venezolanos.

Por estas razones hacemos la siguiente propuesta para cortar drásticamente la inflación.  Consiste esta propuesta en revaluar progresivamente nuestra moneda desde el cambio actual 4,30 Bs por dólar a 3,00 Bs por dólar que significa revaluar el bolívar un 43%.  Esta es una decisión de política económica que tiene que ver con los datos del circulante y reservas internacionales del BCV para Marzo de 2011.  Simultáneamente debe implementarse una baja sustancial de los intereses bancarios de tal manera de estimular las inversiones internas mediante créditos bancarios.  Sugerimos mantener una diferencia entre tasas activas y pasivas (spread) no mayor al 2 %. Resumimos nuestra propuesta en la siguiente tabla, donde aparece la revaluación progresiva hasta Bs. 3,00 por dólar en Marzo de 2012  y disminución progresiva de tasas activas y pasivas con la consecuente baja de la inflación:

De esta manera entraremos los venezolanos en el club de países con inflación anual 5,04% (un solo dígito para Dic 2012.  Para ello es necesario actuaciones severas del gobierno para controlar la baja de los precios (hasta 43%) de manera progresiva, al igual que la baja de los servicios y todos los productos importados (alimentos, vehículos, insumos industriales, farmacéuticos, etc).  Hay una ventaja adicional en esta propuesta y es el aumento indoloro del precio de los combustibles, los cuales al mantenerlos iguales pero con un cambio revaluado en un 43% aumentan en su valor en dólares, sin que el consumidor se afecte porque no cambiará el precio del litro de gasolina expresado en bolívares. Revaluar el bolívar el 43% de manera progresiva, aumenta el poder adquisitivo del venezolano al consecuentemente bajar la canasta básica por hacerse mas baratas la importaciones y las incidencias en los rubros nacionales que tengan agregado importado.  En otras palabras, es un aumento progresivo del poder adquisitivo del salario mínimo y los consecuentes otros salarios referidos a el, sin necesidad de cambiar en su monto en bolívares.  Por ejemplo, si el salarió mínimo es hoy Bs. 1220 que con un cambio de 4,30 Bs.por dólar equivale a US$ 284, para dentro de un año (Abril 2012) este mismo salario mínimo aumentará a US$ 406 sin necesidad de modificarse el monto en bolívares.

Basamos esta propuesta en los valores suministrados por el BCV en su website.  El valor del cambio en cualquier moneda del mundo se calcula así:

 

Valor del cambio  (Bs.F. por dólar)  = Monto total del circulante (monetario, títulos, depósitos) en bolívares

                                                  Reservas internacionales en dólares estadounidenses

En nuestro caso según el BCV para Marzo de 2011 tenemos:

Valor de cambio =   (119.111.421.000 Bs.F) / (26.901.040.233 US $)  =  4,42  Bs. por dólar

O sea, para la fecha actual Abril 2011 el cambio oficial está equilibrado en 4,30 Bs. por dólar estadounidense.

Pero si tomamos en cuenta todos los activos del balance del BCV Marzo 2011 en divisas extranjeras (reservas internacionales), expresados en dólares estadounidenses, entonces el valor de cambio de nuestra moneda es:

Valor de cambio = (119.111.421.000 Bs.F.) / (39.652.890.000 US $) =  3,00 Bs. por dólar

La revaluación propuesta es progresiva para permitir los ajustes de la economía y del sector comercial.

Es menester indicar además que los precios petroleros de la cesta OPEP  en la actualidad superan los 124 dólares por barril. Hoy ya sabemos que el petróleo venezolano se cotiza sobre los 105 dólares el barril y sigue subiendo. Por tanto la caída del dólar perjudica en menor proporción al bolívar que a otras economías de la región.  Con la propuesta hecha en este artículo, el bolívar  recuperará la fortaleza que tuvo durante 45 años del siglo XX, que hizo al bolívar invariable frente a las demás monedas fuertes del mundo. No hay que olvidar además que la mayor fortaleza de nuestra moneda son las inmensas reservas petroleras y de gas que hacen nuestro país el mayor reservorio de hidrocarburos del planeta. Por tanto nuestro bolívar fuerte es un bolívar petrolero. ¡

Ministro Giordani y Dr. Merentes, tienen la palabra!

(*) Ex presidente de la A. C. Defensores del bolívar,  Ingeniero Civil, M.Sc.jairolarottas@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4556 veces.



Jairo Larotta Sánchez (*)

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: