¿Fernando Albán y Fabricio Ojeda se “suicidaron”? Que me disculpe el Sr Néstor Francia/ Fe de vida de Javier Vivas Santana

Un Estado debería tener credibilidad, una nación debería tener confianza en sus autoridades, claro esto no se da en un árbol como un mango, que crece en los llanos de Venezuela con solo cubrirla de tierra en temporada de lluvias, generalmente germina y el árbol crece. En los casos de las instituciones la cosa es mas compleja, en Venezuela el gobierno al parecer tiene una batalla planteada desde hace casi un cuarto de siglo para que no se crea en la palabra de la autoridad. Venir desde el Táchira a Valencia es toparse con decenas de alcabalas de los cuerpos de “seguridad” donde la matraca o sea “la mordida mexicana” no se hace esperar. Las propias promesas presidenciales no se cumplieron en muchísimos casos y veamos una entrevista donde algunas promesas que contaron con la palabra empeñada o empañada del actual inquilino de Miraflores y nada ocurrió recordemos: https://www.youtube.com/watch?v=4zEh1HkLR7g Si la palabra de un hombre con tanto poder, que aparece en la televisión, que dice “me estoy comprometiendo” no se cumple. ¿cual es la razón para tener fe en el resto del ejecutivo?



Leo el articulo de Néstor Francia en www.aporrea.org y si solo cambiare algunos nombres y colocare Fabricio Ojeda donde dice Fernando Alban y los otros nombres para darle cierto parecido con algunos artículos que en los años 60s del siglos pasado se escribían para defender la tesis del suicidio de Fabricio Ojeda, veamos el articulo y donde están las negritas aparecía el nombre del concejal Alban. Cambiare solo nombres para evitar alusiones o posibles malentendidos, en las negritas van otros nombres y aclaro un par de veces y dejo el enlace para evitar suspicacias: "Una vez que estuve en el programa Perucho a la 1, el conocido periodista me preguntó mi opinión sobre el caso de Fabricio Ojeda. Le respondí a Perucho que soy un fanático de la realidad, y por lo tanto trato de no basar mis opiniones ni en versiones ni en teorías conspirativas no comprobadas, ni en rumores. Le dije que yo no estaba allí el día que el señor Ojeda murió, ni había participado de las investigaciones y ni siquiera tengo conocidos en el SIFA que pudieran informarme con algún conocimiento de causa sobre lo sucedido. Por lo tanto, opinar sobre ese hecho era para mí una temeridad. Lo único que puse en duda es que hubiera sido un asesinato ordenado por el Gobierno, debido a una figura que una vez me dio a conocer Tiburcio Malacara, que se llama "indicio de interés" ¿en qué podía beneficiar al Gobierno el asesinato del señor Ojeda ? Pero aparte de eso, cualquier cosa puede haber ocurrido ¿A qué viene este cuento?" https://www.aporrea.org/ddhh/a289444.html



Yo no tengo herramientas y tampoco contactos para abrir una investigación, pero el descrédito ganado por la presente administración es de sobra conocido, a menos que creamos que las instituciones nos protegen, en todo caso a que queda como anillo al dedo aquella conocida expresión: «La esposa del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo» y para nuevamente evitar suspicacias busquemos el contexto de esta frase en la red de esas muy conocidas y que en este caso nos ayudara a explicarme de manera bastante aceptable: https://es.wikipedia.org/wiki/Pompeya_(esposa_de_Julio_C%C3%A9sar)



La muerte en Venezuela en manos de los servicios de “seguridad” del Estado son tan numerosas, tan conocidas y tan denunciadas que hasta la ONU tiene un informe bastante detallado, también otras organizaciones que defienden los DDHH, y la impunidad con la cual actúan los organismos policiales, los colectivos, la GNB es de sobra conocida, no es necesario ver en profundidad, tener una investigación muy profunda para saber que si vamos por una calle oscura y veamos en una acera 1 dos uniformados y en la acera 2 a dos tipos sospechosos tomaremos la acera 2 ya que por ahí tenemos por lo menos una oportunidad.



El caso del concejal Fernando Alban es el caso espejo del diputado Fabricio Ojeda. Y el caso de Javier Vivas Santana es un caso que ha diferencia de la represión de los años 60s del siglo pasado, no esta dirigida contra un sector político, o alzados en armas. Es contra un Venezolano que no tiene una organización detrás del sujeto en cuestión y que su familia quizás este actualmente sufriendo presiones políticas o amenazas desconocidas.



Claro que yo pido por Javier Vivas Santana y también por una investigación independiente que investigue la muerte de el caso espejo de Fabricio Ojeda en el siglo XXI si la muerte de Fernando Alban debe investigarse y el gobierno debería dar una fe de vida de Javier Vivas Santana. Claro en los años 80s del siglo pasado los militares argentinos daban ruedas de prensa y “explicaban” a su manera el caso de los desaparecidos. Ojalá y esa no sea el agua de la cual beben algunos patriotas o mejor dicho. Mejor vayamos a Videla y los desparecidos: https://www.youtube.com/watch?v=wB3elGsef_w





Notas a pie de pagina: La batalla contra la impunidad se mantiene aunque algunos y algunas la quieran hacer opaca, callarla, enmudecerla. Una fe de vida de Javier Vivas Santana es necesaria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3533 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: