Stalin Pérez Borges: "La ANC debe crear condiciones para un nuevo Estado verdaderamente democrático y participativo"

Stalín Pérez Borges

Stalín Pérez Borges

4 de agosto de 2017.- Las elecciones constituyentes venezolanas constituyeron un hecho de trascendencia, tal vez histórica. En los próximos años podremos saber si dio lugar a un reimpulso popular del proceso bolivariano o si fue un intento infructuoso de detener el declive del proyecto, horadado tanto por el asedio derechista como por sus propias limitaciones. Más allá de cualquier discusión sobre el número de votantes (la cifra oficial es 8.089.820), la elección fue un éxito por su masividad al superar el "núcleo duro" de apoyo social del chavismo. En unas elecciones que se desarrollaron en un marco de extrema tensión social y callejera, el Gobierno posiblemente logró capitalizar el rechazo social a la violencia opositora, oponiendo la ANC como salida política pacificadora contra la situación de guerra civil a la que empuja la oposición.

Este sorprendente y fundamental triunfo no puede hacer desconocer las dificultades que la revolución bolivariana y la nueva ANC tienen por delante. Las elecciones constituyentes lograron responder exitosamente a las acciones desestabilizadoras de la derecha y galvanizar la propia base social del chavismo, que venía deteriorándose aceleradamente. Ahora la ANC y el Gobierno deberían encarar urgentes y drásticas medidas para enfrentar la dura situación social y el colapso económico. Esto implicaría avanzar con "incursiones despóticas" sobre los grandes capitales, incluyendo a la boliburguesía vinculada a sectores del Gobierno y el Estado. Sobre todo la nacionalización del sector financiero y el control del comercio exterior, para detener la fuga de capitales.

Por otra parte, si la ANC decide efectivamente avanzar en un "proceso constituyente" que revitalice y cristalice las "estructuras comunales" tal vez podamos ver la emergencia de formas novedosas de "democracia mixta" que articulen sufragio universal y "poder social", a contra-tendencia del encierro verticalista del último periodo. Esto implicaría tensionar decisivamente las estructuras burocráticas que recorren todo el Estado venezolano. En resumen, tanto en el plano de las respuestas al colapso económico como en la democratización de las estructuras de poder político, el proceso bolivariano necesita desbordar sus propios límites para sobrevivir.

De algunos de estos temas hablamos con Stalin Pérez Borges, histórico dirigente sindical socialista, militante de LUCHAS (Liga Unitaria Chavista Socialista) e integrante del Consejo Consultivo de la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores y Trabajadoras (CBST).

Martín Mosquera: ¿Cómo valoran el resultado de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente y la cantidad de gente que participó? ¿Cuál es el nivel actual de apoyo social al gobierno entre las clases populares?

Stalin Pérez Borges: Indiscutiblemente, la jornada del 30 de julio (30J) es memorable. Un día en donde, a pesar de las graves condiciones de deterioro económico y de disminución del salario que ha llevado al detrimento de las condiciones de vida de la población, los sectores populares, la clase trabajadora y hasta muchos ciudadanos de clase media, en su inmensa mayoría salimos a expresarnos en contra de la burguesía y el imperialismo, representadas en Venezuela en la política que expresa la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Y esa participación, que se concretó en un respaldo a la convocatoria a esta Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que hizo el presidente Maduro el 1 de mayo, se desarrolló con mucha gallardía y al final de la jornada del 30J se celebró con desbordante alegría, destacándose una alta presencia de jóvenes. A pesar de que hay un gran sector de jóvenes que ha venido cuestionando y protestando en contra del gobierno de Maduro, que lo hacen más envenenados por las redes sociales y los medios de comunicación que por conciencia o ideología política, pues muchos de ellos no saben explicar las razones de su lucha, sólo dicen: ¡Fuera Maduro! ¡Muera Maduro!

Hubo una demostración palpable, en los alrededores y dentro de los centros de votación, de esa enorme participación que valida a la Constituyente. Sin embargo, el hecho es que la derecha y hasta sectores del auto-nombrado "chavismo crítico", que llamaron a la abstención, se han negado a reconocer desde las primeras horas de la mañana esta jornada, reenviando fotos de algunos centros de votación en donde no aparecían personas, anunciado desde el inicio del evento que era un fracaso. Muchos de esas fotos eran de centros de votación que habían sido inhabilitados por el CNE por el grado de violencia de la zona y los votantes había sido reubicados hacia otros centros, para poder garantizarles su derecho a ejercer el voto, tal es el caso del Poliedro de Caracas, donde votó gran parte de la clase media de Caracas que viven en las zonas más pudientes, que es donde se concentraron los mayores focos de violencia. Algunos de ellos cuentan que se fueron desde el día anterior, otros se vistieron como si fueran para la playa para poder salir de sus casas y apartamentos. Aún en horas de la tarde y noche, estando los centros de electorales cogestionados de personas para ir a votar, siguieron descalificando la alta participación de los votantes y ya antes de emitir los primeros resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE), afirmaban que el evento electoral de la Constituyente era un fraude. Después de que el CNE emitió los primeros resultados en donde informó que participaron más de 8 millones de personas, lo cual representaba una cifra superior al 41% del padrón electoral, no les quedó otra palabra triste e infeliz que decir que fue un mega fraude.

Entonces, te puedo asegurar que sí hubo una gran participación de la gente. Es un hecho que también muchas personas que se reclaman chavistas no fueron a votar por temor a la violencia que anunciaban ejecutarían los "guarimberos" de la MUD y porque no pudieron trasladarse a otras ciudades o en las mismas ciudades en donde les correspondía ir a votar. Hay bastantes historias y anécdotas ya contadas, de personas que hicieron actos de sacrificio y heroísmo para ir a votar del cual te pongo sólo algunos ejemplos. Hay videos de un grupo de personas, en su mayoría mujeres, que en un estado fronterizo con Colombia, tuvieron que cruzar dos ríos, que además estaban crecidos o desbordados por las constantes lluvias, porque bandas paramilitares no les permitía circular por las calles y la carretera nacional. Fuimos muchos los que caminamos varios kilómetros para ir a nuestros centros de votación. Mi compañera, mi hija y yo – que vivimos en el municipio de Venezuela en donde ahora han hecho más cortes de calles (trancazos), quemas de cauchos y de escombros, atraviesan alambre con púas, vidrios, clavos – el 30J nos tocó caminar más de 5 kilómetros hasta un lugar en donde familiares en un vehículo nos fueron a esperar para trasladarnos a otro municipio en donde siempre hemos votado, pero al llegar a este sitio, el mismo había sido cambiado a última hora, y tuvimos que ir a otro que nos habían habilitado que estaba a 3 kilómetros mucho más distante, a donde nos tuvimos que llegar en el vehículo de ese mismo familiar. Y así, hay cantidades de hechos de sacrificio de las personas para ir a ejercer nuestro derecho democrático al voto.

¿El nivel de apoyo al gobierno? Eso es difícil cuantificarlo así de entrada. El gobierno de Maduro termina descansando o apoyándose en la base social del chavismo irreversible que todavía está por los 5 millones de ciudadanos, en su inmensa mayoría proveniente de los sectores más populares. Pero hay un hecho que prevalece en la población, en cuanto en evaluación como gestión, muchas, muchas críticas al gobierno. Cuestionamiento que se evidenció en el 2015 en las elecciones de la Asamblea Nacional. Y ese es el hecho – ese fuerte cuestionamiento-, que ha llevado a la oposición ubicada en la MUD y ahora hasta ese sector que se reclama del chavismo crítico a creer que a Maduro era fácil de imponerle un referendo, de tumbarlo y, ahora, de impedirle que se diera la convocatoria en la que Maduro tuvo la iniciativa de hacer para esta Constituyente. Y allí se han equivocado y se seguirán equivocando, quién sabe hasta cuánto tiempo más, porque no terminan de evaluar el factor del apoyo de los sectores populares al legado de Chávez y, a pesar de los errores del gobierno, hasta ahora no podrán desligar a Maduro del chavismo. Todos podemos considerar que han sido dos gestiones distintas y que Nicolás no tiene el carisma, el liderazgo y la personalidad de Chávez. Pero, es un hecho que la mayoría de las conquistas sociales logradas por el pueblo con Chávez todavía se mantienen, independientemente de que no tenga el mismo efecto social que antes. Allí están, son realidad: sigue aumentando el número de pensionados e indexándose al Salario Mínimo Nacional; se siguen entregando viviendas, en algunos casos equipadas (con cocina, nevera o congelador, lavadoras, hasta con TV y aire acondicionado); persiste la protección especial a los discapacitados y a las madres del barrio; se mantienen las Misiones y se han creado algunas Misiones nuevas como la recientemente implementada "Chamba (empleo) Juvenil", donde se han incorporado recientemente en un lapso de dos meses más de 750 mil jóvenes al empleo o en "pre empleo"; se mantiene la inmovilidad laboral y de alguna manera para los sectores que reciben las bolsas de alimentación de los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) que funcionan en la mayoría de los barrios (y trae los siguientes productos: 2 kg. de harina de maíz pre cocida; 3 kg. de arroz; 3 kg. de pasta; 2 kg. de leche; 1 kg de azúcar; 1 kg de lentejas; 1 kg. de caraotas negras; 2 litros de aceite de soya, 1 fco. de 190 gr. de mayonesa; 5 latas de atún). Todos estos productos tienen un valor de 11 mil bolívares (y cuando traen productos de aseo personal y pañales desechables, cuesta 20 mil bs), los cuales deben ser distribuidos cada 15 días y son de mucha ayuda para aliviar la escasa cobertura que tiene hoy un salario mínimo. Pero, todas esas conquistas chocan contra la pared, porque ahora la inflación, la especulación y el llamado bachaqueo, no permite vivir si no se tiene más de 7 salarios mínimos y la corrupción es mucho mayor que en todos los tiempos atrás, donde el sector militar es uno de los grandes autores físicos de esa corrupción. No obstante, aun así, los sectores populares las ponen en la balanza a la hora de tomar decisiones, valorizando el hecho de que el gobierno mantengan todavía esos beneficios, que permanentemente los dirigentes y militantes de la MUD dicen públicamente desaparecerían al llegar ellos al poder.

MM: ¿Hubo un proceso popular genuino en la elección de los candidatos a la Constituyente? ¿Están presentes sectores críticos y anti-burocráticos entre los diputados electos?

SPB: No, no hubo ese proceso popular genuino para escoger los candidatos a postular para la Constituyente. Ni en el sector territorial ni el sectorial. A pesar de que todos nos podíamos postular, es un hecho que no hubo ese proceso democrático por municipio o en los distintos sectores sociales para decidir quiénes eran los representantes de ese colectivo. En el caso de los trabajadores hubo un genio o unos arquitectos que merecerían un premio o reconocimiento, porque armaron unas estructuras de listas que garantizaban en el caso de la dirección de la Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT) que quedaran todos los hombres y mujeres de mayor confianza de la dirección de la Central o del Partido (PSUV).

Entonces, si bien yo me podía inscribir si recogía el número de firmas correspondiente (en el caso de los trabajadores mil), ocurría el caso que después yo aparecería como postulado, inconsultamente en cualquier sub-sector al que no pertenecía. De esa manera "X compañero o compañera" de un sector determinado fueron candidatos o votantes de otros sectores. Todo eso fue para cuadrar o garantizar quienes tendrían más oportunidades de entrar. Hay casos de candidatos/as del sector automotriz o de otra rama industrial que aparecieron como candidatos/as del sector banca y comercio, o a la inversa. Y, muchos y muchas que, no habiendo recogido las mil firmas exigidas por el CNE, fueron candidatos y quedaron electos.

De esa manera, hoy que fue cuando salió la lista de todos los candidatos electos, te puedo decir que fueron muy pocos los que pude ver y conozco, de los que puedo decir son críticos y antiburocráticos. Los hay, pero son una gran excepción y una ínfima minoría. Y esa es la decepción de esta historia bonita que les contaba hasta ahora sobre esta Constituyente.

MM: ¿Qué puede esperarse de la oposición luego de estas elecciones? ¿Queda margen para acciones golpistas o para una profundización de las acciones desestabilizadoras de la oposición en el actual contexto? ¿Cuál es la situación al interior de las Fuerzas Armadas?

SPB: Con los resultados de estas elecciones de la Constituyente creo que se profundizarán y saldrán más a flote los problemas internos de la MUD. A las primeras de cambio, tratarán de ocultar sus diferencias y se esforzaran por mantenerse cohesionados por cierto tiempo en los llamados a la violencia, a la solicitud de la injerencia y la intervención extranjera contra Venezuela y seguirán alimentando la campaña de odio en contra del Gobierno y de todos los y las chavistas. Los patrones reforzaran sus decisiones de no inversión para la producción; los comerciantes arreciaran aumentando escandalosamente los precios y el imperialismo y sus Gobiernos lacayos utilizaran cualquier chantaje, diciendo que no reconocerán a esa ANC. No les queda de otra, pero en paralelo a todo eso, el grueso de los sectores que integran a la MUD van a tratar de llegar a algún tipo de acuerdo con el Gobierno, sobre todo ahora que sólo tienen una semana para inscribirse para poder participar en las elecciones de gobernadores que se realizarán en diciembre. Antes del 30J enviaron muchos mensajes a García en ese sentido y se mantuvieron reunidos representantes de la MUD y del Gobierno, acompañados de algunas personalidades como el expresidente español Zapatero, otros expresidentes y el representante del Papa Francisco, sólo que los sectores más radicales de la oposición (Leopoldo López y Capriles Radonski), que mantienen una feroz competencia para demostrar quién es el más fascistas, y ganar con eso la candidatura presidencial de la oposición, se opusieron a llegar algún acuerdo sino se suspendía la elección de la Constituyente. Su fuerza de negociación será esa: violencia callejera y el respaldo de los gobiernos más serviles al imperialismo que presionarán al Gobierno, amenazando de que no habrá préstamos, ni inversiones extranjeras, ni venta de materias primas, repuestos y servicios, hasta hay algunos países planteando la posibilidad de rompimiento de relaciones comerciales y/o diplomáticas.

El Gobierno no sólo ocupará las instalaciones de la AN sino que la disolverá y dejará sin inmunidad parlamentaria a algunos diputados de la AN, es probable que sean detenidos y juzgados por los hechos de violencia y los más de 100 muertos que se han generado en estos últimos cuatro meses. También creo que hasta la Fiscal General de la República será juzgada por el TSJ. Mientras tanto, la oposición no tiene posibilidades ni de dar golpe de Estado o institucional como hicieron en Brasil. El chavismo es una fuerza que, por ahora y quién sabe también hasta cuando, dentro de las FANB y las milicias se ha hecho de una ideología partiendo de lo que dijeron e hicieron Bolívar y Chávez, con lo cual las cubren de contenido anticolonial y antimperialistas. Es tan significativa esa cobertura de Bolívar/Chávez que los discursos que hace el General Padrino López, actual Ministro de Defensa, se ha ganado la simpatía dentro y fuera de las FANB y así también están surgiendo otros altos oficiales a la palestra.

MM: ¿En qué consiste el proyecto de reforma de la Constitución que va a discutirse en la ANC? ¿Cuáles deberían ser para ustedes las tareas de la ANC?

SPB: El problema de pacificar la confrontación y disputa política se ha convertido, de verdad, en el gran problema de urgencia nacional que asumiría la Constituyente. Ya van más de 100 muertos, han quemado vivos a humildes ciudadanos; han hecho grandes destrozos de bienes públicos y privados; han talado árboles e impiden a decenas de urbanizaciones de varias ciudades del país tener un desenvolvimiento normal y el libre tránsito, incluso hacia sus propias casas; han saqueado e incendiado muchos locales comerciales, abastos, supermercados, bancos, dejando en bancarrota a pequeños comerciantes y desempleados a muchas personas. Problema complicado para dialogar entre las partes, siendo que la oposición no tiene representación de constituyentes dentro de la ANC. Entonces, se torna muy difícil implementar algunas acciones en ese sentido. Esto impone un desafío a la Constituyente, el cual será ir a las bases mismas de la oposición para tratar de establecer un diálogo directo, buscar interlocutores más allá de los reconocidos y desgastados dirigentes de la oposición, pero también de los representantes del Gobierno y de la Constituyente, quienes deben dejar atrás los discursos de descalificación, adjetivistas e insultantes y hasta prepotentes en contra de la contraparte opositora. Si no reconocen y hay respeto de las partes, no habrá diálogo o acuerdo. Es el mismo problema que tendría una posible constitución de una Comisión de la Verdad que investigue y haga que se castigue a los responsable de los muertos de estos meses de violencia y que también se investigue y castigue los responsables de la crisis económica que nos ha impuesto estos niveles de pobreza y sufrimiento que vivimos. Es decir, debe aparecer la lista de los que le dieron dólares para importar comida, medicinas y materias primas y no importaron nada, robándose los dólares o estafando con falsos conteiner que lo que traían era basura, también se debe conocer los nombres de los que fugaron inmensas cantidades de dólares.

Otro objetivo que se debe buscar rápido, junto a lo del proceso para alcanzar la paz, es cómo y de qué manera se afrontará lo que viene a ser más que una típica crisis económica, porque lo que estamos viviendo es un auténtico caos económico, en donde no hay control de distribución y precios de venta de las mercancías, no hay control del dólar paralelo ni al de Cúcuta, que vienen siendo los que imponen los precios a los bienes como autos, vivienda, locales y comercio y todas las mercancías, incluidas las que se producen en el país sin materia prima importada, con el cuento del precio por el valor incluido de la supuesta reposición del producto. En este caos económico que denuncio hay mucha responsabilidad de parte del Gobierno, que ha sido torpe, incapaz, ineficiente e indolente, pero también esto está marcado por la intención de la burguesía y el imperialismo de provocar y profundizar este caos económico, lo que ha llamado el Gobierno la "guerra económica" y a lo que le ha querido echar toda la culpa de la situación sin tomar ninguna medida para controlarla o impedirla.

Es necesario que la ANC, desde su instalación, presente al gobierno un Plan de Emergencia Económica, que controle la importación, la producción, la distribución y los precios de las mercancías, que regule de inmediato los niveles de ganancias de los productores y distribuidores, recortándose lo más que pueda esa cadena de distribución que es donde más se va incrementando los precios y hay que acabar con los peajes, alcabalas y puntos de control de militares y policías que sólo sirven para incitar la corrupción, se debe revisar exhaustivamente las estructuras de costos y dar prioridad para que en los mercados y las farmacias se obtenga comidas y medicinas y para reactivar la agricultura, la cría y todo el aparato productivo industrial que hoy se encuentra paralizado en casi el 70%.

Está previsto que la Constituyente constitucionalice las Misiones y las Grandes Misiones creadas en el período de gestión de Chávez; hacer cambios profundos al Sistema de Justicia y Seguridad y Protección Social, temas que han sido vulnerados por hechos de corrupción, negligencia y por la impunidad que impera; se oferta con muchos bombos el crear nuevas formas de desarrollar la democracia participativa y protagónica y demás formas de democracia directa; se asegura que se va abordar la integridad de la nación, punto que toma relevancia porque en estos meses pasados, ha amenazado sectores de la derecha de provocar la desintegración de importantes franjas de territorios de la Nación, así como impedir cualquiera justificación para la intervención extranjera; y se ofrece discutir temas como: identidad cultural, de espiritualidad nacional, derechos sociales, educativos, culturales laborales y tecnológicos, de juventud. Por último y no por ello menos importante, está el desafío de constitucionalizar la defensa ecológica, posicionar progresivamente el tema del cambio climático y todo lo que signifique la sobrevivencia misma de la especie humana.

Para nosotros, aparte de abordar como emergencia los problemas de conseguir la paz y regularizar el funcionamiento económico, lo fundamental para discutir y aprobar en la Constituyente es lo del funcionamiento de ahora en adelante de la República Bolivariana de Venezuela como un Estado Comunal. En el Estado Comunal cabe el asumir todas esas discusiones desde institucionalizar las Misiones, en los cambios del sistema de Justicia, de derechos sociales y de identidad nacional, pero no se avanzaría mucho si no se revisa y cambia de la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), el Capítulo III del Poder Público Estadal; el Capítulo IV del Poder Público Municipal; el Capítulo V del Consejo Federal de Gobierno y el Título II Del Espacio Geográfico y de la División Política, en sus Capítulos I del Territorio y demás espacios Geográficos y Capítulo II de la División Política. En concreto, hay que simplificar, democratizar e igualar el funcionamiento Territorial y de División Políticas en Consejos Comunales y Comunas y en Consejo Comunal de Gobierno, siendo esta la máxima instancia de gobierno, eliminando los conceptos de ministerios y crear los Comités o nuevos organismos colectivos de las distintas especificaciones, es decir, la de salud, educación, minería, relaciones exteriores e interiores y otros, centralizados por 3 o 5 Ciudadanos/as conocedores de cada uno del sector. Sólo así podríamos ir trascendiendo el capitalismo, el estatismo y el burocratismo, creando las condiciones para entrar en un Estado ecosocialista verdaderamente democrático y participativo, que sea la nueva referencia para los habitantes de todo nuestro continente americano o suramericano y caribeño y exprese así el viejo sueño Bolivariano de unidad de Nuestramérica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2475 veces.


La fuente original de este documento es:
Democracia Socialista (http://www.democraciasocialista.org/?p=6807)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US Y ab = '0' /actualidad/n312522.htmlCd0NV CAC = , co = US