En comunicado público

UNETE Anzoategui rechaza participación de Marcela Maspero en el ¨Congreso Ciudadano¨

En comunicado difundido nacionalmente, la Unión Nacional de Trabajadores, sección Anzoategui se pronuncia públicamente en rechazo a la participación de la dirigente sindical Marcela Maspero en el acto denominado ¨Congreso Ciudadano¨. La seccion UNETE Anzoategui expresa el rechazo a que Maspero se atribuya la vocería de esta central de trabajadores en espacios dirigidos por personajes como Antonio Ledezma y Maria Corina Machado. A continuación, el comunicado.


La UNETE de Anzoátegui rechaza la participación de Marcela Máspero en el "Congreso Ciudadano" junto a Antonio Ledezma y María Corina Machado

¡No a la utilización de las siglas de la UNETE para lavar la cara a los contrarrevolucionarios!
¡Ningún acuerdo o alianza con ningún sector de la burguesía!
¡Todo el poder político y económico a los trabajadores para hacer realidad el legado de Chávez!

Desde la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) del Estado Anzoátegui queremos manifestar nuestro total rechazo a la participación de Marcela Máspero (quien se sigue presentando públicamente como dirigente nacional de la central sindical revolucionaria y socialista UNETE) en el acto de lanzamiento del nuevo frente contrarrevolucionario (MID) creado por sectores de la derecha y extrema derecha venezolana el pasado martes 19 de agosto.

Este acto, que fue convocado con el nombre de Congreso Ciudadano para intentar disimular su verdadera naturaleza contrarrevolucionaria estaba encabezado por conocidos contrarrevolucionarios como Antonio Ledezma, el partido Vanguardia Popular del fascista Leopoldo López o la conocida diputada ultraderechista María Corina Machado (estrechamente vinculada también a las bandas fascistas que han atacado durante los últimos meses a estudiantes y trabajadores revolucionarios en distintas ciudades y centros de trabajo)

Machado, Ladezma y los demás organizadores del acto celebrado el pasado martes 19 son políticos burgueses abiertamente contrarrevolucionarios y neoliberales. Su objetivo no es otro que acabar con la revolución en Venezuela y volver al poder para hacer lo mismo que hicieron durante décadas: gobernar en su exclusivo beneficio y de todos aquellos que les financian: los imperialistas y la burguesía venezolana.

Si a alguien aún le quedan dudas, sólo tiene que ver cuáles son los gobiernos y partidos que apoyan a Machado, Ledezma y el MID internacionalmente. Desde la extrema derecha uribista de Colombia a los partidos que apoyaron al fascista Pinochet en Chile o el PP español y los demás partidos de derecha de la Unión Europea( UE), es decir: los mismos que están atacando salvajemente los derechos de nuestros hermanos trabajadores en sus países, cerrando y privatizando empresas, desahuciando a decenas de miles de ciudadanos de su vivienda porque no pueden pagar las hipotecas a los bancos, privatizando y negando el acceso de los trabajadores a la educación y salud públicas. También son los mismos que están reprimiendo las luchas obreros y que en muchos países organizan el asesinato o encarcelamiento de dirigentes obreros. Esas son las mismas políticas que aplicarían Machado, Ledezma o Leopoldo López en Venezuela si pudieran.

La participación de Marcela Máspero y otras personas que en algún momento se manifestaron a favor del proceso revolucionario junto a estos fascistas y contrarrevolucionarios hablando de reconciliación, diálogo y democracia les viene muy bien a Machado, Ledezma y los demás contrarrevolucionarios para intentar disfrazar sus objetivos antiobreros y antipopulares con una fraseología conciliadora. Los lobos, una vez más, intentan vestirse de corderos, como han intentado hacerlo una y otra vez a lo largo de este proceso revolucionario. Durante el golpe de 2002 o el paro patronal utilizaron a Bandera Roja, la CTV, Froilán Barrios, etc. Hoy, con estos peones totalmente desprestigiados, buscan utilizar a Orlando Chirino o Marcela Máspero.

Desde la UNETE de Anzoátegui pensamos que el deber de cualquier dirigente sindical es rechazar esta utilización por parte de la burguesía y llamamos a todos los militantes de base de la UNETE a pronunciarse en contra de la misma. Los dirigentes sindicales nos debemos a la clase obrera. Desde la UNETE Anzoátegui seguimos comprometidos con la línea revolucionaria que siempre hemos mantenido: la lucha por los derechos y reivindicaciones de los trabajadores, la defensa de la revolución y el legado de nuestro comandante Hugo Chávez.

La tarea del movimiento obrero venezolano hoy más que nunca es agrupar al conjunto de las bases revolucionarias para derrotar tanto la ofensiva económica y política del imperialismo y la burguesía como a la quinta columna que a través de la corrupción y el burocratismo sabotea desde dentro y mina la moral y apoyo a la revolución de las masas. Para conseguir sus objetivos contrarrevolucionarios y derrotar a la clase obrera los capitalistas no dudan en utilizar todas las tácticas que pueden: el sabotaje económico (desabastecimiento y especulación, despidos, etc), el sicariato, la utilización de las bandas fascistas (guarimba), pero también la utilización del diálogo con el gobierno y cualquier conciliación o concesión por parte de éste para presentar propuestas contrarias a los intereses de la clase obrera y seguir saboteando y desgastando el apoyo a la revolución entre sectores del pueblo.

El lanzamiento del MID y la convocatoria del Congreso Ciudadano, así como el intento de utilizar a gente vinculada en el pasado a la revolución y a las siglas de una central sindical revolucionaria como la UNETE forman parte de esta misma estrategia contrarrevolucionaria. Por ello rechazamos la actuación de Marcela Máspero, que fue elegida coordinadora de la UNETE cuando apoyaba una política socialista y revolucionaria y hoy utiliza esa posición para lavarle la cara a contrarrevolucionarios y fascistas como Antonio Ledesma, María Corina Machado o Leopoldo López. Y lo hace además sin someterse a ningún control ni discusión en las bases.

Por esto exigimos una vez más un congreso democrático de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela, donde se defina la línea política de nuestra central. Desde la UNETE Anzoátegui lucharemos para que mantengan las línea socialista, chavista y revolucionaria que le dio origen a la central, después que derrotamos el paro patronal organizado por la CTV.

El único modo de defender consecuentemente los intereses de los trabajadores es rechazando cualquier pacto o alianza con la burguesía y la derecha y luchando por acabar con el capitalismo y que todo el poder esté realmente en manos de los trabajadores. Para ello hay que acabar de una vez por todos con el poder de los capitalistas y de los burócratas.

Hay que nacionalizar ya la banca, la tierra y las principales empresas bajo la gestión directa de los trabajadores. Sólo así será posible planificar democráticamente la economía y resolver todos los problemas sociales que sufrimos: inflación, desabastecimiento, inseguridad, tercerización, corrupción, burocratismo, etc.

¡Ningún acuerdo con la burguesía o la derecha ni sus representantes políticos!
¡No a la utilización de las siglas de la UNETE para avalar o disfrazar los planes contrarrevolucionarios!

¡Todo el poder a los trabajadores!

¡Unidad de acción de la UNETE, la CBST y todos los sindicatos y colectivos revolucionarios para hacer realidad el legado de Chávez y dar respuesta a las reivindicaciones de la clase obrera!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 13050 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise noticias similares en la sección:
Actualidad


Revise noticias similares en la sección:
Oposición