Marchas y bloqueos de ruta marcaron primer aniversario de Gobierno de Lobo en Honduras

En la capital hondureña, marchantes exigieron el cese de la represión y el retorno al país del ex presidente Manuel Zelaya.

En la capital hondureña, marchantes exigieron el cese de la represión y el retorno al país del ex presidente Manuel Zelaya.

28 de enero 2011.-Organizaciones populares protagonizaron marchas y bloqueos de carreteras en varios departamentos de Honduras, como parte de las manifestaciones en repudio a las políticas del gobierno de Porfirio Lobo, que llega a un año de haber tomado el poder en el país centroamericano tras ser electo en comicios organizados por el régimen golpista de Roberto Micheletti.

En Tegucigalpa, la capital del país centroamericano, una manifestación partió de la Universidad Pedagógica Francisco Morazán para exigir el cese de la represión y el retorno al país del ex presidente constitucional Manuel Zelaya, depuesto por el golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

Miles de personas se concentraron durante varias horas frente a las sedes de la Corte Suprema de Justicia y el Congreso Nacional para demandar también castigo a los responsables de la ruptura institucional.

Entretanto, en San Pedro Sula (noroeste), segunda ciudad en importancia del país, campesinos y otros sectores integrados en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) bloquearon un puente que enlaza a esa urbe con el departamento de El Progreso.

Esta manifestación también fue interrumpida la carretera que conduce hacia Tela, en el departamento de Atlántida.

Los ciudadanos que protagonizaron la protesta repudiaron los asesinatos de campesinos en el Valle del Aguán y la decisión de la Corte Suprema de Justicia de declarar inconstitucional un decreto aprobado durante el gobierno de Zelaya que autorizaba a campesinos a cultivar tierras ociosas.

Las organizaciones populares también rechazaron las políticas privatizadoras en el sector de la educación, la militarización en el norte del país y el alza del costo de la vida.

"Este primer año de Lobo en el poder ha sido una pesadilla para el pueblo hondureño, que vive una crisis económica, política y social", declaró Juan Barahona, subcoordinador del FNRP.

Porfirio Lobo asumió el poder el 27 de enero de 2010 tras ganar las elecciones de noviembre de 2009, cuestionadas por amplios sectores populares y por la comunidad internacional por efectuarse tras el golpe de Estado contra Zelaya.

“Un año después de la toma de posesión de Lobo la situación socioeconómica y política de Honduras ha empeorado”, expresó Zelaya en una carta desde República Dominicana, donde se encuentra desde su salida de territorio hondureño.

El ex presidente constitucional de Honduras consideró que hay un retroceso en todos los indicadores básicos y la inseguridad y el crimen convirtieron al país en uno de los más violentos del mundo.

El año pasado se registraron seis mil 236 asesinatos, mil 240 homicidios más que en 2009.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3361 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter