Estudiantes destapan "la caja negra" de la UCV: Recorte afectará a trabajadores y deportistas en medio de contradicciones de las autoridades

Piden explicaciones por el presupuesto universitario. La rectora Cecilia García Márquez no ha cumplido con su promesa de llamar a debate en la UCV

Piden explicaciones por el presupuesto universitario. La rectora Cecilia García Márquez no ha cumplido con su promesa de llamar a debate en la UCV

Credito: Archivo

Carolina González, atleta de la UCV y estudiante de sociología, manifestó que el recorte a los atletas les traerá aún más problemas a los deportistas que intentan dejar en alto el nombre de la casa de estudios.

Carolina González, atleta de la UCV y estudiante de sociología, manifestó que el recorte a los atletas les traerá aún más problemas a los deportistas que intentan dejar en alto el nombre de la casa de estudios.

Leomar Villegas, estudiante de estadística y atleta de la selección de softbol.

Leomar Villegas, estudiante de estadística y atleta de la selección de softbol.

15 de junio 2009. - El pasado 20 de mayo, la rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García "Arocha" Márquez, abandonó lo que hubiera podido ser un interesante debate con las autoridades del Ministerio de Educación Superior y con estudiantes de esa casa de estudios. Tras asegurar que el debate era una "emboscada", se retiró del lugar, prometiendo hacer una convocatoria propia pero esta vez "en su terreno", dentro de la Universidad, bajo sus propias condiciones.

Han pasado más de tres semanas desde aquel incidente, y el llamado a debate por parte de la rectora no se ha concretado. Numerosos miembros de la comunidad universitaria están ansiosos de que se haga la convocatoria a discutir con las autoridades, debido a que quieren explicaciones en torno al presupuesto, su formulación, prioridades y gastos. También quieren hacer preguntas en torno a las medidas disciplinarias y posibles expulsiones contra jóvenes estudiantes que han protestado pacíficamente en su contra.

No es sencillo discutir sobre el presupuesto de la UCV, que muchos consideran una "caja negra". No hay publicaciones que informen detalladamente de su formulación, ni se hacen reuniones para su discusión. Muchas fundaciones e institutos reciben ingresos propios, de los cuales no se informa a la comunidad ucevista.

Autoridades afectarán a trabajadores usando como excusa el recorte presupuestario

A pesar del secretismo, Aymara Gerdel, estudiante del noveno semestre de Estadística en la UCV, y otros compañeros de esa casa de estudios, han ubicado algunos documentos que han permitido descubrir, entre otras cosas, la forma como las autoridades planean manejar la reducción presupuestaria, afectando fideicomisos y horas extras de los trabajadores y partidas de los servicios básicos, además de realizando fuertes reducciones al presupuesto de los deportistas.

Como se sabe, el gobierno nacional hizo un recorte presupuestario de 6 por ciento a todos los entes del Estado, incluidas las universidades públicas, ello a consecuencia de la crisis capitalista y el descenso de los precios del petróleo. Sin embargo, el Ejecutivo exigió que los sueldos, salarios y beneficios laborales de los trabajadores, así como las providencias de los estudiantes, no fueran tocadas. Pero estudiantes, profesores y trabajadores han denunciado que las autoridades no están discutiendo con la comunidad dónde se van a hacer los recortes. Están tomando las decisiones a puerta cerrada. Esto ya causó protestas cuando los estudiantes se enteraron de que habría una rebaja de 16% en el presupuesto del comedor, y sus protestas obligaron a la rectora a reintegrarle el presupuesto.

Pero Gerdel y otros jóvenes continuaron buscando más información. La directora de Planificación y Presupuesto, Miren Caires, dirigió el pasado 21 de abril un documento a Ramón Hernández, en aquel momento Director de Deportes de la universidad, donde le informa que, debido al reajuste presupuestario de 6 por ciento dictado por el gobierno, la universidad tomó la decisión de hacer los siguientes recortes:

  • 75 por ciento en horas extras y bonos nocturnos.
  • 50 por ciento en fideicomisos de obreros, docentes y ATS.
  • 49 por ciento en servicios básicos.
  • 50 por ciento en capacitación
  • Entre otros.
(Continúa después de las imágenes)

Esto de por sí viola las normas que colocó el gobierno bolivariano, que exigían no tocar las partidas relacionadas con sueldos y beneficios de los trabajadores universitarios. Igualmente, no se entiende cómo pueden haber rebajas de casi un 50% en servicios básicos, lo que involucraría que la universidad se endeudará con la Electricidad de Caracas, la Cantv y otros proveedores de servicios públicos. El gobierno nacional deberá decidir si cortarle el servicio a la UCV, o permitir que la deuda se acumule por meses o años.

Recorte a los Atletas

Además, se ordenó a la Dirección de Deportes el recorte de 16 por ciento en la partida de materiales y suministros, y otro recorte de 50 por ciento en los viáticos para los atletas, docentes, ATS y obreros, lo que dificultará enormemente la asistencia de los mismos a eventos en el interior y exterior del país.

Carolina González, estudiante de la escuela de Sociología y atleta de taekwondo, y Leomar Villegas, estudiante de estadística y miembro de la selección de softbol universitario, denunciaron que ya antes de conocerse el recorte presupuestario los atletas tenían problemas con el suministro de materiales para sus actividades deportivas, y que algunos clubes y disciplinas tenían años sin recibir nuevos materiales. "El cronograma para entrega de materiales nunca se cumple", explicaron. El recorte en los viáticos y pasajes les impedirá a muchos deportistas asistir a actividades, juegos regionales y nacionales.

González también denunció la forma como se maneja la Fundación UCV, encargada de la administración del estadio Olímpico y el estadio de beisbol de la universidad. Indicó que este ente recibe los pagos por el concepto del alquiler de los estadios, pero que no da cuentas de los fondos recibidos, ni les brinda el mantenimiento debido, ni se hace responsable por los daños causados. Dio como ejemplo lo ocurrido el pasado 31 de mayo, cuando el Caracas F.C. se coronó campeón del torneo Clausura, y numerosos fanáticos dañaron sillas, cercas, la grama y quemaron la malla de las porterías mientras celebraban.

También explicaron que los Juvines, pautados para octubre de este año y que durarán aproximadamente mes y medio, están en vilo y probablemente no se realizarán debido a que las universidades alegan que no tienen presupuesto. Las condiciones que han tenido los atletas desde antes de la reducción han hecho que la UCV caiga en nivel deportivo en comparación con otras universidades, debido a que los atletas tienen más dificultades para entrenar. Las autoridades no han dado explicaciones en torno a estas reducciones.

Contradicciones en los documentos "informativos" de las autoridades

Es aún mas lamentable que las autoridades ofrezcan cifras contradictorias en las abundantes publicaciones que mantienen en la UCV y distribuyen gratuitamente a pesar del recorte presupuestario. Gerdel denunció a YVKE Mundial una serie de discrepancias en las cifras que ofreció la publicación "Hora Universitaria", en comparación con las ofrecidas por un tríptico que las autoridades repartieron a los estudiantes.

"Hora Universitaria" es un periódico mensual emitido por la Dirección de Información y Comunicación de la UCV, y que se regala a quienes transitan por la universidad. En su edición de mayo, publicó una entrevista a Bernando Méndez, quien ostenta el cargo de Vicerrector Administrativo. Según Méndez, "la asignación presupuestaria de la UCV para el año 2009 fue de Bs. 1.010.446.454,oo, de los cuales, Bs. 824.706.244,oo corresponden a gastos de personal, y Bs. 185.740.210,oo, a gastos de funcionamiento".

(Continúa después de las imágenes)

Sin embargo, Gerdel destacó que estas cifras contradicen las del tríptico "La rebaja presupuestaria paso a paso", que también está fechado en mayo de 2009 y fue emitido por el Vicerrectorado Administrativo, suscrito por Bernando Méndez, la rectora Cecilia García Arocha, el vicerrector académico Nicolás Blanco, y el secretario Amalio Belmonte.

Si bien el tríptico concuerda en que el presupuesto total es de Bs. 1.010.446.454, asegura que el gasto en sueldos, salarios, pensiones y jubilados es de Bs. 871.202.069, y que los gastos operativos centrales, de facultades, dependencias y otros proyectos asciende a Bs. 139.244.385.

(Continúa después de las imágenes)
La diferencia no es insignificante: se trata de Bs. 46.495.825,oo, lo suficiente como para pagarle sueldo mínimo a 4.300 personas durante un año.


Por otro lado, Gerdel nos explicó que no es fácil conseguir copias del presupuesto universitario, pues éste no se ofrece a la comunidad universitaria en general. Pero algunos de sus compañeros pudieron conseguir una voluminosa copia del Presupuesto Equilibrado 2009, aquel que la UCV entrega al Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior, haciendo una solicitud de presupuesto. Está fechado en Septiembre de 2008.

En primer lugar, notamos una contradicción entre los indicado en el documento y lo que la rectora asegura ante los medios de comunicación. El pasado 19 de mayo, García aseguraba a través de Globovisión que "la UCV solicitó para este año un presupuesto de 1,7 millardos de bolívares (Bs. 1.700.000.000) y sólo le fue aprobado un millardo de bolívares". Sin embargo, en el documento se solicita al Estado un presupuesto total de Bs. 1.082.675.336, es decir, casi 1,1 millardos de bolívares. La rectora, al parecer, exageró las cifras ante las cámaras de televisión.

(Continúa después de las imágenes)
En el presupuesto equilibrado se solicita, al sumar las partidas 401 (personal) y 407 (transferencias), un nuevo monto de Bs. 865.040.405, que nuevamente no coincide ni con la cifra de gastos de personal presentada en Hora Universitaria, ni con la cifra presentada en el tríptico del Vicerrectorado Administrativo. Gerdel explicó que el Estado paga esta cifra íntegramente debido a que no pueden modificarse los gastos de personal ni las providencias estudiantiles, por lo que no se entiende el porqué de la discrepancia entre las tres fuentes.


¿Juegan con las becas?

Hay otras cifras que deberían explicarse mejor. En el caso de las becas estudiantiles, el documento ofrece cifras para los años 2007, 2008 y 2009 de la cantidad de becados y el monto solicitado para pagar sus becas, pero dicho monto no se corresponde con el número de estudiantes y el monto por beca, que es de Bs.F. 232 mensuales y no ha sido aumentado desde hace varios años.

(Continúa después de las imágenes)

El documento muestra que:

  • Para el año 2007, se asignaron 11.206.637 bolívares fuertes para pagar 4.000 becas.
  • Para 2008, se usó la misma cantidad para pagar 4.500 becas. ¿Cómo se explica que una misma suma de dinero pueda servir para pagar 4.000 becas un año y 4.500 becas el año siguiente, si el monto por beca permaneció inalterado?
  • Igualmente, se pide para las becas 2009 un total de 12.096.901 bolívares fuertes, los cuales planean repartir entre 4.700 becados. ¡Pero el monto solicitado no es suficiente! Habría que rebajar las becas a 214 bolívares fuertes mensuales para que el monto solicitado pudiera servir a 4.700 becados.
  • Gerdel destacó, por otro lado, que a sus numerosos compañeros que han acudido a OBE, se les ha dicho que no se están asignando nuevas becas por razones presupuestarias. ¿Qué está pasando allí?
  • Una situación parecida se puede notar con las ayudantías, para las cuales se pide la misma cantidad en 2008 y 2009 (Bs.F. 5.254.049) pero en un caso para 2.000 estudiantes, y en el otro para 1.520 estudiantes.
Por otro lado, resulta interesante notar que hay un total de 100 becas presupuestadas para profesores en el exterior (30 de ellas correspondientes a años sabáticos en el exterior), en las cuales se está asignando Bs.F. 2.367 mensuales a cada uno de esos docentes. Sería interesante preguntar qué criterios deben cumplir estos profesores para hacerse merecedores de estos privilegios, por encima de sus colegas.

Gerdel advirtió que aún no ha profundizado en el extenso documento, pero que a medida que ella y sus compañeros lo hagan, seguramente aparecerán más inexactitudes, que están haciendo patente la necesidad de que la comunidad ucevista y la Contraloría General de la República (CGR) realicen una auditoría, se conozca públicamente cómo se gasta el presupuesto y cómo se manejará la reducción del 6 por ciento en el mismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14956 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter