Pildoritas 69 (año 03)

LA “GUERRILA” COMUNICACIONAL

Lo de la “guerrilla comunicacional”, buena idea que ojala y rinda sus frutos y no sea “pan para hoy y hambre para mañana”, debe multiplicarse en todas las áreas, no solo las estudiantiles, sino que ha de contar con compatriotas entrenados para el desmonte de las mentiras, por lo tanto bien informada, a través de una fuente que les mantenga alimentados, con argumentos sólidos y veraces.

Por ejemplo en el sector obrero, vale decir fábricas de bienes, obras públicas o privadas de inmuebles, en las que concurran significativo número de personas, a las cuales se debe llegar para presentarles la verdadera cara de la información; unidades de transporte público y privado, vale decir metros, autobuses, trenes; en las entradas y salidas de los cines u otro tipo de espectáculos, a los que concurran grupos humanos; a la salida de las iglesias sobre todo los domingos; en los grandes centros comerciales; en las calles y avenidas más concurridas; en hoteles, en las paradas de los autobuses; en los semáforos; en cada uno de los kioscos donde se vendan periódicos y revistas e incluso buscar la manera de encartar dentro de los mismos, volantes informativos, en los que se muestren las mentiras y se contrasten con las verdades reales; los mensajes en masa a celulares, el empoderamiento de las redes virtuales, que hasta ahora la derecha ha pretendido hacer suya, como si fuesen sus feudos exclusivos; allí es muy importante platearles la pelea comunicacional y desnudarles con pruebas sus mentiras, por ejemplo al plumífero del Bocaranda Sardi que con sus “runrunes” en el Universal, no solo miente e inventa, sino que delinque al irrespetar las instituciones y al Presidente, hay que responderle a través de comentarios bien elaborados y en su Twitter y Facebook y no solo a él sino a sujetos como Roberto Giusti que no cesa en su empeño de vomitar su bilis a través de sus artículos, y así a todos los que en los medios impresos a diario, no se cansan de mentir y calumniar. Otro segmento que no puede desperdiciarse es el que resulta de los comentarios que en los periódicos que están en la red, se pueden hacer, sobre informaciones y artículos de opinión.

Es decir, tiene que ser una operación permanente de avanzada que logre dar al traste con la campaña mediática que sabemos ha sido planificada a conciencia, y con recursos millonarios para intentar desprestigiar y ocultar la obra de gobierno.

Es más, de manera periódica podrían hacerse operativos “casa a casa”, para entregar a las personas material informativo y concienciarlas para que se interesen en informarse bien, de la verdad, sin dejarse llevar por la primera información que les llegue, a través de los medios que bien sabemos, salen de los laboratorios de la contrarevolución con expresos objetivos de manipulación.

Bienvenida pues la guerrilla comunicacional, esperamos no se quede en el aparato, sino que se convierta en una de las armas más contundente y temidas de la Revolución por parte de la canalla, hasta el punto de obligarlos a pensar dos veces lo que van a inventar para desinformar.

No es fácil, pero si nos lo proponemos todos, seamos de la guerrilla o no, les vamos a dar la batalla y se la vamos a ganar, pues no hay que olvidar que a nosotros nos mueven principios, una sólida ideología y claros objetivos de hacia dónde vamos, en cambio a ellos todo ello les es extraño, porque sus motivaciones son el odio, el reconcomio, el racismo y el desprecio por un pueblo que está claro y ha madurado hasta el punto de no tenerles miedo y darles la pelea en lo que se han creído son sus propios feudos.-

Pudo si, habérsele escogido otro nombre, en lugar de “guerrilla” para no dar pie al atajaperros que están armando las viejas de la derecha, que no entienden que este vocablo tiene muchas acepciones, y que hasta en el deporte se utiliza para significar que son grupos aguerridos es decir que dan la pelea, en este caso, de las ideas, que muestran la bandera de la verdad, y no armados de fusiles o cualquier otra arma que sea distinta a la de la razón.-

TODOS LOS DIAS UN 13 DE ABRIL.

Ayer el 8vo., día 13 de abril cuando se celebra la caída de la dictadura más breve de la historia del mundo y de la inédita reacción espontánea de un pueblo para reconquistar, lo que horas antes le habían robado, que significaba la esperanza anidada en sus corazones, y para rescatar a un líder que había surgido de las entrañas del pueblo para presidir la reconquista de la dignidad y parar la caída de la Patria hacia un abismo, por el que nos habían lanzado los apátridas que entregaban de manera acelerada nuestro suelo a la dominación del imperio, es un día en que la contrarevolución padece pesadillas, que les hacen recordar cómo fue que su torpeza, su desconocimiento del sentimiento popular, les llevó a un rotundo fracaso, y desde él una seguidilla de traspiés, que cada día les aleja más del sentimiento popular.

Pero este día también es apropiado para que quienes estamos con esta revolución, reflexionemos sobre lo que pudimos haber perdido que para aquella época, apenas a tres años del inicio de este proceso, no se puede comparar con los logros que hoy después de 1l años de revolución, forma ya parte de nuestra propia existencia como pueblo.

Es tiempo de celebración, pero también debe ser tiempo de renovación de propósitos para que nuestra conducta, sobre todo de quienes están en funciones de gobierno y dirección política, encuadren su conducta y su acción de tal manera que no afecten este proceso y contaminen algo tan hermoso como lo que, con tanto sacrificio, sobre todo del líder se ha venido logrando a través de los años.

Para los revolucionarios cada día debe ser 13 de abril, cada día hay que estar en disposición de sumarnos de alguna manera a la continuidad de acciones tendentes a evitar que los enterradores de la patria no reaparezcan jamás, para asestarle otra herida mortal a nuestra querida república Bolivariana de Venezuela.-

SIGUEN LOS ATAQUES MEDIÁTICOS DESDE COLOMBIA.

Desde Colombia, los medios al servicio de la Oligarquía a cada rato repiten que se acabo el turismo y los viajes por otros motivos, de colombianos a Venezuela, `porque la gente tiene miedo de que los persigan y atropellen por ser de esa nacionalidad.

Aquí caben las Preguntas que coloco en mayúscula;

¿QUE SUCEDE CON LAS ORGANIZACIONES DE LOS MILLONES DE COLOMBIANOS QUE VIVEN EN ESTE PAIS, DONDE VINIERON A ENCONTRAR LA PAZ QUE ALLA NO HAY?

¿POR QUÉ NO SE PRONUNCIAN?;

¿POR QUÉ NO PROTESTAN ANTE EL GOBIERNO DE SU PAIS DE ORIGEN Y ANTE SUS EMBAJADAS Y CONSULADOS DE ACA, EN UN SIMPLE GESTO DE AGRADECIMIENTO POR LOS NUMEROSOS E IMPORTANTES FAVORES RECIBIDOS POR PARTE DE ESTA REVOLUCIÓN?


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1670 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: