Abril 11 de 2010

Eran las 7.30 de la mañana cuando los opositores al gobierno del Comandante presidente Hugo Chávez, enfermos de odio y completamente hipnotizados e idiotizados por la constante campaña de los medios privados unidos entre si que día y noche bombardeaban a la gente, de prensa, radio y televisión, amen de volantes y propaganda impresa esparcidas en las zonas más céntricas de las capitales del país, se aprestaban a cumplir las ordenes de un grupo de degenerados monitoreados desde las diversas salas situacionales, especialmente desde Colombia,( la misma que se encuentra actualmente, inmediatamente encima del piso que ocupa el Ministerio de la defensa de ese país), con que contaba el Imperio de los EEUU y sus aliados en algunos organismos del Gobierno y en otros países cómplices activos de esta conspiración contra el pueblo y el gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Una cadena de autobuses pagados y dispuestos en puntos estratégicos recogían a los opositores que, felices en su ignorancia y esclavitud pensante, ocupaban los asientos enfundados en atuendos deportivos de ultima generación, zapatos cómodos, siguiendo la consigna: “lleva tu pito, tu bandera y tu consigna” pero por si acaso, una botellita de vinagre, y una de agua.

Aquel aciago día, amanecieron repletos los supermercados del Este de la capital, para los que habían dejado para el ultimo momento de apertrecharse de víveres y exquisiteces, en los cajeros de los bancos ya no había dinero, y la masa de gente llegaba continuamente desde todos los puntos del país, y del exterior, gente que en su locura fantasiosa aupada por los medios siguiendo guiones Hollywolenses made in USA, pensaban que era muy fácil y muy nice marchar al ritmo de la cancioncita happy compuesta y difundida por un canal de medios privados sin pensar que sus vidas y las de sus hijos pudiesen correr peligro, sin darse cuenta quienes eran los que estaban detrás de esta componenda, y los que no marcharon, se apoltronaron frente al televisor, viendo los acontecimientos que se iban sucediendo, como si de un reality show se tratara, mientras que sus conciudadanos, hijos, amigos etc., eran guiados hacia la muerte, el clímax se produjo al comenzar a caer uno a uno compatriotas de ambos bandos, por las balas de francotiradores mercenarios contratados por aquellos que los guiaban tras bastidores, los dirigentes que sabían del plan muy bien orquestado y largamente ensayado y quienes en ese momento estaban a buen recaudo sentados en un estudio de televisión privada mientras planeaban la muerte del Comandante Presidente electo legítimamente por votación popular, el líder de la Revolución Bolivariana. Lo demás es historia viva que nunca nunca, podremos olvidar, y en la memoria, no solo del pueblo venezolano sino de los pueblos de progreso del mundo que luchan contra el enemigo declarado de la humanidad y sus aliados, perdurara en la historia y en el tiempo, como recuerdo vivo del lobo del hombre, de lo poco que le importa el ser humano al Imperio y a sus lacayos endogenos siempre dispuestos a repetir aventuras trasnochadas de magnicidios inclusive sin tomar en cuenta al pueblo Revolucionario de Venezuela, que mientras tenga un hálito de vida JAMAS permitirá que los planes hegemónicos del Imperio y sus lacayos triunfen, y que siempre después de una oscura noche se presenta el sol.

Las amenazas y el complot contra la Revolución Bolivariana continúan, si se quiere más sangrientas y descarnadas que nunca, la unión de los factores golpistas con las ultraderechas del mundo presionan y amenazan constantemente a través de campañas mediáticas internacionales e inclusive a través del magnicidio, situación que podría sumergir al mundo en una guerra interminable con peligro de que la humanidad no sobreviva en una conflagración de esta clase, no olvidemos que “las palabras se las lleva el viento y obras hacen amores” …..por aquello que dijo hace poco el salvador del mundo capitalista premio Nóbel de la Paz en la Cumbre de Las Ameritas: “no vengo a hablar del pasado sino del futuro”…mientras montaba 7 bases militares en Colombia, y bombardeaba Afganistán.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1578 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor