La lógica i la cultura de la coordinadora antidemocrática

En otros escritos ya he expresado mi criterio médico, respecto a la condición de sociópatas, con trastorno antisocial de la personalidad o neurosis del carácter que, manifiestan o exhiben, la mayoría de los miembros de la mal llamada Coordinadora Democrática. Hasta el momento, todas su decisiones i realizaciones han demostrado una carencia de cultura inmaterial que los han llevado de fracaso en fracaso, por lo que de paso adelanto lo que significa esto. En Sociología se considera cultura “todo lo hecho por el hombre” desde la punta de una lanza realizada por el hombre pre-histórico, hasta el telescopio espacial Hubble o el transbordador o la estación espacial. Eso es cultura material; ahora, la cultura del pensamiento creador, la del intelecto, se considera cultura inmaterial. En este campo, no solamente descuellan los genios de la música (lenguaje universal), de la filosofía i del arte en general, sino también los de la ciencia, las matemáticas, la física, etc., i los de la literatura, especialmente los poetas, quienes, para sintetizar en palabras cinceladas i colocadas es pequeños espacios de papel i de espíritu, toda la grandeza de la humanidad positiva, tienen que ser hombres mui especiales que van dejando la huella más humana concebible en la historia. I digo, además, humanidad positiva, porque siempre he creído i así lo expuse hace más de un cuarto de siglo en el prólogo de mi novela-ensayo AJEDREZ DE MUNDO, que no hai una sola humanidad, pues así como podemos hablar en singular de una sociedad animal (de hormigas, abejas, termitas, etc. que son verdaderas ginecocracias, que no varían nunca, aunque estén en los sitios más distintos de la Tierra) en cambio no podemos concebir lo mismo de la Humanidad única, heterogénea i compleja por múltiples factores de todo tipo, lo que obliga a mencionar “las Humanidades” en plural i a veces, contrapuestas de manera absurda, pues navegamos en una solitaria nave espacial en el limitado universo que se nos dio en el Cosmos. A nivel planetario empiezan las desigualdades, por lo cual es una muestra de incultura, los señalamientos parciales que se hacen, en distintos continentes o países. Se necesita estudiar Sociología, Antropología i Filosofía, para consolidad cualquiera otra profesión, especialmente el Derecho.
Sin embargo, la Humanidad positiva o creativa, durante siglos, ha tratado de buscar remedios para logran uniformidad i paz, desde superar el disparate bíblico de la Torre de Babel i buscar un lenguaje universal como se trató con el Esperanto, hasta el acercamiento de hoi, la vida planetaria del presente, desvirtuada por los intereses económicos i políticos de los poderosos, desinformando en vez de informar i en vez de buscar afinidades en los pueblos, desarrollar al máximo la industria i el negocio de la guerra; empero, los poderosos son una Humanidad “superior o elitesca” i las otras humanidades, “los pueblos de segunda o tercera categorías” que no merecen calidad de vida, sino simplemente supervivencia i someterse a la esclavitud económica i a la entrega humillante de sus riquezas naturales.

Por eso lo pueblos que han tomado conciencia de la realidad mundial i, especialmente los que tuvimos en suerte tener libertadores como los que tuvo Venezuela, con Simón Bolívar a la cabeza, no solamente como guerrero, sino mejor todavía como pensador i estadista, han entrado al siglo XXI haciendo acopio de fuerzas físicas i espirituales, para luchar dignamente por la paz i la justicia. Ese movimiento continental en la América más acá del Río Grande, ha vuelto la mirada a los forjadores de la nacionalidad i Martí, Morelos, Artigas, San Martín, O’Higgins i otros, han puesto su ejemplo histórico en manos de las nuevas generaciones. Mas ¿Qué ha sucedido? Sencillamente que la clase humana (la pequeña “humanidad” de cada pueblo o país) no es homogénea i mientras la gran mayoría está comprometida con su pasado libertario i con la dignidad de los seres humanos, otra parte minoritaria pero feroz i peligrosa, “los anormales de la adaptación social, los sociópatas i neuróticos” que se quedaron en el pasado con los opresores imperialistas (en la independencia lucharon venezolanos realistas con venezolanos patriotas) consiguieron nuevos amos en el imperio hijo del antiguo imperio de la Pérfida Albión, i sus hijos –que aprovecharon el talento europeo que expandió la Segunda Guerra Mundial− han tenido oportunidad de conformar o establecer el imperio más extendido del planeta i de la historia i, con su fetiche de dinero el Dios Dólar, han logrado “sacerdotes sumisos” a su culto de dinero, poder i guerras, i se hicieron cómplices del imperio i traidores a sus patrias. Entre nosotros, puedo citarles un ejemplo emblemático: Luis Giusti, el alumno gris que tuve en el bachillerato; lleno de dinero para situarse entre los primeros de América, pero con dinero sacado de las entrañas de su patria i no de un talento excepcional como el caso de Bill Gates. Este señor Giusti, sin embargo, apetece cada día más riqueza i no solamente estranguló a PDVSA i hasta quiso asesinarla, sino que sigue siendo asesor del Terrorista Bush en cuestiones petroleras, para seguir traicionando a su patria. Voi a aprovechar para publicar aquí, en APORREA, la carta que hace unos años le publiqué en mi página WEB. Si ha tenido inteligencia, no ha sido para bien de sus conciudadanos, sino para su egoísmo terrible i maldición de su país, prototipo de lo que Bolívar denominó el “talento sin probidad”. I si este ejemplo es el de un talento sin probidad, los de la coordinadora antidemocrática son ejemplos a los que hai que suprimirles el término “talento”, porque no solamente cometen continuos disparates hasta en el idioma materno, sino que los disparates o errores, lo quieren tapar con nuevos disparates, porque tal parece que para ellos no existe ni la Lógica ni las Matemáticas. Para ello basta observar las supuestas “pruebas” del fraude en el RR, que ya ni sirven para una película de Cantinflas, como aquella del SUPERSABIO cuando explicaba fórmulas químicas en un pizarrón, ante viejos i asombrados profesores, pues este insigne cómico falleció hace unos años. La falta de talento llega al colmo cuando, la persona que protagoniza un absurdo, no sabe cuando hace el ridículo. Es necesario recordarles, o enseñarles por primera vez que, “el objeto propio de la Lógica, en general, es el pensamiento, en especial, la razón, y de una manera especialísima, la razón discursiva” i como ciencia “La lógica es ciencia y arte de dirigir los actos de la razón hacia el conocimiento de la verdad” (Pompeyo Ramis) Deberían leerse la obra de este profesor de la ULA, titulada LÓGICA Y CRÍTICA DEL DISCURSO, aunque no garantizo que la toleren sin que se les enreden las neuronas.

Finalmente, lean algo de auditoría (hai textos de auditoría en informática) i sobre todo de Matemáticas; admitan que les traiciona aquello de “cada ladrón juzga por su condición”; estaban tan acostumbrados a la “cultura” del fraude durante 40 años que, en todas partes quieren ver fraudes del adversario que los vence; como otros con “macartismo agudo o crónico” ven comunismo o castrocomunismo como espejismos. Ahora, hasta han enviado voces femeninas (de última hora, porque tenemos las de siempre en la Poleo, Colomina, Pérez Osuna, etc.) al clamor histérico de fraude; una tal señora Moller, la escuché exigiendo abrir todas las cajas, para estar segura de que lo indicado por la muestra representativa i aleatoria, era verdadero.¿Esta señora sabrá que existen las Matemáticas, la Estadística i sobre todo La Medida en la ciencia? ¿Estará conforme con la medición actual de la distancia a la luna con rayos láser i cálculo matemático, o deseará hacerlo con una cinta métrica para estar segura? ¿Cómo habrá admitido que el planeta Tierra está habitado por casi 6.500 millones de personas? Realmente creo que, en cultura científica, todavía ciertas personas “cultas” no han llegado al siglo XX, porque este siglo pasado, ha sido portentoso en conocimiento científico para la Humanidad positiva.

La única “razón” de esta desesperada ridiculez de la CD (que no se la oposición toda) es el odio irracional i el deseo de sacar de su legítimo cargo al presidente Chávez; nada más. Es una neurosis de la personalidad, por lo que les viene bien el pensamiento de Horacio (si saben quien es) al respecto: “El que siempre suena el arpa con una sola cuerda, hace el ridículo”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3511 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a9838.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO