Parlamento y Comuna

Jamás en la historia política Latinoamericana un gobierno había resistido con tanto estoicismo y tanta ponderación una embestida mediática como la que desde hace más de diez años enfrenta el gobierno legítimo y democrático del presidente Hugo Rafael Chávez Frías, quien lo recordará la historia como el mandatario más injustamente atacado y agredido por parte de los medios de comunicación de Venezuela y especialmente los de Estados Unidos.

Quizás ni siquiera el emblemático líder de la Revolución Cubana (1959) Fidel Castro Ruz haya tenido que sortear un terrorismo mediático tan virulento, sistemático y subversivo, que responde a un plan minuciosamente, pensado, diseñado y estructurado en los mejores laboratorios de propaganda, guerra sucia y manipulación informativa, que tiene como único propósito crear las condiciones necesarias para dar un golpe de estado, o en todo caso asesinar al Presidente.

No nos cabe duda de que en Venezuela se ponen en práctica las técnicas y los procedimientos más avanzados y sofisticados en el campo de la propaganada, en un intento, sin precedentes, por tratar de satanizar y estigmatizar la figura del presidente Chávez, quien es presentado ante la opinión pública nacional e internacional como un dictador aliado de la guerrilla, el narcotráfico y el terrorismo, entre otros males humanos y divinos.

No obstante, a pesar de todos los esfuerzos hechos por los Estados Unidos y por los cipayos de la prensa nacional, el gobierno ha podido resistir por más de diez años a esa embestida, que como dijimos antes, no tiene precedentes en la historia de todas las conspiraciones políticas de América Latina y el resto del mundo.

A pesar de todos los efectos perniciosos que seguramente produce esa guerra sucia en una parte importante de la población venezolana, el líder del proceso bolivariano se ha mantenido en el poder a través de elecciones altamente trasparentes y democráticas, pero, lo más importante, ha podido conservar una popularidad y un liderazgo que cada día es mayor, a pesar del juego sucio, el descrédito y la manipulación de sus adversarios.

Esa guerra sucia indudablemente que sube su intensidad en momentos puntuales como el que estamos viviendo a propósito de las elecciones parlamentarias de este año, cuando una oposición desesperada , fragmentada y debilitada busca ganar por lo menos el 50 por ciento de la AN para intentar, vía legislativa, atentar en contra de la continuidad de este proceso de liberación nacional.

Por eso no es de extrañar que todas estas mentiras originadas en España por intermedio de las cuales se vincula al gobierno venezolano con la ETA, formen parte de esa campaña dirigida, sistemática y perversa que intenta una vez más desprestigiar el gobierno de Chávez de cara a las elecciones legislativas de Noviembre, en las que una vez más saldremos victoriosos.

jhocas10@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1952 veces.



Germán Chino Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: