27 de Febrero de 1989

 

Cuando cumplimos 21 años del Caracazo, fecha de la cual esperamos nunca suceda nuevamente y que los responsables de tal crimen sean enjuiciados. Cuando hoy un grupo dizque demócratas dicen que aquí en la República Bolivariana de Venezuela hay una dictadura y se violan los derechos humas, donde estaban ellos. Que paso, por que no dijeron ni denunciaron nada de esto.

Muchos de los que hoy piden libertad, hablan de respeto a los derechos humanos, hablan de este régimen dictatorial. Se pronuncio en algún momento sobre los crímenes cometidos en el segundo mandato del Sr. Carlos Andrés Pérez, donde murieron niños, jóvenes y adultos. Donde eran ametrallados los bloques del 23 de Enero, sin miramiento alguno, los crímenes en Coche, el Valle, Guatire, Guarenas.

Suspensión de garantías, para reprimir al pueblo cansado de tanto engaño, de tanta mentira, de tanto abuso, de tanta falta de lealtad y dignidad al pueblo Venezolano. Que había sido abusado por aquellos que decían ser demócratas y que luego de la caída de Pérez Jiménez y asumió el poder esa elite aburguesada y comprada por el imperio, rompió con el pueblo Venezolano.

Una pomposa coronación, fue el preludio de la aplicación de un paquete de medidas económicas que aplicaría CAP, con la anuencia y tutela del Fondo Monetario Internacional. Quien era el organismo encargado de tutelar la economía de nuestros pueblos y de todos los países del continente. Ellos eran los encargados de dictar las medidas económicas que tanto daño han causado a nuestros países.

La entrega de nuestra soberanía al FMI, a los Norte-Americanos, poner al pueblo de rodilla, pero darle a la alta burguesía prioridad y recursos, mientras el pueblo llano pasaba las necesidades. Venia colmando la paciencia del pueblo, sumado esto a las medidas que tomo el gobierno adeco del momento.

Aumento de gasolina, acaparamiento de alimentos, incremento en el costo de los alimentos de la cesta básica, aumento del pasaje, un incremento salarial irrisorio, el incremento de la pobreza, el cinturón de miseria que se presentaba y a la cual la clase dirigente de ese momento no dio respuesta. Como no han de calentarse los pobres, los patas en el suelo, como ellos siempre han tratado peyorativamente a esta clase humilde.

Ya la clase política dominante no daba para mas, la CTV no cumplía con el papel que le tocaba desempeñar en la defensa de los intereses de la clase trabajadora, solo servían para negociar repartición de cuotas, crear parcelas en los diferentes sindicatos y áreas de trabajo donde podían estar presente. Se olvidaron de las necesidades de los trabajadores, los obreros.

Los partidos del estatus: AD y COPEY, estaban de espalda del país, de espaldas a las necesidades de la población. Uno era el discurso, la acción era otra, el engaño se terminaba el pueblo despertaba del letargo, despertaba de la pesadilla, salía de la oscurana, reaccionaba a la trampa del neoliberalismo. Daba la clarinada, gritaba y exigía respeto a su dignidad de pueblo.

Hace 21 años despertó el pueblo venezolano, dijo basta, se llevo por delante a la clase dirigente, a los políticos traicioneros y embusteros que solo perseguían un estatus de grandeza y de superioridad, su bien económico y las de unos pocos.

Los medios de comunicación de ese tiempo se hicieron cómplices del gobierno asesino y criminal que no vacilo en masacrar al pueblo que estaba en la calle reclamando lo que por tanto tiempo se le había negado y se le había robado. Salio y tomo la calle para no regresar y encerrarse en cuatro paredes, que le nieguen la visión de una nueva patria. 

Los que en aquel tiempo callaron, no dijeron nada, taparon y encubrieron a los criminales, asesinos del pueblo. Hoy hablan de libertad, de respeto a los derechos humanos, de seguridad, respeto al pueblo. Y con que moral lo hacen, si ellos fueron parte de un aparato represor que no respeto a nadie. Los criminales quedaron libres nadie los enjuicio, donde están y que aran ahora. 

 Nosotros si podemos decir, no a la impunidad, no al olvido, por nuestros muertos, por los desaparecidos. Es tiempo ya de transformar la patria, es tiempo de transforma la sociedad y el estado, para la construcción del socialismo y una autentica revolución. 

Los obreros, campesinos, estudiantes, amas de casa, profesionales y el pueblo en general, deben asumir verdaderamente la vanguardia de la lucha revolucionaria, donde el autentico poder popular lo asuman los auténticos revolucionarios, el pueblo.

Haciendo revolución y construyendo el socialismo, liberaremos las grandes batallas que habrán que darse, por la conciencia de nuestro pueblo, por la memoria de todos aquellos que cayeron en Febrero del 89.  Hoy debemos enarbolar las banderas de la revolución y liberación de nuestro pueblo.   

 




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1692 veces.



Luis Alberto Nieto

Productor Nacional Independiente Dirigente de Redes en Trujillo

 luisalberto.nietoa@gmail.com

Visite el perfil de Luis Nieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Nieto

Luis Nieto

Más artículos de este autor