Pinochet fue citado para declarar sobre el asesinato del cantor chileno

Justicia para Víctor Jara y su canción

Caracas. “Tráenos tu reino de justicia/ e igualdad”, cantaba Víctor Jara en su tema Plegaria de un labrador. Y hoy hay esperanzas de que quienes le asesinaron paguen alguna vez por el espantoso crimen cometido contra la poesía y la nueva canción emergida desde Chile para el mundo que no olvida, nunca podrá, a Víctor Jara, el director de teatro, actor, compositor, guitarrista y cantante que abonó con su vida los mejores caminos para el sueño digno de los latinoamericanos.

El cadáver de Jara apareció 5 días después del golpe dado por Pinochet contra Salvador Allende, presidente constitucional de Chile.

El músico fue secuestrado el mismo día del levantamiento castrense junto a estudiantes de la Universidad de Santiago.

El cadáver de Jara fue hallado con sus dedos mutilados y numerosos impactos de bala en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, convertido entonces en un campo de prisioneros.

Estaba próximo a cumplir 41 años cuando el fascismo le quitó la vida.

Vida musical. Había nacido en el pueblo de Lonquén, en un hogar de campesinos, y Amanda, su madre, fue quien le enseñó a tocar la guitarra. A los 18 años ingresó al Seminario Redentorista de San Bernardo, donde aprendió canto.

Estudió en la Escuela de Teatro de la universidad, donde conoció a Joan Turner, una bailarina británica que se convertiría en su esposa. Entre 1966 y 1969 fue director artístico del conjunto Quilapayún y en 1973 participó en la campaña, apoyando a los candidatos de la Unidad Popular de Salvador Allende.

Fue un profundo investigador del folclore de su país, un cantante excepcional y un compositor distinguido que renovó la canción para ! converti rla en una genuina expresión poética.

Sigue siendo inolvidable la visita que Jara hiciera a Venezuela, donde cantó en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela en concierto realmente histórico. Entre sus temas están Te recuerdo Amanda, Plegaria de un labrador, Las casitas de Barrio Alto y La cocinerita.

El juez Juan Carlos Urrutia, del Quinto Juzgado del Crimen de Santiago de Chile, que investiga el asesinato, también requirió los testimonios de los generales retirados Sergio Arellano Stark y Ernesto Baeza.

Según adelantaron fuentes judiciales, el propósito del magistrado es interrogar a Augusto Pinochet y a los otros dos generales para determinar cuáles oficiales estaban a cargo del estadio, que hoy lleva el nombre de Víctor Jara en homenaje al folclorista.

Durante el pasado fin de semana se ofreció en el estadio Víctor Jara de la capital chilena un concierto en su homenaje en el que participó “Inti+Quila”, es decir, Inti Illimani y Quilapayún. •




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2273 veces.



Lil Rodríguez

Periodista. Defensora de los valores culturales venezolanos y latinoamericanos.

 lilrodriguez@cantv.net      @lildelvalle

Visite el perfil de Lil Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Lil Rodríguez

Lil Rodríguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas