OEA y Venezuela, Gaviria y Jaramillo sangran por la herida

Ya Gaviria en sus intervenciones al lado de Carter posterior a los resultados dados por el CNE y a las auditorias técnicas, había dejado su venenito contra los bolivarianos. A Gaviria le cuesta asimilar que el NO arrasó.

--La OEA coincide con el CNE, pero si la oposición tiene dudas estamos obligados a revisarlas—digo el casi ex secretario de la OEA, organismo que convirtió en brazo y pierna diplomática de EEUU para América Latina.

--La auditoria ha confirmado el conteo rápido—expresó el hombre—pero si la oposición sigue con dudas que las traiga. El autoritario Gaviria, como le demostró durante la reunión del Consejo Permanente, se cree el jefe supremo de la OEA y habla como quien lee una resolución. El Secretario de la OEA no tiene voto en las decisiones.

Nos imaginamos la incomodidad del Carter con el hombrecito, porque las gaviriadas venían inmediatamente después de las declaraciones de Jimmy. Aunque el Centro Carter terminó repitiendo el asunto de que el CNE debe informar más.

César Gaviria, puesto contra la pared por más de 300 observadores internacionales no tuvo otro remedio que saludar como buenos los resultados del referendo, pero (como le encanta un “pero” a CG), llevándole la contraria al CNE y al Presidente Chávez se negó a pasar la página del referendo al dejar abierta la posibilidad de que si algún día (al estilo de los archivos del FBI o la CIA), dentro de 20, 30 años a la oposición consigue algo más que papelitos que digan “prefieres la arepa o la empanada” o saque asesores a lo “JJ Rendón” para que nieguen todos los principios de la estadística y ciencias actuariales y hagan quedar a esa gente como ignorantes ilustrados.

Gaviria, estaba chinguito por llegar a la reunión del Consejo Permanente de la OEA a meter sus chismecitos y para ello se llevó al reconcomiado Fernando Jaramillo, aún añorante de las exquisitas reuniones con los oposicionistas en el Hotel Intercontinental Tamanaco y los desestresantes paseos gratis por las tibias aguas de Los Roques.

La espera sesión del Consejo Permanente de la OEA

La Presidenta del Consejo dio la palabra al jefe de la misión de observadores de la OEA en Venezuela para el Referendo Presidencial, Valter Pecly Moreira, un ilustre diplomático brasileño, centrado en su papel, al contrario de su predecesor Jaramillo, leyó su informe completo y claro, sin ningún tipo de dudas para la audiencia ni del Consejo Permanente ni de la Comunidad Internacional.

Con eso hubiese sido suficiente. Sin embargo una sumisa Presidenta de la Sesión le dio la palabra (mejor dicho “todas las palabras”) al Secretario Gaviria, que de manera nada diplomática, prácticamente grosera, por lo extenso de su discurso. quiso decir “cállate Pecly”. Nada raro en Gaviria, que se vino a Venezuela en pleno proceso para robarle cualquier protagonismo al brasileño.

Gaviria se dedico a relatar lo que para él fueron obstáculos al referendo puestos por el CNE a la angelical oposición. Los pobrecitos tuvieron que pasar largos días recogiendo firmas “y me dijeron que los firmantes recibían presiones” y para más los hicieron ir a reparos.

Gaviria no consiguió culpas para la oposición. Para él todas están del lado del gobierno. La Asamblea Nacional no designó al CNE porque el gobierno no se puso de acuerdo con la oposición. El CNE responde a criterios políticos porque hay tres miembros del gobierno y otros dos (que deben ser de la OEA porque CG no los ubicó) que no informaron debidamente a todas las partes. Esas palabras de Gaviria parece que se las dictó la desaparecida CD cuya estrategia continúan siendo ser desconocer al CNE de cara a las elecciones regionales en las cuales el efecto referendo podría ocasionarles otra derrota.

Continuó Gaviria su relatoría (¿la tomaría de El Nazional?) chismeando que la madrugada del 15 de agosto se presentaron dificultades porque la oposición decía que ganaba y a mí daba tanta pena decirle que NO. “El que las maquinas den un ganador y la OEA lo certifique no significa que no pudo haber trampa”.
El Gavi metió la estocada final contra Chávez cuando aseveró que se debe entender que como el gobierno tenía mayoría en la Constituyente y en la Asamblea Nacional se explicaba que tuviera copadas los poderes públicos. Es decir, Chávez es totalitario porque gana elecciones con la mayoría. Casi le falto al Gavi decir que en Venezuela los jueces se nombran como en Estados Unidos: directamente por el Presidente de la República.

Ese fue el entremés de César, porque el señor amenazó que antes del 15 de septiembre tendría listo su informe sobre la situación en Venezuela.
Y no conforme con su improvisada perorata, pasando por encima de la Presidencia le pregunto a Jaramillo, tal como si estuviera en una reunión de panas, “si tenía algo que agregar”. En realidad ordenándole “aproveche para echar plomo y sacarse la espinita de haber sido botado de Venezuela”.



Hablo Jaramillo

Fernando Jaramillo, con cierta timidez, confesó con su actitud que eso de que en un Consejo Permanente te digan “tienes algo que decir” no es muy protocolar. Esto se notó con su arrancada “hace dos años y medio que no habló en este Consejo Permanente”. Si alguien tiene tanto tiempo sin intervenir se supone que lo que viene es bueno. Mas no fue así. El pana se lanzó la muletilla de “ya el Secretario General dijo lo que yo tenía que decir”. Así que se lanzó con una de chismes explicando porque no aguantaba dos pedidas para sacar comunicados de prensa contra el CNE venezolano y porque no se comportó como un verdadero observador internacional.

Jaramillo a imagen y semejanza de su jefe Gaviria amenazó con un informe antes del 15 de septiembre donde lo dirá todo.

Suponemos que ese informe será muy corto. Se limitará a decir “Léase el informe de César Gaviria con el cual es igualito al nuestro”.

Quien les “agarró el trompo en la uña”fue Jorge Valero quien sin más les dijo en público “se lo tenían bien guardaditos” Y les leyó los múltiples comunicados de la Comunidad Internacional en la cual el mundo reconoce que 60% de los venezolanos, en ejercicio democrático y soberano dijeron NO al pasado puntofijista NO a la injerencia extranjera.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3610 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas