Conciencia, honestidad y patriotismo frente al problema eléctrico

La contingencia que estamos enfrentando con las dificultades en el sector eléctrico pudiera empeorar para el mes de abril, de no suceder un cambio climático fuera de lo normal. La otra alternativa es que apartando las parcelas políticas y la óptica que cada cual tiene del mundo, tomemos consciencia que el problema no es rojo rojito, negro, azul o blanco, sino que se trata de una situación que nos afecta y compete a todos por igual, sin mirar la acera donde nos encontremos y como tal debemos aunar esfuerzos para racionalizar el uso de la energía eléctrica y de los recursos hídricos para evitar un colapso.

La problemática eléctrica no es exclusiva de Venezuela, sino del mundo. Si nos tomamos la molestia de visitar algunos sitios en la autopista de la información, nos enteraremos que aqui en nuestro continente, Perú, Ecuador y Colombia no están en mejores condiciones que nosotros. Centroamérica igualmente está siendo atacada por la sequía. En Asía la situación es dramática particularmente en China y así sucesivamente.

Porque se trata de la respuesta justa de la naturaleza a la agresión criminal a que está siendo sometida por parte de los países capitalistas, mal llamados desarrollados,cuyos líderes no quieren entender la crítico del cambio climático y boicotearon la cumbre de Copenhague,que tenía como finalidad precisamente, a la luz de los lineamientos del Protocolo de Kyoto, suscribir los compromisos para bajar la emisión de gases invernaderos por parte de las potencias desarrolladas y las economías emergentes, donde lamentablemente los únicos que asumieron su responsabilidad fueron los países del llamado tercer mundo y China como economía emergente, que junto a los países del Alba dieron la pelea en contra de las irresponsables maniobras del imperio norteamericano y sus cómplices, que pretendieron enterrar los avances alcanzados en la lucha por salvar el planeta.

Las dificultades en el sector eléctrico nacional, no es nada nuevo y en buena parte se origina, porque se nos fue la mano en la sobre explotación del embalse de Guri, que está diseñado para aportar al Sistema Interconectado Nacional 7.500 MW y hasta el momento su contribución, pese al bajo nivel del embalse es de 9.580, es decir 2.080 MW sobre su capacidad instalada, en sus tres centrales Simón Bolívar, Francisco de Miranda y Antonio José de Sucre y esto ha sido a lo largo de los 50 años de existencia, lo que implica que no debiera sorprendernos los niveles críticos que presenta.

Frente a este panorama que todos hemos contribuido a construir es necesario poner por delante los intereses de la patria y de nuestras familias, para salvar al sector eléctrico nacional y esto solo se logra con la siembra de consciencia, sin manipulaciones politiqueras tratando de engañar al pueblo creyéndolo ignorante al venderle la idea que esta es una crisis creada por Hugo Chávez y el proceso bolivariano, en apenas diez años de gobierno; cuando su origen es muy vieja data.

Asumamos que efectivamente fallamos en cuanto al aspecto de planificación, porque no se examinó a fondo debidamente la situación de este renglón tan vital para el país y no se tomaron las previsiones para minimizar el impacto y aquí tendríamos que puntualizar en descargo, que al presidente Chávez no le han dejado gobernar, porque desde 1999 a la fecha, el gobierno ha tenido que estar toreando el golpe de estado, que no ha cesado, sino que se mantiene en pleno desarrollo y que descuidarlo o ignorarlo sería enterrar el proceso, que es precisamente lo que busca la canalla golpista que no cesa en su empeño desde la Coordinadora Democrática, que ahora denominan “Mesa de la Unidad” y sus derivados de buscar la salida a como de lugar del presidente constitucional y comandante del proceso.

Asumamos también que en esta coyuntura falló la política comunicacional, porque debimos empezar hace mucho tiempo a sensibilizar a la colectividad, a cerca de lo que se avecinaba, porque los técnicos del sector que han venido haciendo seguimiento al proceso de crecimiento de la demanda eléctrica, producto del acelerado desarrollo que en la última década ha alcanzado el país y la dependencia casi exclusiva de la hidrogeneración, podían avizorar el advenimiento de la contingencia; pero como no se trata de buscar culpables, sino medidas efectivas para evitar el colapso, pongamos a un lado los intereses bastardos y por un instante pensemos antes que en el proceso electoral,en lo que pudiera ocurrir si se prolonga el periodo de sequía y continúa la baja del embalse de Guri, que actualmente es de once centímetros por día.

Si no tomamos conciencia y nos declaramos en emergencia para ahorrar agua y energía, mediante el uso racional de ambos recursos, la sed y la oscuridad no va a distinguir entre chavistas y escuálidos, sino que a todos nos afectará por igual. Es lo mismo que los que añoran la invasión yanki a nuestro país, que no se han puesto a pensar que “Los boinas verdes de matanzas tropicales”, cuando invaden no tienen aliados, ni amigos, sino enemigos, porque el fin es apoderarse de los recursos del país y eso solo lo logran sometiendo por la fuerza a todo el mundo para ponerlo a su servicio. Allí solo disfrutarán los cabecillas de la traición, pero sus seguidores igualito recibirán el mismo trato que los chavistas. Quienes están tras otro 11 y 12 de abril, para 2010, esta vez desde el sector eléctrico deben tener presente, que así como en el petrolero, hubo un 13, igualito va a ocurrir, pero esta vez no escaparan a la justicia del pueblo que se mantiene vigilante y ese 13 si va a ser fatal, paran quienes no han querido coger pausa, luego del fracaso de 2002.

La hora es apremiante y se requiere de entereza y compromiso con Venezuela. El freno al colapso solo lo pondremos a través de la conciencia, honestidad y patriotismo frente al problema eléctrico.

(*)Periodista

cd2620@mail.com.

cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3400 veces.



Cástor Díaz(*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: