Efectos del triunfo en Ayacucho en la historia económica y política de América Latina

En el aspecto económico, de inmediato el Perú sintió los beneficiosos efectos de la célebre jornada: se reanudó el comercio con la Sierra, reintegrada desde el 9 de diciembre de 1824 a la vida y unidad nacional; fueron reactivadas numerosas minas; volvieron a su estados florecientes en corto lapso tanto la industria como el comercio y el agro, entre otros renglones de la organización económica peruana, para todo lo cual se contó con entusiasmo y apoyo nacional de sumo interés. Continentalmente, la internacionalización y regularización del comercio quedó a mediano plazo, por esta victoria y desde entonces la navegación mercantil con pabellones libres en América, usufructuó esta riqueza antes monopolizada por la férrea Península, en honorable competencia con viejas talasocracias.

Así se estableció un intercambio productivo entre ambos mundos. La antigua aspiración británica de comerciar con América viose coronada; y las ex colonias hispánicas cristalizaron definitivamente su objetivo de libertad de comercio y de navegación con todos los países sin discriminación ni imposición alguna.(44) En la Argentina, liberada por San Martín, se restableció la producción de vinos, la cual había sido prohibida por los españoles durante la colonia para que no compitiese con la suya. El vino argentino llegó a ser de mejor calidad que el español; hoy se exporta a todo el mundo. La guerra de independencia del Perú dejó una deuda superior a los dos millones de pesos, por lo que es bueno señalar lo que le escribió el general Sucre desde La Paz, el 3 de marzo de 1825, al señor ministro de Guerra del Perú: Para cubrir unos gastos que se hacen en el Cuzco de cuenta del ejército, tiene el prefecto la orden de sacar treinta mil pesos de contribución a los godos, lo cual él me había propuesto muchas veces y ahora se lo he dicho que lo haga. 44 Miguel Ángel Mudarra: Así era Sucre. Biografía del Gran Mariscal de Ayacucho, p. 131.

Sucre dijo: De todo esto deducirá V. S. que ha sido mi intención dejar las rentas públicas libres de compromisos y de deudas, a la vez como lo he dicho, en mi oficio de hoy Nº 82 he asegurado los pagamentos del ejército por cuatro meses. De este modo el Libertador podrá presentar al Congreso las provincias recién liberadas sin ninguna deuda del gobierno, y sus rentas libres para poder comprometer sobre cualquier empréstito con que satisfacer los ajustes del ejército, puesto que el gobierno quiere pagarlos inmediatamente considerando esta deuda sagrada y de su primera atención como V. S. me lo dice de su parte.(45)

El territorio liberado por Bolívar y Sucre era mucho más extenso que los EE.UU. Debemos recordar que para esa época U.S.A. no contaba como parte de su Nación a los estados de Texas, Colorado, Nuevo Méjico y Arizona, dichos estados eran parte de México que posterior al la guerra por la independencia de los españoles les fue arrebatado por los gringos a México y los mejicanos en sus luchas por mantener sus territorios gritaban “green go home” (verdes váyanse para su casa) palabra que se convirtió en gringo.


gilrsalame@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2678 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a91628.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO