Un lugar para cada cosa y cada una en su lugar ¿Qué pasa en el I.N.C.E.S?

Las transformaciones, políticas, ¡SOCIALES!, económicas y ¡CULTURALES! que nos está exigiendo, nuestro proceso político de cambios profundos, requiere de un gran y enorme esfuerzo, por parte de todos y cada uno de nosotros, los que apoyamos este Proceso y, junto con ellos, es decir, los enormes esfuerzos, deben ser acompañados con una pequeña dosis de humildad, para con ello, tratar, en lo posible, conquistar o encantar a parte de las personas que nos adversan, para hacerles entender que este proceso político, es para todos y por todos, y de esa manera, convertir nuestro proceso, en lugar de un proyecto político particularísimo, lo hacemos un proyecto general, para todos y cada unos de los venezolanos, eso, es lo que a nuestro camarada, comandante en jefe y máximo líder HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, le gustaría que sucediera, tanto así, que, en su discurso pronunciado el día 15 de diciembre de 2006, en el complejo cultural Teresa Carreño, en la sala Ríos Reyna, el cual denominaron: “EL DISCURSO DE LA UNIDAD”. Nuestro comandante nos convoca y nos llama, para que conquistemos a los compatriotas venezolanos que pudieran estar confundidos.

Como lo he dicho en distintas oportunidades, yo reconozco el trabajo emblemático que, durante todos estos diez (10) años de revolución han venido haciendo…a pesar de sus cuantos que jode escuálidos que hay y existen…en el I.N.C.E.S, incluso, he llegado a hacerle reconocimiento a las personas que he creído menester reconocerle su valiosa labor para con el proceso, entre los que se cuentan, algunas que no son afectos a este proceso, mas sin embargo, ejercen sus funciones como funcionarios públicos, y no, como activistas políticos, y eso, aunque no lo queramos reconocer, por parte de nuestro adversarios, es un gran gesto, es decir, muchos de los empleados y funcionarios públicos, escuálidos, solo son eso funcionarios públicos y no activistas políticos, eso, es al menos lo que este humilde servidor percibe de acuerdo a los hechos que he vivido, porque nadie me lo ha contado.

Pero, ahora ha resultado que, de un tiempo a esta parte, y con la llegada de nuestra camarada ministra ERIKA FARIAS, las cosas han tomado un rumbo muy distinto al que se presume debería tomar este proceso.

OJO: Yo no estoy diciendo que ella tenga la culpa, pero ¡coño! ¿Quién pone en los cargos a esos funcionarios?

Sé que de las cosas que diga en este momento, va a depender mucho el rumbo que tome el caso que voy a referir, resulta que, no se a ¿Quién CARAJO? Se le ocurrió, hacer unas transformaciones, dentro de la estructura ORGANIZATIVA de esa institución, me refiero al INCES, es decir, al Instituto de Capacitación Educativa Social, que, más que transformar, lo que hizo fue desconfigurar, porque, en lo que se refiere a materia de seguridad y personal de recepción, es decir, las personas que se encargan de brindarles, información y darle una buena bienvenida a los visitantes de la misma, han tenido el mal tino de colocar, a un servicio de cooperativistas que, solo les sirve la calcificación de cooperativistas, porque, de saber prestar el servicio, para el cual fueron contratados, me parece que se les ha quedado la educación en los pagos de quinces y últimos, o sea ERIKA FARIAS, de yo ser tu, vería con mucha atención, las cosas que están dejando de hacer, algunos componentes de esa cooperativa, ya que muchas de esas personas tratan, de malas maneras a los que por casualidad, tenemos el infortunio de caer en sus garras, es decir, no son todos los integrantes de esa cooperativa, pero como dicen en mi barrio “Pagan justos por pecadores".

Espero, algún día poder llegar nuevamente a la recepción del INCES y recibir el “buenos días” tan amable que otrora recibía o tener la información precisa, para cuando mis confusiones y desorientaciones que por el desconocimientos padecía, y era guiado de manera amable y amigable. Las cosas, si, han cambiado, pero no, para lo que queríamos o nos imaginamos que eran los cambios que se requerían, pero camarada ERIKA FARIAS, estamos a tiempo de hacer los cambios sin dañar las estructuras que conforman el edificio y el núcleo fundamental de la patria su gente o como comúnmente lo llamamos EL PUEBLO.


CHAVEZ, es camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución


cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2284 veces.



Jesús Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: