Los estilos de vida y las transnacionales

Muchas veces nos hemos preguntado: ¿Qué produce los cambios de los estilos de vida en la Gente?  

Me permitiré  responder lo que mi experiencia y conocimiento en materia de mercadeo da origen a esta situación: 

  Cuando vemos el concurso de Miss Venezuela, muchos venezolanos y sobre todo los que manejan el poder mediático expresan que ellas son las mujeres más linda de Venezuela, ante ésta afirmación debemos preguntarnos: ¿Cuánto es el porcentaje de mujeres venezolanas que miden más de 1,75 metros? ¿Cuántas pesan con esa estatura menos de 50 kilogramos? La repuestas es muy sencilla, no llega a un 15% de las mujeres venezolanas con este perfil; las demás son totalmente diferente (más lindas aún) y si respetamos ese axioma que expresa que la mayoría es la parte representativa de una población, podemos afirmar que la mujer que nos representa en el Miss Universo no constituye el gentilicio de la mujer venezolana. Aquí podemos ver la primera estrategia para establecer modelos de estilos de vida; nuestras mujeres empiezan a ser dietas, a operarse, a vestirse de la misma manera que las misses aunque su estructura física discrepe enormemente con la ropa que usa y en vez de resaltar su belleza natural ocurra todo lo contrario; en fin empezamos a ver a una mujer que se convierte en prisionera de un estilo de vida que jamás podrá representar; pero que en su mundo perceptivo interior creado por este orden mediático, ella siente que forma parte de este selecto grupo de mujeres; por supuesto esto se convierte en una pesadilla a lo largo de su vida, cuando ella descubre que su perfil estructural está muy pero muy alejado de una realidad  que se vende como lo que es la mujer perfecta, pese a que para muchos hombres es todo lo contrario.

 Otra forma de construir estilo de vida es a través de la meca del cine y las series de televisión que se diseñan y estructuran en Hollywood; la mayoría de estas películas no obedecen a la casualidad o creatividad de sus directores o productores; éstas deben encontrar financiamiento y es aquí donde entran en juego las empresas trasnacionales; son estas empresas que dictan la pauta en el mundo del cine y las series televisivas; son éstas estrategias comunicacionales a las cuales le dedicamos largo tiempo de nuestra vida, las que a través de los procesos emocionales empiezan a invadir nuestra mente y a crear necesidades psicosociales que se anteponen en muchos casos a los proceso racionales del individuo; sobre todo en nuestros niños.  

  Decir que las necesidades son innatas y su creación es materia divina es una gran mentira; las necesidades psicosociales nacen en los centros de creación y difusión de los medios mediáticos, bajo la tutela de las grandes transaccionales y su influencia es tal que ellas moldean la forma de satisfacer las necesidades fisiológicas del individuo; es tanto su influencia que podemos ver niños que a pesar de tener hambre son renuentes a comer un tipo de alimento ya que éste no va acorde a su estilo de vida; lo más triste es que esto se ve con mayor énfasis en los adultos quienes a pesar de tener un proceso racional con mayor formación sucumben como zombis a estos estilos de vidas impuestos, pese a que en un gran porcentaje son los causantes de la inconformidad ante la vida que ello sienten; manifestando su frustraciones en sus comportamientos muchas veces agresivos y que busca encontrar en otros el culpable de sus desgracias (Chávez y su comunismo). 

  Como nuestras empresas pueden competir con este gran devorador de conciencias de hombre que marca las pautas de lo que se debe tener o no tener, de lo que debemos comer o no comer, como debemos vestir, como debemos comportarnos y que debemos hacer para ser considerado por el mundo capitalista un personaje exitoso que hasta la iglesia les rinde culto; ante esta jauría se enfrentan nuestras empresas socialistas, ya muchas de ellas a lo largo de la historia han caído ante este gran enemigo. Nuestro mundo está a los pies de este gran manipulador y Venezuela no escapa a esta amenaza, es por eso que se hace necesario saber combatir a este monstruo manipulador de mentes, que es el gran enemigo de la madre tierra y principal causante de tanta guerra y división en el mundo. Se hace necesario en primer lugar poner en marcha una gran creatividad  para poder llegar y penetrar en la mente de los venezolanos y de otros compatriotas que viven a lo largo de este continente,  en segundo lugar y no menos importante surge la aplicación del conocimiento, con el objetivo de anteponer la sensatez sobre la manipulación emocional, logrando que los individuos por su voluntad tomen decisiones basadas en el bien colectivo, en el respeto por ellos mismos y la madre tierra.  

  La televisión fue un gran descubrimiento para el mundo y su fin recreativo no se puede negar, su uso puede ser orientado para construir o para destruir; así mismo ocurre con la energía atómica. El socialismo debe servir para la creación y difusión de conocimientos para ser usados en el bien común y no para la construcción de imperios donde lo espiritual se anteponga a lo material, donde el bien de todos los que habitan este mundo sea la razón de ser y la madre naturaleza creadora de las cosas más bellas del mundo pueda existir toda una eternidad. 

henryantonioc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1380 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: