Como les dolió Al Sur de la Frontera

Aunque parezca mentira, les dolió terriblemente el tema del filme de Oliver Stone, Al Sur de la Frontera, no terminan de sacarse el golpe, parece que el despecho es tal que su veneno corre por todos lados y es precisamente el tema, los protagonistas del mismo y el contexto donde se desenvuelve el filme que demuestra lo esencial de este genial proceso de insurrección de los pueblos Latinoamericanos; el recibimiento hecho a Chávez por los asistentes al evento de Venecia, su espontaneidad y naturalidad que le permite crear un vínculo con cualquier público sin necesidad de recurrir a poses ni subterfugios publicitarios, dejó a la burguesía nuestra medio grogui; Chávez es Chávez y tal cual es se comporta aquí, en Japón, en la China y donde llegue, por eso su sinceridad desborda. ¡Eso les duele y mucho!, sobretodo porque la expectativa mundial creada en torno al proyecto que encarna Chávez ya no soporta las morisquetas de los payasos de los medios opositores que siempre estarán "sangrando por la herida" e intentando desvirtuar a un personaje que trasciende lo cotidiano para convertir su mensaje en motivo de interés universal debido a la profundidad de la propuesta y el carácter humanista con que se hace. La atracción de Chávez no solo se limita al ámbito político, ahora, Oliver Stone es "un consumado izquierdista", poco les falta para convertirlo en ficha de alguna célula de hezbolá o lugarteniente de Bin Laden.

Desde los medios impresos, la radio y la TV, la campaña contra Chávez es bestial, no le perdonan su éxito… ¡Cuánto racismo existe en todo esto!; luego que intentan montar un ridículo show con "la campaña mundial" contra Chávez, ahora escurren el bulto cuando se hace evidente la presencia del presidente en cualquier escenario mundial. Las descalificaciones no dejan por fuera a Stone ni a ningún otro que muestre simpatías por Chávez; no obstante, a pesar del odio de la burguesía criolla contra Chávez no les queda otra cosa que admitir el carácter universal del liderazgo del presidente, en la realidad no les queda más nada, eso acrecienta su odio fascista contra todo lo que represente progreso para el pueblo y cambio de sistema, es la envidia capitalista sembrada hasta los tuétanos.

La derecha nuestra y sus "analistas" son tan estúpidos que pretenden ridiculizar la visita de Chávez a Turkmenistán, en un vendaval de señalamientos sin son ni ton, dicen que se trata de "un país desconocido, jamás visitado por presidente Latinoamericano alguno", lo que no dicen es que también, al igual que misterioso país, enigmático y poco conocido se trata de una de las más grandes potencias gasíferas del universo y por si no lo recuerdan, Venezuela está dentro de los principales países con potencial gasífero del universo. En la mente obtusa de la derecha no cabe lo que simplemente se trata de una estrategia dirigida hacia el impulso hacia un mundo pluripolar. Pro eso es que "no dan pie con bola" cuando se trata de atacar a Chávez, son tan endebles sus argumentos que no resisten ni el más simple de los análisis.

Otro de los puntos de ataque son los referentes a los gastos de movilización del presidente; la estúpida derecha nuestra es de los que pretenden que Chávez ande por el mundo pidiendo cola, se busque el hotel más barato del sitio donde llega y que ande solo... ¡yo te aviso chirulí! mucho menos cuando los planes de magnicidio de la derecha fascista siguen vigentes.

Asimismo las críticas vedadas en relación "al costo del filme" de Stone, por supuesto, lo que falta es que digan que Chávez financió la serie Pelotón. Lo cierto de todo es que justamente la película "AL SUR DE LA FRONTERA" no es producto de algún frívolo capricho de las cumbres del poder, la película, por lo poco que he visto recoge lo que está ocurriendo en América Latina y donde justamente se está produciendo el epicentro de una gran revolución universal y en el ojo del huracán está el sambo de Sabaneta...como el mismo diría "quien me quita lo bailao". Por otra parte la película se adelanta a lo que es inevitable, el despertar de los pueblos que trasciende todas las aldeanas mezquindades para erigirse como la esperanza de la humanidad en un mundo cada vez más inhóspito producto de la voracidad del sistema capitalista. En el capitalismo es imposible salvar a la humanidad, solo en el socialismo será posible y ojala no comprendamos demasiado tarde que la derrota del sistema capitalista ya se trata de, incluso, la lucha por la supervivencia de la especie humana.

La alfombra roja de Viena no había sido tan criticada quizás como esta vez, los propios periodistas europeos reconocen "el sabor a Chávez aún en el ambiente", luego del extraordinario recibimiento; el solo hecho de que haya sido llevado a la pantalla un filme que recoja nuestras luchas por un director de la categoría de Oliver Stone y su equipo, la rebelión de los pueblos demuestra: Primero la visión del director estadounidense y segundo que lo de estos pueblos levantiscos ya no se trata de un simple "sarampión" se trata que estamos en la búsqueda del camino y esa búsqueda tiene que estar estrictamente ligada al quehacer cotidiano de los pueblos y sus líderes...quien "le quita lo bailao" a Chávez pues, aunque la burguesía se muerda…lo que quieran...


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3239 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor